sábado, 20 de julio de 2013

Déjame fluir hacia ti.




El universo se trasforma cada instante.
No mantiene un curso o derrotero que límite.
Es infinita su grandeza en el firmamento.
Me pierdo en mi plegarias al ocaso.

Así es la vida, que se mueve cada segundo, cada momento.
Así son las acciones que se transforman y cambian de sendero en el tiempo correcto.

Los caminos trillados del constante ya no logran hacer volver tu vista a mis ojos.
Mi voz te pasa desapercibida ante tanto ruido subconsciente.
No escuchas mis latidos presurosos y tímidos.

Mis letras se marchitan con el tiempo. 
Soy obsoleto por un insistir constante.
Es por eso que tengo que cambiar de derrotero definido.
Antes de que desaparezca para ti por completo.
Y tenga que empezar de nuevo como una gota de agua que cae entre las rocas y que con su humedad da vida a un humilde trébol .

El universo se trasforma cada instante.
No me deja fluir hacia ti como en los viejos tiempos.
Es por eso que debo cambiar como las nubes cambian con el viento del norte.
Y debo volver como las nubes que se renuevan en los cielos.
Debo volver para que no te olvides que en el pasado yo estaba en tus grandes momentos. 

Quiero volver a fluir en tus voces ocultas, en tus sueños que no se apagan. En tus noches interminable mente largas.

El universo se trasforma cada instante.
Es por eso que debes cambiar, para volver a dormir y soñar plenamente. 
Debes volver a soñar por largas horas y dejar trascurrir muchas historias.
Y al despertar en esa fría mañana.
Imaginare tu sonrisa al techo o a la ventana.
Porque tus sueños fueron nuevamente encantadores y dulces.

El universo se trasforma cada instante.
Debo fluir hacia ti con un sol renovado.
Antes que el universo se trasforme nuevamente
Y tenga que fluir.

Poesía 
Miguel Adame Vázquez.
20/07/2013.

sábado, 6 de julio de 2013

La herida que cicatrizo en la oscuridad.



La herida que cicatrizo en la oscuridad tiene un recuerdo profundo.
Muy pocas veces sale a la luz a tomar aire.

Aunque ya ha pasado mucho tiempo de eso.

Son los recuerdos y los sueños que parecen realidades los que no dejan enterrar el pasado.


Quizá no se tenga que olvidar lo vivido.

Esta ahí porque nada se puede hacer para regresar en el tiempo y borrar lo sucedido.

Se tiene que aprender a vivir con ello.

Y vencer el miedo para no dejar que te acabe de golpe.

El silencio oculto es el peor aliado de las pesadillas que viven no solo en tu pasado.

Tú nunca has tenido la culpa de ello.

Pudo ser cualquiera.


La herida que cicatrizo en la oscuridad tiene un recuerdo profundo.

Nunca decidas vivir en un mundo oculto y triste.

Sal a la luz y supera el pasado.

Muchos senderos te enseñarán a caminar cada vez menos despacio.

Y volverá la luz a tus ojos y la sonrisa a un rostro radiante.


Depende de ti y sólo de ti salir adelante.

Siempre ha sido así.


Solo que ahora muchas luces estarán a tu lado

Si tú decides que la herida cicatrice muy lejos de la oscuridad.

Sólo depende de ti.


PoesíaMiguel Adame Vázquez.
07 de Julio de 2013.

En tu magnífico esplendor.


Como agradecer los instantes vividos.La protección que me otorgas. Y que siempre he tenido.
A pesar de que muchas veces lo disimulo y lo ignoro como si no me diera cuenta de ello.
Que siempre me has protegido. 
Como recuperar esa fe perdida 
Que mi sangre y mi carne muy constantemente me recuerda y que no me da por perdido.
Como volver la vista  al universo y buscar tus respuestas.
Si fueron ya muchos ayeres cuando te tuve conmigo.
Como volver a ser tu amigo como cuando tenía quince años.
O dirigir mis plegarias con la vista hacia el suelo.
Ya ha pasado mucho tiempo desde que de tu templo yo dirigía la enseñanza.
Nunca he olvidado lo que desde niño he aprendido de ti y tus creaciones.
Lo práctico a diario porque mi padre me lo enseño muy bien con su ejemplo.
Nunca he sido perfecto como mi padre lo era.
El me enseño que la mejor manera de sentirse amado es amar sin esperar nada a cambio.
Una canción muy trillada para el tiempo en que vivimos.
Si el mundo lo hiciera no existiría tanto llanto.
Como agradece que una vez más mantuviste mi vida y mi suspiro intacto.
Quiero pensar que es porque tengo un motivo trazado.
Te agradezco mis suspiros porque siguen pasando los años.
Y sigo viendo crecer a mi hija feliz a mi lado.
Algún día nos volveremos a ver.Aunque tu siempre has estado a mi lado.

Poesía 
Miguel Adame Vázquez.
07 de Julio de 2013.