sábado, 29 de abril de 2017

Poetas muertos.


Poetas muertos.
Nunca serán un montón de cenizas fértiles con las que los demás sembraron sus recuerdos. 
Sus versos siempre volarán como historias de un pasado que siguió viviendo en cada una de sus letras que tanto amaron.
Ellos marcaron mi camino eternamente.

Fueron como esa voz que nadie escucha.
Pero que en su silencio se llena de momentos.
Nada sería de mí sin la ilusión de sus noches eternas.
Donde escribieron lo que a la mayoría solo quiere vivir en silencio.

No les importó el holocausto de una noche que nunca se apaga.
Nunca quisieron ser vendedores de historias.
Solo querían con su voz trascender por el universo.
Nunca les creyeron que fuera solo eso.

Los otros quisieron poner grilletes a sus palabras convertidas en poemas.
Querían que muriera su verso en el olvido.
Una y otra intentaron con el dolor y el amor borrar su pasado.
Pero todos sus intentos finalmente fracasaron.

El poema vivió.
Y como un remedio infalible su don nuevamente se fue esparciendo.
Un poema nunca morirá en nuestro recuerdo.
Tal vez su carne solo será un montón de polvo esparcido en un lugar muy lejano.

Pero sus lirios sobrevivirán al implacable tiempo.
Y su pluma seguirá fluyendo.
El poeta es un sobreviviente que perpetúa nuestro amor en cada letra que sufre por querer salir.
Un poeta no es más que un grito desgarrador de melancolía.

Poetas muertos que nunca morirán en los recuerdos.
Porque la poesía es solamente vida y la poesía vive y ama en ti.

Poesía 
Miguel Adame Vázquez.
29/04/2017.


viernes, 28 de abril de 2017

Cada vez menos


Cada vez me alcanza menos la noche en sus silencios.
Ya no me importa mucho imaginar en mis sueños profundos una historia que nunca viviré. 

Cada vez me quedan menos palabras y más letras por escribir.
Solo quisiera poder plasmar el porvenir de mis sentimientos que han decidido pasar del colapso de la mentira al privilegio de vivir.

Cada vez es menos la paciencia que se conforma con mis textos tan largos.
Pues es para ella muy incómodo que pase toda una vida tratando de hacer solo cosas buenas.

Cada vez menos puedo conservar ese grado inquieto de ingenio.
Porque todos esos talentos que hicieron cosas gigantes, ahora son simplemente diminutos recuerdos.

Cada vez menos prefiero mirarme a los ojos en el reflejo de un espejo sin decirme absolutamente nada.
Muchas de esas veces ya no recuerdo a mi pasado viviendo las ausencias borradas de mi ser.

Cada vez más prefiero huir que seguir caminando a toda prisa. 
Y habitar el espacio de la calma y la contemplación.

Cada vez más siento que en mi día ya no me sobra nada.
Y es entonces cuando el cansancio atina a seguir imaginando sin querer detenerse para contemplar esos pequeños momentos. 

Cada vez me importa más el saber que tengo el poder de gastar el tiempo valioso que tengo.
Es por eso que nunca dejaré de amar el poder respirar el aroma de esa flor de naranjo que en el ocaso se terminará por marchitar.

Poesía 
Miguel Adame Vázquez.
28/04/2017.

jueves, 27 de abril de 2017

Que no te atrapen los suspiros.


Los suspiros me atraparon en la cercanía de un día oscuro y amargo.
Y ahí mis ojos no se atrevieron a cerrarse por el cansancio de una noche tibia.
Lo hicieron porque quisieron ayudarme a reconstruir mi memoria ante lo maltrecha que es la vida.

Es ahí en donde me detengo en una solemne pausa.
Como queriendo detener en un momento toda mi vida.
Descubro que no es tan malo el juntar unas cuantas décadas en el conteo fugaz de tus manos.
Nunca será afanoso el solo querer colorear de juventudes tu cabello canoso. 

Qué importa que al correr, ahora el corazón se agite como cuando por primera vez amaste y tenías veinte.
Lo que más vale la pena ahora es que el baúl de recuerdos está repleto de momentos.

Tal vez algunos fueron pesadillas que atravesaron tu amor dejando cicatrices profundas. 
Pero estoy seguro que la mayoría de ellos fueron momentos irrepetibles y grandiosos. 
Esos hermosos recuerdos siempre serán un hermoso regalo envuelto en travesuras fantásticas.

Nunca más supe más de ti.
Si en algún momento realmente pudiste conquistar al mundo con tu sonrisa.
O si solo terminaste dando tumbos y vagando 
por los callejones miserables de las desdichas.

Yo aquí seguiré, regordete, porque así se me antoja por ahora vivir mi vida. 
Disfrutando amarme por siempre.
Con el mejor ingenio, inventando cómo hacerle para poder tenerte.
Y no tener que morir en el aburrimiento solemne de una vida triste atrapa en los suspiros de un día amargo y triste.

Poesía 
Miguel Adame Vázquez.
27/04/2017.





miércoles, 26 de abril de 2017

Cuando escucho tu voz.



Cuando escucho tu voz 
No puedo llegar a comprender por qué no muestras duda ante toda la oscuridad que te acecha.
En cada una de tus palabras solo veo paz y dicha.
Aún sabiendo cuanto es lo que has sufrido por todos estos amargos años.

No puedo contener el corazón que se desborda. 
No puedo evitar derramar ese par de lágrimas que anuncian que vive una tormenta de dolor por ti en mis adentros.
Ahora más que nunca estoy convencido que se podría ocultar el sol en nuestro día 
Y tú nunca renunciarías a esa esencia que te hizo ser simplemente como debe ser.
Podrá pasar el tren de la vida a toda prisa por la estación de nuestra calma
Y tú seguirías tan firme como la última vez que te vi.

Tú fuerza seguirá siendo un refugio descomunal a todos los miedos que petrifican mis ganas de seguir.
Mis manos temblorosas no podrán seguir ocultando lo desquiciada que es mi memoria al tener que pensar en la impotencia que invade a mi luz desde que tú ya no estás.

Solo atinó a tomarte en mis brazos.
Y sentir el poco calor de vida discurrir por todos mis recuerdos sagrados.
Solo atinó a tener miedo de dormir y despertar sin vtu sonrisa que todo lo soluciona con un tierno beso.

Cuando escucho tu voz 
Solo sé que quisiera poder seguir siendo tan feliz como lo he sido hasta ahora.
Nunca olvidaré el momento mágico en el cual te conocí.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
26/04/2017.

martes, 25 de abril de 2017

Todos soñamos con volar.


Todos soñamos con volar.
Desde la estela de fuego guaraní hasta las planicies náhuatl de mis ojos.
Todos deseamos fluir por los torrentes mayas de la vida.
Porque ninguna gota de agua es suficiente para apaciguar el fuego viviente que equilibra nuestro entero ser.

Todos deseamos soñar.
Y bajo la guía del viento quechua respirar los mismos deseos.
Poder disfrutar de las cosas buenas de la vida.
Como un sol que se oculta glorioso bajo la brisa de un mar celestial.

Todos queremos vivir.
Y poder contemplar a las estrellas que son infinitas.
Una a una hasta que todas escuchen la gloria del canto nocturno del ruiseñor.

Todos queremos respirar.
Y sentir a una tierra que es grandiosa.
Que siempre nos entrega todo a todos.
Sin hacer distinciones por los colores.
Y vivir muy contentos por lo poco que tal vez hemos podido regresar al eterno ciclo de vivir.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
25/04/2017.

http://poesiasmigueladame.blogspot.com/2017/04/todos-sonamos-con-volar.html


"Todos soñamos con volar", un poema de MiguelAdame http://poemame.com/story/todos-sonamos-volar

lunes, 24 de abril de 2017

Guaraní tata



Mi abuelo cantaba Ayvu Rapyta desde el sur donde nació.
Siempre la tierra negra temblaba cada vez que cobraba vida el volcán de su amor.
Era energía y nobleza, guaraní tata del mismísimo centro de un corazón gigante.
La armonía de la palabra era el mejor fundamento para poder vencer a los tiempos oscuros.
Esos que te agotan la energía y te roban el calor del mismo cuerpo.

Hoy vivo seguro junto al fuego nuevo.
Lo he escuchado crujir en sus lamentos.
Ya no me preocupa su fría osadía.
Soy paciente porque estoy seguro de que pronto el calor se quedara dormido
Y tendré que avivar el tizón para vencer a la ceniza oscura que marchita.

Mi abuelo tenía el fuego de vida.
Nos lo heredó con el don de la palabra ancestral.
Con ese fuego seguiremos derrotando al frío de invierno.
Ese que congela a todos los sueños.
Guaraní tata es lo que quiero.


Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
24/04/2017.


domingo, 23 de abril de 2017

Quechua wayra



El viento sopló fuertemente y cada una de mis emociones detuvieron su paso.
Solo el viento será capaz de detenerse y acariciar a todas mis palabras inquietas y enfermas. 
El viento inca en su sigilo llevará a descansar a mis recuerdos.
Solo él podrá liberar de su prisión a el cóndor que quiere volar en lo más alto de sus hermosas montañas.

El cóndor siempre confía que con sus alas grandiosas podrá nuevamente emprender el vuelo.
Quisiera ser como el cóndor y poder respirar lentamente hasta llenar todo mi pecho de aire y apaciguar mis recuerdos.
Solo el viento es quien siempre resiste la caída de un sol que cae a plomo sobre mi cuerpo.
Es el viento quien nuevamente dará a mis oídos el abrazo cálido y completo que necesitan todos mis sentimientos.

Yo contemplaré como el ave en las alturas a cada uno de mis sueños.
El Quechua wayra será más que un suspiro de calma a todos mis adentros.
El Quechua wayra cantará, estaré alegre bajo la llanura en el horizonte.
Me sentaré a esperar paciente con la emoción del cóndor a esperar la paz 


Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
23/04/2017.

sábado, 22 de abril de 2017

Maya ja'


Bajo una tenue neblina en donde la luna se esconde.
Es el agua de vida que se asoma con los primeros rayos de un sol incipiente.
Sin el agua copiosa de los torrentes que pasan estruendosos sobre las plantas silvestres de los sueños.
Los riscos silenciaron su único canto.

Cómo no amar a esa pequeña ave de colores furtivos que bebe de las cascadas del mismísimo manantial que emerge cristalino de las profundas entrañas de la tierra maya.
A veces solo son los ríos que llevan el agua que baña a todos mis sueños de ilusiones. 
Y a borbollones nace en mi corazón la frescura de su eterno encanto.
Es en el agua en donde mi rostro se refleja y me dice claramente quién seré hoy por cada uno de todos mis sueños.

Lloverá en un cielo que quiere estar despejado del llanto del relámpago de una noche oscura.
Maya ja' es la cascada de mi vida.
Es el agua que circula por mis poesías limpiándose de todas las impurezas de un corazón que quiere seguir viviendo el canto del arroyo en su corazón.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
23/04/2017.

Sueños.




No temo a la muerte.
Porque esa es la única cosa segura de la propia vida.
Tengo miedo a rendirme y no tener el coraje de seguir a el sueño que me escogió a mí.

No quiero llegar al final de mi vida y darme cuenta de que nunca viví realmente.
Que nunca luche verdaderamente con toda la fuerza para conseguir mis sueños.
Que desperdicie mi don al trabajar día y noche sin descanso en lo único que no verdaderamente amo.

Quiero aferrarme a mis poesías y huir de la duda que me ancla al pasado. 
Quiero intentarlo una vez más a pesar de los constantes fracasos.
Porque vale la pena volver a intentarlo.

Yo no escogí a mi sueño, el me escogió a mí.
Quiero vivirlo para contarlo.
Y no arrepentirme en un futuro por lo que no fui.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
23/04/2017.






Nahua'tlali


Mi tierra es un jade hermoso que fortalece a mi fuerza para vivir una vida plena y gloriosa.
Mi tierra es más que el propio oro de las mismísimas entrañas más profundas de mi corazón. 
Ni las plumas azules del quetzal podrán sustituir a la tierra negra que pisan mis pies descalzos.
Ella me da la fuerza guerrera del vuelo del águila.

Tierra y sol con lagos de colores en donde el sonido de las flores me recitan el trino de las aves que vuelan.
Solo las hojas movidas por el viento amable podrán sustituir el revoloteo de la mariposa abriendo sus alas al viento. 
Todos soñamos con el vuelo del águila.
La tierra es mi fuerza azteca que al sonido de los tambores deleita a mi canto glorioso al Nahua'tlali de mi corazón.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
22/04/2017.

viernes, 21 de abril de 2017

Aún a la distancia



Me castiga ser inevitable.
Y así llenar de nostalgia el sentido de urgencia en el cual se encuentra mi calma.
Y es que no puedo evitarlo.
Mis sentimientos llegan fortuitos cada vez que mi esencia arropa un pensamiento que se quiere alejar del sufrimiento que solo nos mata.

Yo sé leer tu esencia aún a la distancia de un cosmos en el cual simplemente voy como si nada navegando.
Es muy sencillo poder descifrar cada palabra que con mucho cuidado escribiste en tu vida.
Porque siento cada dolor que se derrama de tus ojos aún hinchados por estar siempre despiertos.
Yo puedo ver tu sufrimiento eterno y agrietado por un orgullo del tiempo.

Nunca debió escribirse así esta historia.
Merecía ser otra oportunidad.
Otro camino que supiera vivir sin la nostalgia.
Sin la soledad que poco a poco va deshidratando a todas tus fuerzas que aún te quedan para por vivir.

Tengo miedo de que tu poema termine degradando a todos tus soles y estrellas.
Y que solo quede de ti un montón de estrofas dolorosas de un amor no correspondido.
Tengo miedo de no poder juntar nuevamente cada pedacito de tu propio rompecabezas.
No te castigues por tener esa sensación extraña e inevitable de un corazón triste que solo llora por ti.

Aún a la distancia 

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
21/04/2017.



jueves, 20 de abril de 2017

Desde que tengo memoria.



Desde que tengo memoria.
Siempre ha existido el profundo rumor cotidiano del que todo lo conspira.
Ese incomodo ruido que genera los alardes de las voces que creen poder decirlo todo, pero que son un montón de palabras vacías.
Solo son como un torrente de pensamientos que nunca llegarán a recorrer los senderos armoniosos de un campo verde y fértil por su bondad.
Solo son observadores pasivos que guardan silencio al ver completar el ciclo del acosador.

Desde que tengo memoria.
He escuchado la melodía que afina a mis palabras que aman escribir lo más dulce y bello de este mundo que nos tocó vivir.
Es triste saber que somos muy pocos los que podemos llegar a captar la inmediatez de las cosas sencillas.
Como un simple paseo con la soledad caminando a tu lado.
Sin el egoísmo inmaduro de todos los que siempre te hieren.
Que van despreciando a los sentimientos puros de aquella emoción de los que se ponen en los zapatos de los otros y les tienden una mano.

Desde que tengo memoria.
Siempre he admirado a quienes ayudan a otros a sobrevivir entre las tinieblas de una ansiedad que enferma.
Nunca les ha importado compartir las cosas que no tienen con los que sufren. 
A ellos nadie les podrá manipular su iniciativa.
Su amor prosigue a pesar de terminar siempre como víctimas de los cuervos maliciosos que desean devorar sus despojos.

Desde que tengo memoria.
Suelo refugiarme en esas cuatro letras que tanto amo.
Ellas siempre me darán la oportunidad de sentir un poco de calor en un mundo frívolo y presuntuoso que todo lo arruina.
Un mundo en donde solo seguiré intentando recordar aquellos momentos agradables que la dignidad humana dejo de amar desde que tengo memoria.


Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
21/04/2017.





Eres un maestro de la mentira.


Eres un maestro de la mentira.
Un pez que nada según la corriente de las cenizas de sus propias miserias.
No te juzgo.
Tu misión siempre fue sobrevivir encima de las alegrías y tristezas de todos los otros.
Nunca te enseñaron otra cosa cuando eras infante.
Pues el hambre no tiene nombre ni apellido.

Ahora sé por qué disfrutas cuando todo mundo me maltrata.
Tú ego crece y se regocija por el genocidio de mi esperanza.
Esa es la condición de tu único refugio.
Sentir que vence tu poder narcisista encima del débil de espíritu.

Pero te equivocas nuevamente.
Siempre seré para ti un león en piel de oveja. 
Un león que te devorará en un descuido.
Porque mis miedos se convirtieron en mis mejores fortalezas.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
21/04/2017.

miércoles, 19 de abril de 2017

Decídelo



Lo he decidido, ya no es tiempo de paños de agua fría. 
Saldré de la nube que posterga a mi conciencia.
Trascendere con los elementos que me entregan el verdadero cambio por mi pérdida.
Dejaré de huir por el suspiro que llega con la idea de un sacrificio que no espera.

Lo he decidido, el peligro por mantenerme quieto pueden llevar a la extinción de mis ideas que en el pasado forjaron mi fuerza.
Quiero encontrar la salida a la certidumbre esquivando los peligros de una emoción que está llena de miedo.
Lo he decidido, quiero generar la emoción de mi diálogo interno porque nada suple el pensar de uno mismo.
Quiero volver a ver una vez más el reflejo de mis ojos en la alegría de una sonrisa sincera.

El amor no es fortuito, tampoco es una ave pasajera.
Se construye poco a poco con el esmero de un cuidado cariñoso.
Lo he decidido, nada detendrá la lucha diaria por un amanecer con un mejor mañana.
Esa es mi historia que nunca se postergó por la aversión de los caprichos más lastimeros de los que quieren decidir por mí.

Lo he decidido, ya no es tiempo de paños de agua fría. 
Decídelo y venceremos de nuevo.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
19/04/2017.


lunes, 17 de abril de 2017

Ni siquiera sabemos si vamos a vivir mañana.


Ni siquiera sabemos si vamos a vivir mañana.
Es tan estéril la esperanza de un futuro incierto 
Que vagamos en nuestros pensamientos creyendo que lo sabemos todo.
Esa es nuestra apuesta para un mundo moribundo.
La libertad del conocimiento heredado por el cúmulo de años que se fueron marchitando uno tras otro.

Yo solo deseo poder dejar una pizca de mi memoria.
Un pedacito de mi corazón hecho estrofa.
Un remedio casero ante la angustia del dolor que es traicionero.
Quiero poder sentir la adrenalina de una mirada segura.
Y seguir construyendo contigo un poco de mi historia.

Ni siquiera sabemos si vamos a vivir mañana.
Es tan inestable el presente que se tambalea con las dudas de otros.
Que muchas veces nos equivocamos al querer hacer la diferencia por los deseos de los demás.

Aunque el mundo entero se colapse en un súbito golpe.
Nunca cambies tu hermosa herencia.
Sigue adelante pensando que la vida es el mejor tesoro que tienes.
Aún en sus peores momentos, siempre será el mejor lugar para vivir tus más grandes sueños.
Hazlo ahora.
Porque ni siquiera sabemos si vamos a vivir mañana.


Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
18/04/2017.






domingo, 16 de abril de 2017

¿Y quien cuidará de ti?



Has llorado casi toda una vida sin saber porqué.
Tú tristeza es como cuando empieza a llegar la noche en tu misma mañana.
Días buenos y días malos son solo parte de una historia prohibida. 
No encontraste o no quisiste encontrar una salida que te condujera a la paz tan anhelada.

Tu vida siempre fue una historia de medias cuartillas.
En donde tus ojos hinchados por no poder dormir fueron una huella imborrable de la desdicha que vive en tu forma de sobrevivir.
Es triste saber que no todos pueden ver la tristeza que se acumula bajo tus hombros cansados.
Pero es más triste saber que solo la ignoran.


Tu hermosa sonrisa ahora es solo una anécdota llena de dolor y melancolía.
Porque siempre deseaste compartir tus sueños con quien tú corazón amaba.
Ese amor era capaz de detener el tiempo con tan solo un abrazo sincero.
Pero el amor voló sin retorno a otro nido.


Quisiste esperarlo sin el sabor de una angustia que deja al corazón detenido.
Pero siempre fue demasiado tarde, porque eras tú y no él quien estaba atada a otro cariño.
Siempre para ti fue mayor el amor de una hija a su madre.
Tal vez solo fue el designio imborrable de los que decían decirse ser tus hermanos.


Tú fuiste la elegida por el favor de su desgracia para cuidar los años que le quedaron de vida.
Lo aceptaste sin reparos, como quien lo desea de buena gana.
Nadie te dijo que quién te otorgó el privilegio de vivir el don de la vida te acompañaría hasta el ocaso de todos los tiempos.
Ahora tu cuerpo ya no resiste más por retener tanto amor guardado solo para otros.

Y como un maleficio tu carne empezó a morir poco a poco.
Esa fue tu respuesta sin ninguna palabra.
Ahora solo te resta preguntarte si morirás antes que tu amada madre.
Ahora solo me pregunto entonces, quién cuidará de ti.



Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
16/04/2017.




viernes, 14 de abril de 2017

La luna es tu fiel testigo.


La luna siempre es un testigo inocuo de la profunda tristeza.
Sabe muy bien cuando alguien trata de disimular su oscuridad plantando alegría con los colores de la vida.
La luna sabe cuando se oculta en las nubes la desdicha.
Porque no existe alguna mirada que arroje a cántaros la lluvia de la misma penuria.

La luna sabe muy bien lo que pasa por los incontables momentos que ha permanecido inmóviles observando.
Sabe que siempre es mejor mantener la integridad que huir despavorido de los problemas.
Los problemas tiemblan por lo frágil que es el tiempo. 
La luna sabe cuál es la mejor elección para vivir sin los rencores que se guardan en la resignación.

La luna siempre escucha a los ruidos del entorno que acechan como un desafío cada vez que se pierde el quicio.
La luna seguirá ahí, a veces tan invisible que parecerá como si realmente supiera cuál es el verdadero secreto del ciclo de la vida. 
La luna sabe que no te debes de tomar todo en muy serio.
La luna sabe que los problemas seguirán ahí cayendo como un granizo de cólera enfermiza todo el tiempo.

La luna nunca cambiara ni un milímetro el derrotero de tus manos cuando ellas tocan el suelo.
Tendrás que levantarte tú mismo del error sin la ayuda de la luz que alumbre en luna llena.
La luna sabe que la eterna juventud no existe más que en el recuerdo moribundo de este mundo.
Diviértete en cada minuto que te otorgue la vida porque es un regalo al corazón de tu familia.

La luna sabe que mi descanso llegará con la sabiduría de amar un buen deseo que sueña en derrotar a todos los delirios.
La luna sabe que el cansancio no volverá a lastimar tu amor con un recuerdo fugaz y lejano.
No muestres más tu tristeza, nada vale la pena más que solo un par de lágrimas.
No te des por vencido, la luna sabe que en el fondo de tu corazón vibrará la paz que tanto necesitas.


Poesía 
Miguel Adame Vázquez.
15/04/2017.




jueves, 13 de abril de 2017

Tú infidelidad



No te importo herir a las personas que llevan tu nombre y lo consideran como lo más sagrado.
Infiltraste de mentiras al amor que te había entregado.
Los años pasaron rápido hasta que las verdaderas grietas de tu cuerpo mostraron el control de daños.
Fue más fácil para ti desaparecer solamente olvidándolo.

No debería haber sido para ti tan sencillo como cerrar los ojos a la realidad.
Pero nuestra vida juntos solo fue para ti una película mala.
En donde te pudiste salir porque no soportaste no valer nada.
La mentira y el engaño son palabras que se unen con el dolor más grande de una desolación por el tiempo perdido que paulatinamente ya no existe y a ti no te importo nada de eso.
Ni la luna llena en su magnífico esplendor fue capaz de poder detenerte con su paso.
Huiste como un cobarde desdibujo de un cariño que en el pasado sembraste.
Para ti fue más fácil decir que eras una víctima, cuando solo siempre fuiste un falso impostor.
Dejaste el amor verdadero cuando la muerte llegó a mí vida con un rebozo lleno de enfermedades, esas que te van matando lentamente.
¿Que mentira le diré ahora para justificarte a los que fueron alguna vez tus hijos?
¿Cómo fingiré alegría si el dolor es ahora ya mi único compañero de vida?
¿Cómo podré seguir creando historias de aventura en donde tú ya no eres el héroe profano?
Simplemente abandonaste un corazón cuando más necesitaba ser amado.

Te fuiste a vivir otra historia porque siempre has sido libre, pero la libertad no es infidelidad.
Tú madre nunca te enseñó a renunciar a la fe y abandonar el barco.
Infiltradas fueron tus palabras cuando decías te amo.
ahora eres un infiel mundano.

Poesía 
Miguel Adame Vázquez.
14/04/2017.

El pesimista


Tú voz me dice que soy un pesimista.
Pensándolo un poco ya no recuerdo cuándo fue que deje de confiar en el fruto de mis obras.
Cuándo fue la última vez que confíe en un sueño que termine guardándolo en el cajón de los recuerdos.
Esos sucesos que te llenan de satisfacción por haberlos simplemente logrado.

Me indigna saber que siempre al final de una oración espontánea hablará la palabra y diré NO.
Siempre al fondo, vez tras vez al final de cada idea inconclusa.
Como un modismo imposible de olvidar por el mismísimo subconsciente.
¿Qué es ser un pesimista?

Tal vez solo sea un estado negativo ante todos los sucesos de la vida.
Una defensa ante el fracaso, una excusa para todo evitarlo.
Pesimista por no esperar nada nuevo bajo la sombra de un naranjo.
Vivir sin que nada absolutamente te sorprenda porque todo ya te ha pasado.

Negativo es dudar que merezco lograrlo.
Porque es así simplemente fácil y todo debe de ser así de sencillo, como lo es el respirar a diario.
No recuerdo en donde aprendí a ser un pesimista.
No recuerdo cómo logré respirar e inhalarlo.
O si fue en una comida o en un regalo.

Tal vez no lo aprendí.
Posiblemente lo heredé del viento infame que se esparce como virus en nuestro sueños que sobreviven sin pensarlo.
A veces solo espero a que todo salga mal aún sabiendo que es una antesala de que todo siempre saldrá bien.
Porque la oscuridad es solo un antifaz por la falta de luz.
Es automático, sistemático y autómata la infelicidad infringida por un deseo desconfiado.

La realidad puede ser pesimista.
El futuro un objetivo que camina siempre de prisa.
El presente puede ser un mar de historias sin control de daños.
Un rayón en la repisa.

Una palabra que prefiere ser solo una pregunta.
Tal vez solo sea un pesimista empedernido.
Una negación en el amanecer de un ocaso.
Que simplemente todo siempre lo ha logrado.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
14/04/2017.





miércoles, 12 de abril de 2017

Guarda silencio y escucha.



No quiero guardar silencio y tener que escuchar el horror de este mundo.
Es cruel tener que asomarse por la rendija del infortunio y no poder hacer nada por detenerlo.
No quiero ni pensar que tal vez sí podríamos hacer algo para evitarlo.
Pero hemos olvidado en el recuerdo el amor para arreglarlo.

Alguna vez mis manos fueron lo suficientemente sensibles para hacerlo.
Solo me bastaba con tocar el cántaro roto de las desdichas.
Tomaba todos los pedazos rotos y los vaciaba de la común epidemia de la avaricia.
Nunca me importó el tiempo que se llevará para poder conseguirlo, valía la pena lograrlo.
Uno a uno cada pedazo de horror de los recuerdos marchitos quedaban en mi presente solos.
Sin ningún significado que lograra lastimarme.

Ahora sueño con la buenaventura de las palabras.
Que prometen tener un mejor futuro no solo con vivir una mejor sonrisa.
No puedo ocultar el brillo de mí alegría por cada poesía que estoy seguro romperá las cadenas que nos atan.
Nunca renunciaré al sabor de la esperanza, es como ese jarrón roto que con mucho cariño se repara.

Pronto apartaremos a todos ruidos que solo nos aturden y no permiten que hagamos un alto.
Guardaremos silencio y escucharemos el lamentable horror que envenena hasta morir a este mundo.
No será nada agradable lo que nuestros ojos descubran.
Pero tal vez, solo tal vez, solo así podíamos no renunciar a la última oportunidad que tenemos para cambiarlo.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
12/04/2017.



Llorar o vivir

Tú amor alimenta a mis sentimientos es libre y glorioso por su alegría, siempre lo negué porque lo sentía y fue un gran pasado de suf...

Etiquetas

Translate

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

POÉMAME

http://poemame.com/user/MiguelAdame/history

Follow by Email

Sígueme en Twitter

@adamemiguel

Translate

Muchas gracias.

Queridos y apreciados lectores:

Solo tengo más que agradecimiento para cada uno de ustedes que se han tomado unos minutos de su valioso tiempo, para leer mis poemas.

Gracias al Internet, a la gran nube, he podido llegar relativamente a todos los rincones de la tierra, a toda hora y en todo momento solo con una conexión a Internet.

Me llena de satisfacción saber que muchos de ustedes son de países tan lejanos.

Espero poder seguir compartiendo en un futuro, más y más de mis poemas y tenga el honor de ser leído en su corazón.

Gracias eternas.

Su amigo.

Miguel Adame Vázquez.

Etiquetas

Número de visitas

Seguidores

Google+ Followers

Sígueme en facebook

https://www.facebook.com/poemasmigueladame/