miércoles, 31 de mayo de 2017

Dicen


Dicen que cuando el corazón habla
no existe dolor tan mayúsculo que se pueda apaciguar con un beso.
Dicen que cuando se respira profundo
hasta el mismísimo tuétano se llena el sentimiento.
Dicen que cuando se tiene una batalla con el tiempo
no existe segundo que apacigüe el sufrimiento.

Dicen que cuando la piel llora
un recuerdo se va con cada lágrima y no hay palabras que puedan secarlas.
Dicen que cuando el silencio grita,
sólo se trata de las voces del alma 
Dicen que cuando las promesas son de cristal,
un sólo golpe de desánimo puede quebrarlas. 


Dicen que cuando la mente calla 
un deseo nunca cumplido deambula en la tristeza de un tenue olvido. 
Dicen que cuando el amor se termina 
se extingue el deseo en un solo lamento que dura todo lo que te resta de vida.

Dicen que estamos hechos de instantes, emociones, sentimientos,
pero siempre hay espadas acechando nuestra vulnerabilidad emocional.
Somos cenizas que vuelan con un soplo de aire,
sombras con el alma en vilo a punto de naufragar
en las aguas turbias de un silencio perpetuo.
La tristeza a veces es un pozo sin final.



Dicen  (@MiguelAdame y @Pequenho_Ze)


"Dicen  (@MiguelAdame y @Pequenho_Ze)", un poema de MiguelAdame via http://poemame.com/story/dicen-migueladame-pequenho_ze

lunes, 29 de mayo de 2017

La melodía de nuestros instantes


Compusimos una melodía con notas y acordes de nuestros momentos diarios.
Eran momentos de instantes brillantes de felicidad compartida.
Era amor lo que nuestras voces en una sola armonía sentían y nos fuimos acariciando con un cielo grandioso.
Sin importarnos el tiempo que desafiante se lleva todo lo que nos vibra por dentro.

Y pasaron las horas y los días transformándose en enjambres infinitos de langostas hambrientas.
En donde la primavera fue devorada en cada hoja, cada flor y cada fruto de ese árbol de raíces de profundos sentimientos mutuos.
No quedó nada de ese recuerdo profundo que cultivamos tú y yo durante tanto tiempo.

Hoy lloramos ese amor infinito que es historia pasada.
Que solo habita en los deseos incumplidos de una triste mañana.
Nunca más será el mismo atardecer glorioso que se fundía en un solo abrazo.
Solo seremos un distante impreciso de un ayer que nunca volverá a nosotros.

Solo queda el eco estridente de esa melodía que ahora es decadente. Solo queda el reflejo de esos instantes en el brillo de una estrella fugaz, cuya luz, nace y fenece ante mis ojos, en ésta noche, que es más fría y más oscura que ninguna.

"La melodía de nuestros instantes (un poema de un poema de SolitarioAmnte via @poemame_poesia http://poemame.com/story/melodia-nuestros-instantes-poema-migueladame-solitarioamnte

domingo, 28 de mayo de 2017

Perdoné lo imperdonable hasta el mismísimo cansancio.



Perdoné lo imperdonable hasta el mismísimo cansancio.
Cada lágrima vertida en mi cariño sin consuelo. 

Te abracé para protegerte cada vez que el dolor fue una lápida muy pesada para el cuerpo.
Lo hice como lo hace el pequeño gorrión que protege a sus polluelos ante la tormenta oscura de la ira que todo lo aniquila sin remedio.

Yo también sé de muchos corazones rotos a los cuales  nunca les mostraron humildad para amarse.
En donde solo la soberbia fue su escudo para no morir en la deriva de un mar agrietado por la desdicha.

Yo también amé hasta que mi corazón fue arrancado.
Derramé cada cariño hasta que en mis delirios se detuvo de golpe el martirio.

Descubrí que la angustia se deja de sentir cuando el amor es la única ventana abierta para poder escapar del refugio de las mentiras.
Descubrí que mi verdadero valor vive de ti con cada caricia.

Hoy ya no quiero volver atrás a un pasado enfermo y roto.
Prefiero respirar el aroma a tierra mojada después de la llovizna.

Perdoné lo imperdonable hasta el mismísimo cansancio.
Solo supe abrazar tu cuerpo y protegerte.
Yo también sé de corazones rotos que nunca se les tuvo la más mínima piedad.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
28/05/2017.






sábado, 27 de mayo de 2017

Quisiera



Quisiera poder consentir tu vida con caricias tímidas hasta poder sanar tu esencia incompleta.
Quisiera consolar a ese amor maltratado por las palabras oscuras de la desdicha.
Quisiera poder ser más que agradable a tus ojos y divertir tu sonrisa apagada por el amargo sabor de la mentira. 
Quisiera poder ser la efervescencia de un cuerpo cálido al roce de tus palabras.

Quisiera ser por ti siempre una imagen etérea y libre  por su amor incondicional a tus cálidos abrazos.
Quisiera ser un frenesí joven e inquieto por el arrebato que nace de una emoción intacta.
Quisiera ser por ti solo un deseo que nunca falla.
Quisiera poder vivir en ese hermoso espacio recóndito de tu corazón callado.

Quisiera poder ser nuevamente solo tu simple amante
Y vibrar de júbilo en tus abrazos puros y limpios.
Quisiera poder aislarme del ruido que es ruin en la calumnia que solo nos juzga sin mirarnos.
Quisiera poder tenerlo todo en una simple mochila vacía para seguir mi viaje.
Solo necesito llenarla de ti.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
28/05/2017.

El poder del caos


El poder del caos. 
Vacío infinito de las mentiras.
Que me mantiene cautivo en el miedo al dolor del sufrimiento que acaece a todos.
Esclavo de emociones que no he podido dejar ir.

Mi mente divaga errática por la infelicidad de lo que solamente soy ahora.
Realmente quisiera caminar sin exhalar ningún reclamo.
Pero no lo hago.
Prefiero nuevamente solo callar.

Hasta que en el silencio profundo de la bondad nace mi propio agradecimiento.
Y solo entonces doy gracias por la sencilla simplicidad que satisface al equilibro de mis propios sentidos.
Respirando atento hasta limpiar mi mente de todas las situaciones que solo me dañan.
Abandonando al viejo resentimientos que solo pudre mi viaje alegre de la vida.

Tal vez seguiré andando con los pies descalzos de la desdicha.
Tal vez mis días serán simplemente cortos y oscuros.
Pero el poder del caos no poseerá mi vida.
El control del día es mi propia manera de amar a la felicidad.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
28/05/2017.








Quise que ardiera la memoria



Siento cómo se hunden
en lo más profundo del mar
las ilusiones que de madrugada escribía
con tu nombre
en las palmas de mis manos.
Ahora sólo sumerjo el tiempo que transcurrió 
entre nosotros
en un tímido verso que se se desdibuja
en cada una de las lágrimas que me dejaste.

Como un océano inmenso
fue la distancia 
entre nuestros últimos besos.
Y nunca más pude volver
a escuchar tu voz llorosa
pronunciar un te quiero.

Quise que ardiera la memoria,
prendí llamas a todos tus recuerdos
y fui, poco a poco, quemándome con ellos.
El olvido de tus ojos fue llenando el espacio.
El corazón caído.
El sentimiento muerto.

Es estéril querer ocultar el dolor
que corrompe mi esperanza.
Por más que intento olvidarte 
no consigo en lo más mínimo
alejarte de mis suspiros.
Pues sólo logro alejarte de mis recuerdos.

(@MiguelAdame y @Pequenho_Ze)

Poema conjunto.

jueves, 25 de mayo de 2017

El dolor sigue ahí.



El dolor sigue ahí
Intacto.
Punzando en las heridas más frescas de una desdicha.
Sin olvidar el trauma que causó a la memoria que nunca olvida.

El dolor sigue ahí
Viviendo de la imagen que grabó en cada una de tus palabras.
Conservando cada golpe que sembró a tus emociones.

El dolor sigue ahí
Con el mismo fulgor que lastima a tu tierno amor propio.
Jugando con cada momento que marcó a tus sueños.

El dolor sigue ahí
Es tan real y vivo como cuando tus manos eran pequeñas y no podían sujetar la manija de la puerta del mismo tiempo.

El dolor sigue ahí
Merodeando a las calumnias que sepultaron tu ego.
Esperando devorar los restos de tu última esperanza de lograr algo bueno.

El dolor sigue ahí
Pecaninoso
Evitando la bondad que nace en tus adentros.

El dolor sigue ahí
Matando poco a poco y en silencio a todas tus expectativas de poder nacer de nuevo.

El dolor sigue ahí
Sin ocultar las verdaderas intenciones contigo.
Nunca le ha importado el tener que dañarte.
Para el dolor nada de ti es nuevo.

Venzamos el dolor con un poco de amor y comencemos de nuevo.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
25/05/2017.


miércoles, 24 de mayo de 2017

¿Te acordarás de mí?.


Te esperé toda la eternidad.
Hasta que mis lágrimas se secaron con el viento del invierno. 
Siempre fui una estampa fiel de tu último recuerdo.
Viviendo la vergüenza de no saber qué hacer con un amor que nunca murió por completo.

Tú nunca prometiste volver algún día.
Fui yo quien siguió avivando a esa esperanza que nunca se corrompe con el paso del tiempo.
Fue enfermo pensar que después de los incontables otoños.
Tú regresarías como en un ayer que se despierta con la luz del día.

Alimente con muchos momentos las amarguras que poco a poco me fueron invadiendo.
Siempre seguí pensando que el sacrificio de mi dolor era un precio justo que pagar por tu recuerdo.
Solo me engañe para poder soportar la soledad en la cual me había envuelto.
Esa que al transcurso de los años a la fe va minando.

Cómo te podré odiar si veo en sus propios ojos tu recuerdo.
Es tan viva tu imagen deambulando en mis adentros. 
Que me acordaré de ella hasta que mi cuerpo sea ceniza que cultiva a los almendros.
¿Te acordarás de mí?.


Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
24/05/2017.


martes, 23 de mayo de 2017

En veinte años mis días serán solo historia.


En veinte años me acordaré de ti.
Mi cabello será como la luz que se refleja en la nieve juguetona que se derrite con los primeros rayos de un sol imponente.
Mi voz ya no tendrá el mismo ímpetu inquieto que gozaba en los años mozos.
Mi rostro acaso será el reflejo de todos mis sueños cumplidos a través del paso del fugaz tiempo.

Yo te seguiré queriendo con la misma nostalgia y suspiro profundo como lo he hecho por todos estos años.
Tal como cuando teníamos veinte.
Los amigos del pasado sólo serán un recuerdo ausente.
Y en nuestro nido habrá ese espacio para las nuevas sonrisas que llegarán gozosas por el don de poder vivir.
Ya no habrá en nosotros un recuerdo nítido como de aquel manantial de agua cristalina que brotaba de las verdes praderas.

En veinte años mis días serán solo una historia.
El mundo que ahora vivo seguramente sólo será como una vuelta a la página.
No sé si en esa tierra futura podré volver a ver los colores que alimentan a mi gratitud por haber tenido el privilegio de haber nacido.
O solo será un recuerdo perdido de un mundo que tuvo que ser reconstruido por el veneno que se auto infirió.

En veinte años me acordaré de ti.
Tal vez mis días solo serán una historia pasada.
Pero estoy completamente seguro que todo habrá valido la pena.
Porque todos esos años los viví junto a ti.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
23/05/2017.






lunes, 22 de mayo de 2017

Poesía eres tú.



Fuiste más que solo el resultado de una voz apagada.
O el inútil intento de acallar a un cielo que cruje en plena tormenta.
Tus letras siempre fueron más que solo un texto en cuatro paredes que se derrumban a cada verso de su triste incomprensión. 
Nunca serás canción porque tu poesía fue siempre más profunda que los sentimientos que flotan en la primera línea de la vanidad que es efímera.

Tal vez solo te alcanzo la vida para aliviar un poco el nudo de agonía en su garganta.
Tal vez solo terminaste siendo un pensamiento pasajero en un enjambre de emociones que solo atinaron a equivocarse una vez más.
Tal vez solo fuiste un espejo roto en el vacío de su misma superficialidad que siempre los acompaña.
Tal vez solo te equivocaste al creer que podías ser el vocero de las voces que nunca se atreven a expresar su llanto.

Tal vez solo eres aquella sensación que satisface al delirio para sentirse un poco amado.
Tal vez solo seras esa última estrofa iracunda que se esconde en el temor de los gritos que no conocen.
Tal vez solo conseguiste el recuerdo de una vida cuando todavía era primavera.
Porque nunca te alcanzó el corazón para controlar en él todos sus tristes latidos.

Así que profanaste a la memoria contando historias.
Alimentando al ego diminuto.
Soñando que podías cambiar al mundo con tan solo unas cuantas palabras hermosas.
Tal vez solo fuiste para muchos una poesía prohibida.
Tal vez para otros solo un sin fin de letras rotas.

Para mí siempre serás un poema grandioso.
Un soldado fiel a los recuerdos que reconstruyen la esperanza.
Un proverbio sabio que al leerlo te lleva a un paraíso grandioso de consuelo.
No eres tan solo un montón de palabras en un mundo repleto de oscuridad.

Eres mucho más que solo eso.
Y la historia contará una a una todas tus aventuras.
Que en un verso se atrevió a contar.
Poesía eres tú.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
22/05/2017.



sábado, 20 de mayo de 2017

El sentido de la vida es vivir



Antes, al cerrar los ojos
En la oscuridad llena de silencio por unos recuerdos que abruman.
Solo deseaba salir huyendo presuroso.
Porque en esos sueños había algo que ataba a cada uno de mis sentimientos.
Si hubiera seguido en sus manos, nunca hubiera podido escapar de esa realidad paralela que solo consigue atormentarnos por completo.

Ahora, al cerrar los ojos en una oscuridad adornada por el silencio.
Los recuerdos regresan uno a uno con mucha prisa.
Es como si quisieran protegerse del pasado que es historia.
De ese momento que solo ha quedado como un instante congelado en el tiempo.

En ahí en donde no consigo poder recordarlos a todos.
Porque tal vez esos sueños ahora son más que solo una melodía hermosa para mis adentros.
Son el principio del eco de mis mejores días.
Porque ahora en ellos soy un simple soñador sin remedio.

Hoy sigo vivo y sigo feliz, sin ataduras o un pasado que solo me atormente.
Porque la luz sin ninguna vergüenza amanece en un horizonte que se asoma.
Y es ahí en ese entonces que mis pulmones se emocionan al exhalar esperanza y alegría.
Porque un nuevo día llegó lleno de retos y melodías grandiosas.
Como el canto de las aves que aman volar en un cielo azul y extenso.

La vida puede ser un callejón sin salida.
Pero el sentido de vivirla es muy simple.
Solo basta con tener que vivir la vida con un propósito glorioso.
Y entonces así,nunca más volverán los sueños oscuros que empañan el privilegio de poder vivir de nuevo.


Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
20/05/2017.



Mentiras.



Fiel a mi estilo te escuche con la mínima zozobra.
Tal vez porque ya no te creo ante las tantas veces que mis oídos tuvieron que aprender a ignorarte. 
Han sido muchas las mentiras en todos estos años que solo me ha quedado el mínimo aliento para seguir luchando.
Ya he perdido la cuenta de todos los días malos sobre mis hombros débiles y cansados por cargar tu pesada carga.

Ahora solo tal vez solo quiero poder dormir y despertar ecuánime, sin la esperanza nuevamente rota.
Ahora solo quiero poder olvidar esa voz, tu voz que resuena en mis oídos rotos y lastimados.
Pero no será de esa manera.
Volverás a mentir con una historia que se marchita por el cinismo de las palabras que aún desnudas no sienten vergüenza por mostrar su verdad cruda y traicionera.

Yo siempre inútilmente esperé de ti más que solo promesas incumplidas. 
Amaba con poder tener cerca de mí brillos celestiales que mis propias manos abrazaran.
!Cuánto deseaba ese abrazo en una noche fría!.
Pero fiel a tu estilo solo eras un recuerdo ausente que mentía nuevamente.

Y así pasó nuestra historia como la noche que abandona a su único día.
Claroscuros que empañaron mi ilusión de solo poder tenerte.
No era tan difícil poder amarme.
Aún así solo fuiste una mentira más que te roba la esencia de amar la vida misma.

Ahora tal vez solo sea un páramo estéril.
Una estación que el tiempo olvidó en su memoria.
Un corazón que albergó muchas esperanzas.
Y que la mentira se encargó de convertirlo en un árido desierto del desamor.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
20/05/2017.



jueves, 18 de mayo de 2017

¿Porque hasta ahora?



¿Porque hasta ahora solo levante la voz en un grito desesperado?.
¿Porque hasta ahora pude mirar mis manos y sentir el dolor al tener que soltar lo que era realmente solo mío?
Hoy entendí que la enfermedad nace cuando mueren los sueños.
Comprendí que el verdadero poder está en hacer lo que es correcto.
Hoy quise sentir el viento apaciguar a el infinito que nunca se detiene con el paso del tiempo.
Hoy quise evitar las pisadas que destrozan mis únicos anhelos.
Hoy solo ya no quiero morir sin poder volver a sentir lo que es vivir al máximo sin ninguna preocupación y recelo.

Hoy solo quiero saber que te amé con toda la fuerza de una gran tormenta.
Sin guardarme nada para mí porque vivir por ti es lo más bello que tengo.
Hoy finalmente pude comprender lo que significa ser un padre en el inmenso mundo.
Hoy sé que por fin me acerqué a Dios sin ninguna condición absoluta.
Hoy puedo disfrutar de corazón al amigo verdadero.

¿Porque hasta ahora?


Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
18/05/2017.


martes, 16 de mayo de 2017

Tus días se llenaron de silencio.



Arde el pastizal de tus recuerdos con el calor insoportable de tus desdichas.
Nadie puede detener lo que la historia sembró de frente a tus palabras.
Ni tu decencia fue capaz de evitar que tu alma fuera un dolor que se desnuda.
Porque estaba escrito desde antes que tan siquiera te atrevieras a pensarlo.

Siempre es así la indiferencia del que nunca le importó aprender tan siquiera un poco. 
Y la muerte llegó con una bala de plomo a decorar tu sepultura de lirios blancos y puros. 
Mañana serás solo una noticia pasajera de una realidad tan acostumbrada a la sangre que no hace falta enjuagar las manos en un manantial puro y claro.
Es crudo ver el hambre por relatos que continuamente se abrazan unos a otros.

Así es este oasis desierto de sueños.
Solo un cúmulo de verdades que prefieren ser solo mentiras.
Que desean pasar desapercibidas por un calor que duerme hasta a el amor más despierto.
Nada cambiará con tu sonrisa.

Tus días encerrado en los silencios te calaron muy profundamente.
Tanto fue el dolor en el pasado que prefieres vivir en la oscuridad que lastima.
Renunciaste a lidiar con los colores que alumbran los aires de tu propia libertad.
Esa fue tu decisión ante las palabras que nunca se arrepienten por haber salido en un texto que ahora ya no vive solo en mí.
Tus días se llenaron de silencio.


Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
17/05/2017.



lunes, 15 de mayo de 2017

La vida es todo un arte solo por ti.



Mi mente navega por las melodías de la música.
Solo así puedo escuchar el interior de mis pensamientos más sublimes.
Solo la música puede lograr paz en mis recuerdos y saber que aún vale la pena estar vivo.
Vivo a pesar de los pesares de un camino espinoso.
Viví a pesar del odio de aquel que todo envidia porque bien aprendí a sentir lo que es ser amado.
Amo a la música porque es la razón de mis sentidos.
Amo a la música porque es la luz de mi corazón.

Mis ojos te leen atentos por los caminos escurridizos de las letras que prenden fuego a mis labios.
Mis pensamientos te atesoran como un sueño mágico.
Versos sublimes que nutren a un corazón desgarrado.
Esas son las palabras que sobreviven a pesar de los siglos solo para mí.
!Qué sería de mí vida sin los libros que me enseñaron todo!.
!Qué sería de mis noches frías y taciturnas sin una pluma que ame escribir!.
Solo la poesía será capaz de construir la esperanza que alguna vez perdiste.
Solo la poesía te volverá a enseñar a perdonar.

Mis días serían escasos si no pudiera contemplar tu rostro en una pintura que refleja la esencia de tu propio espíritu guerrero.
Nada sería de mí si no pudiera sentir en los bordes coloridos de un lienzo los paisajes que dan libertad a mí propio amor.
Qué sería de mis otoños sin un cuadro que perpetúe a mis sueños más gloriosos.
Nada sería de la vida sin su grandioso color.

Qué sería de mí sin un cuerpo emocionado por los movimientos que produce un rostro dramático por las mil máscaras de su ingenua sonrisa.
Qué sería de mí sin sus lágrimas lusas de un corazón roto en mil pedazos en una historia de amor.
Qué sería de mis días sin un teatro repleto de ilusiones mágicas que intentan vivir lo que yo no me atrevo a vivir.

La vida es un abstracto caprichoso.
Muchas veces sin mucho sentido.
Qué sería de mí sin el amor al arte de poder vivir.
La vida es todo un arte solo por ti.

Poesía 
Miguel Adame Vázquez.
15/05/2017.


domingo, 14 de mayo de 2017

El miedo se apoderó de ti.


Habitas el miedo.
Solo el poder respirar el olor a la victoria te da el aliento.
No dejas de mirar desafiante a unos ojos que sufren la oscura agonía.
Amas ser poderoso.
No por el poder de tenerlo casi todo. 
Te causa un placer indescriptible escuchar sus voces marchitas.
Sentir sus pasos trastabillar en la duda y la angustia que asesina silenciosamente a todo.
Tu voz solo grita las maldiciones que ocultas en una sonrisa que parece inocente.
Pero no es así, solo amas el poder de escucharte y narrar tu osadía hasta que tú mismo le encuentras el odio.

Tu miedo tiene mi rostro.
Poco a poco fuiste cavando una tumba para mí nombre.
Y es tan oscura y fría que solo tú la habitarás por el resto de tus días.
Yo no tengo las cadenas que atan tu odio.
Es por eso que agradezco los golpes que me hicieron más fuerte.
Nunca fui más débil con el rencor que lanzabas como fuego del mismísimo cielo.
Yo solo conseguí refugiarme en el amor que todo lo puede.
Y ese amor me salvo de consumirse en un montón de dolores de angustia.
Nunca desaparecieron del todo las cicatrices que en un día marcaron mis pasos.
Pero ahora sé que son hermosos pretextos para sentir el cariño fraterno de la luz de un corazón lleno de alegrías.

Habitas el miedo.
Tu miedo tiene mi rostro.

Amo como no tienes idea no ser poderoso.
Seguiré recogiendo las flores marchitas.
Hasta hacer con ellas un perfume de rosas.
Y con ese perfume llenarte a ti. 

Poesía.
Miguel Adame vázquez.
14/04/2017.


Déjame.



Déjame recorrer tu cuerpo con una sola mirada 
Y recordar tu aroma dando un suspiro. 

Déjame llenar tu vacío que es más grande que el entero mundo.
Y sanar de amor los muchos atardeceres húmedos que lloraron al ver tus sueños caer hechos añicos al suelo.

Déjame acompañar a tus libélulas nocturnas que dejaron atrás su vuelo a cambio de poder evitar el trago amargo de la soledad y la desdicha.

Déjame volver a ver tu sonrisa que desnudo mi alma.
Y simplemente seguir haciendo como si no pasara nada.

Déjame sentirte con un abrazo tibio. 
Para engañar a mis ojos.
Y que estos no revelen con la luz mis verdaderos motivos.

Déjame dormir hasta saciar mis desvelos.
Y despertar sin tu sonrisa solo dibujada en mis sueños.

Déjame seguir viviendo en la rutina estéril en donde la música es mi única musa.
Porque yo te seguiré escribiendo millones de estrellas.
Hasta que una de ella se fugue del cielo y pueda iluminar nuevamente a tu cuerpo.

Déjame vivir un día más por lo menos.
Porque así sabré que ha valido la pena todas mis noches esperando por ti en desvelo.

Déjame poder recordarte intacta.
Justamente como simplemente yo quiero.
Y vivirás eterna en todos mis versos
.
Te escribiré siempre sublime.
Como mi único sueño.
Nadie podrá robarte de mi corazón.
Porque eres mía, eres mi único recuerdo.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
24/05/2017.





miércoles, 10 de mayo de 2017

Bajo la sombra de un recuerdo



Como decirte que solo te pude amar bajo la sombra de un recuerdo perdido entre mis sueños.
Que ya no pude más seguir viviendo del reflejo de mi mente en la cual nunca te ibas.

Nunca quise perder la conciencia cada vez que mis emociones daban tumbos al no poder verte.
Hasta que mi ego brilló en el enigma inconsciente que le daba forma a un amor casi eternamente.

Aquellas palabras tuyas nunca desearon poder vivir en mi memoria.
Porque nunca comprendiste cuánto deseaba que mis instintos tuvieran el poder de olvidarte.
Y así de esa manera yo poder controlar los impulsos casi instantáneos que fluían de una sensación de nunca dejar de amarte.

De modo que nada pude hacer para que el tiempo soportara exaltado tu rechazo apasionado a mis besos.
Y todo terminó, lograste sofocar el desequilibrio que siempre se revelaba a mi propia sombra expulsada de sí.

Ahora soy solo un recuerdo de ambos lados para ti.
Soy yo y la sombra sobre el bien y el mal luchando por un invierno eterno.

Ahora solo soy un cariño que ya no quiere seguir con el sentimiento deprimido en la trascendencia de su propia existencia.
Ahora soy solo sombra en el subconsciente colectivo de  
mi propia fe que vive de un mito de la estética de un mundo de impulsos instantáneos.

Como decir que nunca te pude amar bajo la sombra de un recuerdo entre mis sueños.
Que ya no pude más que seguir viviendo del reflejo de mi mente cada vez que solo te ibas huyendo de mi amor por ti.


Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
10/05/2017.