sábado, 29 de agosto de 2015

Hazlo otra vez.



No solo es el cansancio el que quita las fuerzas de un renacer glorioso.
También es el miedo a la incertidumbre de vivir en un desierto seco y árido que consume de un sorbo lo que estorba.
No solo es la vaga imagen de un futuro que lucha por darse a conocer en la derrota.
También es el huir em el intento por las palabras de aliento que no vieron la luz por la oscuridad del pensamiento en una vida que se trasforma para poder resplandecer.

Hoy aprendí que un corazón se agota cuando el amor deja de fluir en sus adentros.
Y el abrazo solidario y libre deja de ser cálido con una sola mirada.

Hoy aprendí que no basta con los buenos deseos y los espléndidos motivos para vencer.
Se necesita una caricia, un beso, un abrazo sincero, un par de palabras de aliento para animar a ese pequeño impulso del amor que nace en el manantial de tu corazón.

Se necesita humildad  y un ceder pleno y verdadero.
Se necesita la grandeza suprema de disfrutar la vida con las cosas mas sencillas y pequeñas.
Se necesita contagiar a todo con lo que alguna vez aprendiste.


Hoy recorde que no es el cansancio, ni el miedo, ni la imagen vaga, ni un aliento fallido, ni la palabra que derrota, ni la oscuridad absoluta en una noche oscura en donde la luna llena se esconde y se niega a renacer.

Se necesita paz interior.
Amor por ti.
Amarte de nuevo y hacerlo bien.

Y los ríos volverán a fluir llenos de ruidos maravillosos de vida.
El sol calentara a los deseos que se enfurecen y que con su rencor se vuelven letanías eternas por tus deseos de hacer el bien.

La sonrisa volverá contagiosa y poderosa.
Y tus enemigos que te odian por amar lo que es bueno se volverán pequeños y diminutos por el viento que los transportará tan lejos que no volverán a estropear tu pensar.

No huyas en un intento de palabras que que no vieron la luz en una vida que se trasforma y resplandece.
Hazlo otra vez.
Olvida el pasado en el cual quisieron que fuera solo un recuerdo oscuro.
Hazlo otra vez.
Porque mas de millón de gargantas alzaránn la voz contigo en tus ruegos


Poesía 
Miguel Adame Vazquez.
29/08/2015.


martes, 25 de agosto de 2015

Blandir espadas.




Debo existir en un mar de mentiras.
En un universo que se impone basto y desolador en su grandeza.

Aveces me pregunto.
¿Porque es tan complicado respirar en una vida llena de obstáculos.?
Donde las almas solo desean de todo corazón poder ser felices.
Que se conforman con tener un poco
de las sonrisas de aquellos que aman.
Sin que las ausencias duelan.
Sin que el otro, oscurecido por el odio y las envidias quiera negarte lo que la tierra te regala. 

Debo de blandir espadas en un inmenso campo abierto.
Donde no existe la sombra que guarde mi rostro de las lanzas que devoran mis grandes ilusiones.

Mis manos pueden estar vacías.
Cansadas de tratar de sujetar el agua que escurre cautelosa de los sinfines de los sueños.

Mi sonrisa se puede tornar opaca.
Endurecida por los días que transcurren silenciosos.
Absorbiendo el calor que ahoga la paciencia y la esperanza.

El día se puede agotar en un segundo que no se lleva los fantasmas.
El sueño agotador se puede adueñar de un cuerpo cansado y marcado por los suspiros negados.

Mi circunstancia única puede ser mi desgracia.
O la esperanza de una felicidad que viene venidera.

Ya deja ese desolador montículo de sentimientos que solo sufren y se acongojan.

Saca fuerza y resistencia que soporte la pérdida anunciada.

Confía en un corazón que nunca renuncia a pesar de los pesares.
Qué nunca se apaga ante la ráfaga de un viento que colapsa.
Qué mantiene el calor aun con la minúscula energía de un trocito de carbón en el inmenso firmamento.
No tengas miedo del venir de los tiempos.

Mi seguridad se basa en lo que siento.
En lo que creo.
En lo mucho que me ha costado llegar hasta donde llego.
No me derrotan los lamentos que lloran la perdida inevitable.
Ni los murmullos de aquellos que desean ver mis cenizas esparcidas en el huerto.
Ganare porque aprendí a ganar de nuevo.

Deja de existir en un mar de mentiras.
Y vive en un universo que se impone basto en su grandeza.



Poesía 
Miguel Adame Vazquez.
25/08/2015.

http://poesiasmigueladame.blogspot.com/2015/08/blandir-espadas.html







jueves, 20 de agosto de 2015

Amiga cósmica.





Seres cósmicos que impregnan de humanidad mis fuerzas.
Son como cenizas de una estrella que ilumina un cielo oscuro y profano.
Que nos ayudan a visualizar que el universo se mueve constantemente.
Y que estamos ahí.
Insertes.
Cual motita de polvo intrascendente.
Incauta y solitaria.
Pero no para unos ojos que todo lo ven.
Qué todo lo escucha.
Que todo lo entiende.

Ángel de luz que protege mis sombras.
Enseñanza pura y racional, llena de cordura madura.
Poder que protege y trasforma.
Inminente sinergia que llega cuando más lo necesita la vida para seguir latiendo y respirando.

Motín galáctico de millones de partículas inconsecuentes y bellas que me entregan en un acto de misericordia y bondad su resplandecer  inaudito y creyente. 

Así eres para un camino que traza su ruta.
Inmediata.
Sagaz respuesta que no deja nada a la vanidad y la zozobra.
Potente tempestad que cruje en sus entrañas y que a gritos brinda su círculo virtuoso.
Eres la respuesta inmediata.
Mensajero que entrega paz y calma.
Cúmulo de verdades que derrotan la mentira.
La sátira ingobernable de la desdicha que trae dolor y calumnias es derrotada por tu magia de códices y decretos.

Seres cósmicos que impregnan de humanidad mis fuerzas.
Respuesta inmediata a mis plegarias impronunciables.
Eso es lo que eres.
Ángel cósmico.

Poesía 

Miguel Adame Vazquez.
20/08/2015.




lunes, 17 de agosto de 2015

La piedra que sostiene tu existencia.





Se agota tu tenue vulnerabilidad.
Frágil como el rocío matinal que humedece los pastos de su antigua desdicha.
Así es tu sentido de alerta que se vuelve más que una necesidad abierta que se atraganta por los sorbos de su propia existencia.

Afrontas el trastorno de aislarte de lo que no es válido.
Ya no tienes miedo al silencio inaudito que vive en las conciencias carentes del olvido.

Eres el propio héroe lejano que crece en la desdicha.
Qué desbarata los caminos de un laberinto que no lleva a nada.
Huyes del dolor que aqueja como aquella gota de agua que se pulveriza con el tacto de los rayos incansables de la mentira.

Voluntad inviolable que se templa con las almas abatidas por los retos que extinguen con la lucha y el esfuerzo.

No quiero que la rabia encuentre culpables y te robe lo feliz que eres.
No borres esa sonrisa que respira dicha y alegría.

Mantén la cabeza erguida.
Con la mirada fija en los sueños que te marcan.

Se el propio héroe que crece de la desdicha.
Desbarata los caminos de un laberinto que duele. 
Qué los rayos incansables de la mentira no te aten a la nada.
Se el brote de energía cósmica que se levanta y nace de aquel pedacito de tierra húmeda y burbujeante de la triste realidad.

Poesía

Miguel Adame Vazquez.
17/08/2015.


sábado, 15 de agosto de 2015

Solo me basta.



Aun recuerdo esa noche de lluvia tan intensa.
Parecía que nunca pararía de llover y a mí lo único que me preocupaba era el amanecer para volver a tu lado.

A ti, nunca te ha importado mojarte un poco o un mucho.
Yo, como un gato incomodo, huía de las gotas de un cielo que lloraba a cantaros.

Aun recuerdo esos grandes y hermosos ojos se me cautivaron y yo como columna solemne idiotizado te contemplaba.

Ya las canas y las arrugas muestran sus estragos en la pared despintada de nuestras almas.

Pero la memoria imborrable todavía te lleva serenatas de pasión a los oídos de tu ventana.

Aun recuerdo como todo se oscurecía a nuestro alrededor, aquel día que fue tan soleado.
Pero nunca olvidare como aquel rincón donde tú te parabas, quedaba iluminado destellando amor y dulzura a mieles.

Aun recuerdo como nuestros cuerpos muy bien cabían en el refugio de un pequeño paraguas y como tu cuerpo latía al son de mis palabras.
Aun recuerdo como siempre me ha gustado tenerte escuchando salir de mis labios un montón de letras que evoquen poesías de Neruda y versos de Sabines.  
   
Y nunca parare de agradecer a el universo por tenerme preparado el mejor de los espacios de su incontable fin, porque permaneces a mí lado.

Aun recuerdo como el frío calaba en mis huesos, yo siempre friolento y tú, fiel a tu calor que emana de la música de tus pensamientos.

Aun recuerdo esa fogata que cantaba al fulgor de los carbones que crujen al movimiento.
Aun recuerdo aquella  música que repetías un millón de veces, como si no bastara aprenderla en la memoria inmortal de los humanos.
Yo nunca latiré con el cosquilleo de las melodías infinitas.
Me bastaba el silencio de una noche tardía.
Y escribir en un verso la historia de nuestras vidas, como aceleradamente van  pasando.

Aun recuerdo el ayer.
Tan vívidamente, que me basta con saber que nuestra historia estaba escrita a suceder.
Solo me basta con recordar cuanto me amas.

Poesía 

Miguel Adame Vazquez.
15/08/2015.

A quien me acompañara hasta el final de los días.


















lunes, 10 de agosto de 2015

He aprendido



He aprendido de la incertidumbre marchita que el riesgo de perder es algo relativo.


Porque mientras se luche por rebelarse  a la adversidad que abraza y envuelve como un ciclón o remolino.
Habrá un mundo que crece y una flor que lucha por fortalecerse.

He aprendido que no puedo cambiar muchas cosas que suceden.
Y que aveces en el abandono se encuentra la serenidad que se había perdido.

He aprendido el secreto de superar el sufrimiento sin miedo.
Porque el miedo es una oscuridad inaudita y blasfema.
He aprendido que golpe a golpe de cincel se van haciendo trizas las tristezas y fracasos.
Y que aveces es necesario llevarse a martillazos el propio sentido que consume con mucho sufrimiento.

Hoy desafío la moneda que me marca al des abasto del propio crecimiento.
Y que me impide gobernarme a mi mismo.

Hoy me levanto y lucho con el poder de la fragilidad acuestas.
Sabiendo que yo soy el gran arquitecto de mis alegrías y tristezas.

He aprendido que es la hora de la voluntad, la fuerza y las creencias.
He decidido afrontar las actitudes que difieren a un cautiverio.
Soy voluntarioso por el esfuerzo supremo de hacer lo que quiero.
Y me siento libre por el mismo puro esfuerzo.

He aprendido que no puedo cambiar muchas cosas que suceden.
Hoy me levanto y lucho con el poder de la fragilidad acuestas.
Sabiendo que yo soy el gran arquitecto de mis alegrías y tristezas.

Poesía 

Miguel Adame Vázquez.
10/08/2015.


sábado, 8 de agosto de 2015

Ganaras de nuevo.





Flexible es tu resistencia ante la destrucción que sobrevive en el hábito taciturno de tu propio dolor.

Dura fragilidad que resulta vulnerable ante la tragedia que sangra de tu vieja herida.

Quítate la mascara que encarna la locura pasional que te impide respirar y déjate amar por aquella luz que penetra en tus extrañas.

No estas de luto esta mañana.
Vive tu historial que se manifiesta habitual en la dinámica vital que resurge.

Ya no cargues las secuelas que te malbaratan y te hacen indeleble y difícil de borrar en la memoria que esta rota por dentro.

Qué tu alma fortalezca tu caída.
Y tu impulso ignore el desafío de fracasar.

Tu vida está marcada por vivir con un sentido de urgencia.
Voluntariosa inteligencia que construye la virtud de volver a nacer a pesar de los pesares.

Tu historia es única al vivir en rebelión constante.
Deja la rabia y frustración que te viste de tristeza y te alimenta de mucho miedo.

Comienza a resurgir de nueva cuenta y no te resignes a mirar hacia el camino que dejas tras tus pasos.
Tu porque es fuerte.
Llénalo de alegrías nuevas.
No se como, pero vencerás de nuevo.

Y sonreirás las aventuras que tus ojos alegres contemplen.
Qué tu alma fortalezca tu caída.
Y tu impulso ignore el desafío del dolor que carcome.
No tengas miedo.
Tu historia es única al vivir en rebelión constante.
Ganaras de nuevo.



Poesía 

Miguel Adame Vazquez.
08/08/2015.
  

miércoles, 5 de agosto de 2015

Energia que brilla en lo absoluto.






Abstractos caminos que circundan mi alma.
Son como callejones sin salida en un rincón húmedo y solo. 
Son tantas las distracciones que pasan velozmente como un solo latido.
Que Aveces no puedo interpretar al universo.
Son muchas las señales que olvido poner atención a lo que realmente importa.
Y paso la vida deseando sonreír a cualquiera.
Deseando ser aceptado y amado.
Y duele saber que Seria mas sencillo dejar que se alinee el tiempo en los momentos maravillosos.
Porque Mi tiempo vive más agradecido en un bosque.
Rodeado de fuerzas y olores que no buscan ser aceptados por alguien.
Me encuentro invadido en un duelo que calla y duerme.
Y Solo me basta con cerrar los ojos y dejarme impregnar de la energía que esfinge lo absoluto.

Es lo que deseo.
Verde y agua.
Sol y reflejo.
Un multicolor respiro feliz por las ataduras que ahora son libres.
Son como un gigante respiro en una Llanura multifacética del olvido.
Memorias que disfrutan de la grandeza de sentirse querido.


Poesía

Miguel Adame Vazquez
05/08/2015.




lunes, 3 de agosto de 2015

Hispano y alegre.



Sobre un profundo surco de tierra hendida por el destierro voy sembrando amor en la inmensidad cósmica que me vio crecer.
En un equilibrio único y sereno me salvo con la sutileza de un lenguaje que no es profano.

Llego aquí después sin  errar en mis caminos nunca a destiempo.
En un mundo paralelo hábito donde mi voz es extrajera.
En donde mis palabras y sus silencios son de un mismo cuerpo.
Mi esencia iba a otro mundo y llegó aquí de súbito como en cualquier momento.
Antes o después, no lo sé.
Pero en su tiempo.

Hispano y alegre.
Así es mi alma que ya no es extranjera.
Soy un roble de raíces profundas y manantiales de  azul cielo.

Mi sangre recorre serena todos sus caminos.
Porque mis pulmones respiran al propio cielo.
Hispano y alegre.
Surcando la vida bajo los matorrales de los sueños que entregan a la lluvia su lindo recuerdo. 

Poesía
Miguel Adame Vázquez
16/07/2015.

A través de la rendija.

Te veo por mis ojos no te puedes ocultar de la mirada te observo con la mente puesta en los sentidos sin ninguna última palabra....