martes, 26 de mayo de 2015

Te quiero por mil años de un amor sin mediación.





En un mar estacado por la inmensidad de tu esplendor.
Voy navegando inaudito extasiado por tu candor.
No encuentro explicación que no valga más de un montón de latidos por tan azulado color.
No encuentro ni un minuto que pase desapercibido en el firmamento de mi amor. 

Pudiese colgar del cielo un gigante papiro 
Donde escribiera más que solo una razón.
Pero no me alcanza la muerte para semejante dolor.

Te quiero por las leyes universales del cosmos y tu constelación.
Te amaré por mil años de un amor sincero y sin finalización.

Poesía 
Miguel Adame Vazquez.
26/05/2015.




  

domingo, 24 de mayo de 2015

Quédate conmigo.





Quédate conmigo y observemos juntos la calma.
Que yo sabré acariciar con paciencia todos tus impulsos.

Quédate conmigo que yo sabré amar todas tus entregas y escuchemos la música que sale de tu corazón. 

Que yo sabré equilibrar el oasis de tus propios suspiros.

Amemos juntos, porque la fe mueve montañas.
Y naceremos de nuevo cada mañana en este mundo que a veces se nubla por completo.

Quédate conmigo como cuando tu me amaste primero.
Y amaré tu entrega absoluta a todas las melodías que tus manos cantan con ese piano negro de otro siglo.

Quédate conmigo con tu infinita inspiración de artista, que yo sabré estar contigo por toda una eternidad amada.

Quédate conmigo.


Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
24/05/2015.






Nublados retornos del ocaso que te observan testarudos y orgullosos.


Nublados retornos del ocaso que te observan testarudos y orgullosos.


Como si no bastaran las heridas que cicatrizan en tu atormentada alma.

Truenos y llovizna que caen inminentemente sobre unos hombros que nunca se rinden o se venden.

Aunque tu mirada ahora es una mirada triste.
Aveces taciturna y melancólica.
Nunca será una mirada perdida o sin esperanza.

Porque tu sol interior ilumina tu propio sendero.
Y sabes ser guerreo.
Sobreviviente de mil batallas.
Corazón de hierro.
Nada determina tus pensamientos. 

Súbete a una actitud que sueñe con lo bueno.
Aunque duelan las pérdidas que se tejieron en tus pasados.
Tu sabes derrotar el veneno inmaculado de quien traiciona con una sonrisa, un te quiero.

Nublados retornos del ocaso que te observan testarudos y orgullosos.
Después de la lluvia que llora un cielo.

Poesía 
Miguel Adame Vazquez.
24/05/2015.






sábado, 16 de mayo de 2015

Siente



Siento tu presencia en el cariño arrojado con un abrazo cálido que pacífica mi alma y me hace soltar un suspiro de calma.

Siento tu amor que me regalas aunque aveces no estoy muy seguro si me merezco la paz de un momento silencioso y quieto.

Siento tu esplendor y grandeza en la mirada de un alma que confía en mis manos.

Siento que el tiempo que vivo y respiro es poco para regresarte tanto que me has dado.

Siento que mis plegarias ausentes son muchas para poder sentirte cerca y dentro de mi corazón.

Siento tu bendición en los amigos que pones en mi camino y que me cuidan con tu abrazo que guía y me protege.

Siento tu amor y tu dicha en las miles de oportunidades que me brindas con tu fe y perseverancia a pesar de mis errores constantes.

Solo te pido que no me dejes ignorar aquellos sentimientos que me impulsan a amar.
Y me dejes entregar lo que me nace a pesar de los pesares de una vida difícil y llena de obstáculos por los que se dejan gobernar por el odio y desamor.

Poesía 
Miguel Adame Vazquez
16/05/2015.

jueves, 14 de mayo de 2015

El amor mueve más que montañas.



Las piedras tienen alas.
Un montón de obstáculos interfieren en tú felicidad.

Como una nube de polvo que bloquean los rayos del sol y no dejan brillar aquellas flores que nacen.
Así son los cúmulos de momentos oscuros que te arrebatan la dicha y la verdad.

Las piedras tienen alas.
El egoísmo altivo interfiere en tu cariño hacia la humanidad.
Porque el mundo no puede ver que vives sin ataduras y entregas todo sin tratar de ganar.

Pero tu corazón ganará.
Siempre ha ganado y el universo no tiene porque cambiar.
Tu fuerza siempre lo ha demostrado en los vientos de la honestidad.

No se puede dar lo que no se tiene.
Y tú solo has entregado un montón de obras que tus manos repletas han desbordado a la vanidad.

Un montón de recuerdos imborrables vendrán a tu mente.
Quédate con aquellos recuerdos que dejan  huellas que alimentan tu alma.
Porque nada podrá robar lo que siembras.
Tu tienes la tranquilidad y la fe que trasforman las falsas risas de la falsedad.

Las piedras tienen alas.
Como dardos envenenados dirigidos están. Quisieran como destino acabarte.
Pero la fuerza de tu voz lo impedirá.

El amor mueve más que montañas.

Poesía

Miguel Adame Vazquez.
14/05/2015.









lunes, 11 de mayo de 2015

Estampa estoica.



Estoy aquí frente a la tristeza.
Escuchando los alaridos de las mismas tinieblas.
Recogiendo todos los pedazos de tu propio abandono.
A lo lejos solo observo tu estampa.
Eres como una muñeca abandonada que aprendió a usar el engaño para poder esconder su propia soledad.
De esa tristeza que no sacia su sed de pertenencia con todas las mentiras que a veces alimenta tu presumida ansiedad.

Estoy aquí, tal vez un poco estoico.
Soportando el frío de tu cuerpo abatido y sediento de sangre y violencia, porque no encuentras en tu propio vacío una sonrisa que te devuelva el sentido lógico del habla.

Estoy aquí, tal vez un poco enmudecido por la rabia iracunda y entupida que ciernes. 
Esculpiendo los motivos e ideas de sobra para crear un espacio en el abismo de mi propia zozobra.

Estoy aquí, limpiando mi fe de tanta maldad que necesita tu violencia.

Observandote girar al rededor de todas aquellas palabras vacías con las que compras con un par de monedas.
Nunca te ha alcanzado con los mismos logros llenar el vacío del silencio que queda en tu boca.

Estoy aquí, creando la música que debe resonar en mis oídos para no maldecir todas tus horas.

Tal vez ya no es necesario contar tu historia.
La verdad siempre será la mejor compañera en un camino por las veredas de mi historia.
En ella quiero seguir siendo solo un caminante que se mantiene en calma.
Sin contaminar mi esencia de un intento de poder ser solo una estampa estoica.

Poesía 
Miguel Adame Vázquez.
11/05/2015. 


Nunca dejes que el tiempo dicte tus pasos.

Voy despacio por la línea del tiempo que la vida me otorga bondadosa.

Viendo a la lluvia hacer crecer y retoñar prácticamente cualquier cosa.

Voy lentamente por el caudal del río en el que vivo, saboreando los colores de un arcoiris dibujado en mi memoria por los rayos de un sol incandescente que otorga vida a cuanto toca.

Voy calmando a los minutos que mis ojos contemplan, disfrutanto poco a poco todos los momentos que felizmente vivo. 

Viendo como los días se acortan velozmente sobre mis hombros estrechos.

Sin la ansiedad de lo que nos depara un futuro incierto.

Simplemente voy amándome al amar a otros que hacen lo mismo al amarse profunamente.

Voy creyendo en todos ellos a quien nadie reconforta.

En aquellos que evitan pisotear a los tallos diminutos que en el suelo yacen.

Siempre será mejor rodear con tus pasos la silueta débil y recojer los recuerdos que son más gratos.

No debo nunca dejar que la noche fría se quede con todos mis sueños.

Muchos de ellos son más que un intento ésteril por invadir con ansiedad a mi memoria hasta poder agotar el aire que circula en mi cuerpo.

Debo renacer y reconstruir con ellos a un mundo que le falta más que que solo poesías rotas cada vez que despierto.

No debo de permitir que las pesadillas más oscuras marquen con cicatrices permanentes a la única misericordia que tengo.

Nunca tendremos otra oportunidad que sobreviva a los dolores de una noche tenua.

Nunca dejes que el tiempo dicte tus pasos. 

Poesía

Miguel Adame Vazquez.

11/05/2015.


Esperanza

No quiero guardar silencio y meterlo en un pequeño cajón de un librero quiero gritar y anticiparme a la luz que se revela. Mis mano...