martes, 28 de febrero de 2017

Impostor.


Debí ignorar en mi memoria al impostor que poco a poco fue socavando la confianza en cada uno de mis éxitos.
Los fue convirtiendo en sombras de un martirio que deambuló en las exequias de mis propios esfuerzos.

Debí ignorar al que solo se alimentó de mi incapacidad de ver el valor de otros al criticar la victoria.
Impostor que encuentra el gozo en el fracaso de una modestia falsa por un orgullo que se convierte en mi peor enemigo.

Debí ignorar al que solo desea el despojo de todos mis logros y que va alimentándose de la vanidad de mis pensamientos rotos.

Debí ignorar al que solo abusa de los momentos inseguros que a lo largo de la vida voy desperdiciando en honor a las conquistas vacías.

Nunca debí refugiarme en un corazón que comete el error de triunfar a través de las cicatrices de un mundo conmocionado en la mentira.

Nunca debí refugiarme en la mirada inocente de cada uno de mis miedos.
Porque al hacerlo solo me convertí en presa fácil del que pierde la razón en el festejo.

Debí ignorar al impostor que invade al subconsciente en la autocrítica y que solo atina en abandonar a mis dudas en su demencia absurda.

Siempre fue mi sueño el poder tener una historia buena que contar a mis nietos.
Pero solo fui arrogante en mi fastidio al dudar de la medida de mis éxitos.

Nunca debí refugiarme en quien nunca se detiene a valorar serenamente a todos los que se merecen el mínimo reconocimiento.

Solo vacile en el intento de construir un pedestal en lo alto del cielo.

Pero nunca me pude reír tan siquiera un poco de las fallas ligeras de mis hechos.

En eso me convertí, en un infame impostor que se disfraza de humildad.
Que nunca disfrutó de sus logros merecidos por el transcurrir del tiempo.

Solo queda la calumnia ligera que el impostor ciega al escuchar mis palabras.

En eso me convertí, en mi propio impostor.

Nunca te conviertas en la sombra que no reconoce a todo lo bien que has logrado.

Ignora a tu propio impostor que solo sueña con  robarte el valor de poder ser amado.


Poesía 
Miguel Adame Vazquez 
28/02/2017

http://poesiasmigueladame.blogspot.com/2017/02/impostor.html

"Yo fui mi gran impostor", un poema de MiguelAdame via  http://poemame.com/story/yo-fui-gran-impostor

sábado, 25 de febrero de 2017

Siempre será tu madre


Las lágrimas cayeron muy pronto
La tristeza tomo por sorpresa 
Y sin ningún aviso aparente
Las palabras quedaron vacías

Pensar ese recuerdo perdido 
Solo te llena de la nostalgia 
Vive con un propósito loable 
Narrarás al mundo sus historias

No te culpes en nada por ello 
La extrañas más que a nada en la vida 
Nada cambia el vacío permanente 
Su amor fue todo lo que aún no tenías

Sobrevivirás como lo has hecho  
Siempre fue ella tú mejor batalla 
En ti vive su mejor semblante 
Vivirá contigo en todos tus días.

Poesía 
Miguel Adame Vazquez 
25/02/2017


viernes, 24 de febrero de 2017

Aún en el silencio nos podemos escuchar.






El viejo reloj de cuerda en la pared nunca detendrá el conteo del tiempo.
A nadie engaño con esa historia de escribir mi propio cuento.
No lo haré con seguir cada día solo una rutina perfecta.
Nunca lograré superar a mi propia luz con la llegada de la noche y la luna trascenderá con su propio brillo.
Solo atinaré a correr hasta el mismísimo cansancio para poder entonces abrazarlo y despertar con ese ímpetu vacío de la vida.
Hasta que no pueda nuevamente olvidar que un momento puedo ser sincero.
Porque aún en el silencio más absurdo puedo escuchar y apaciguar a la noche con un instante supremo.
Aún prefiero seguir prohibiéndome el miedo de una memoria que nunca olvida. 
Y seguir con aquellos recuerdos que andan sin poder evadirlos porque son secretos tristes. 
Son momentos que quizás nunca volverán.
Y eso me duele porque quisiera despertar y escucharlos de nuevo.

Aún en el silencio nos podemos escuchar.

Poesía 
Miguel Adame Vazquez 
25/02/2017

miércoles, 22 de febrero de 2017

Letras libres.




Letras libres habitan en mis entrañas 
Que viven espontáneas en mis versos
Que dictan a mi corazón sus caprichos 
Y eternizan incómodas rebeldías

Versos inmortales que dejan sus huellas  
Letras libres que se aferran a mis poemas 
Que se conforman con narrar sus osadías 
Por si no pueden verte más en mis sueños 

Bóveda de luciérnagas inmóviles
En un mundo que siempre marcha con prisas 
Letras libres que desean ser más que poesías  
Palabras que suspiran para ser leídas.

Letras libres en el universo de reglas 
Que desean de tus infinitas razones 
Para poder entender lo que tú quieres 
Solo necesito de amar para sentir.


Poesía
Miguel Adame Vazquez 
22/02/2017

lunes, 20 de febrero de 2017

Fragmentos





Solo quedaron fragmentos del tiempo colapsado en mi memoria.
Sobreviví a la gran tragedia que deja a la carne viva pero asesina lentamente a la esencia que hace sentir y respirar.
No he podido disfrutar de nuevo de las cosas que amaba.
Correr por el agua alborotada por los cauces caprichosos de las rocas.
Lidiar con los sentimientos más íntimos de la verdad que simplemente se oculta.
No he vuelto a reír a carcajadas y resbalar sin freno por los senderos resbaladizos de la felicidad.

Solo atinó a ir cabizbajo por la indiferencia que solo me observa.
Indiferencia que se lleva las cenizas de mis sueños porque nunca más volaran en un cielo azul y abierto.

Solo me quedan los murmullos que aseguran poder interpretar a mi soledad.
Solo quedan los perturbadores juicios por mi indiferencia a sus miserables soluciones.
Soluciones que piden a Dios que me recoja en su magnífica magnanimidad.

No quiero ser solo pedazos regados en el suelo que encuentran la calma victimizándose.
No quiero ser fragmentos que sobreviven a mi anunciada desgracia.

No quiero ser solo un recuerdo que se disfraza con sus múltiples personalidades y termina en un montón de historias del tiempo que se colapsa a través de la memoria de lo que fue.

Poesía 
Miguel Adame Vazquez 
21/02/2017



domingo, 19 de febrero de 2017

El valor lo vence todo.


El valor es la unica fortaleza para dejar de deprimir la esperanza dd los que debilitan sin piedad.

La conciencia en los actos justos de la vida es una fuerza bondadosa para sanar la injusta iniquidad.

El guardar respeto por lo que amas es más que nadar en aguas tranquilas de la tierna compasión que te lleva a la deseable apacibilidad.

Los tratos compasivos por aquellos que por los demás son acosados es una muestra excelsa de tener una segunda oportunidad.

Ayúdate a sanar como el fuego sana abrazando a los secos matorrales.
Sé que nacerá la vida después de las humeantes cenizas.

El valor lo vence todo.
Solo es cuestión de cortar de tajo a la mala hierba.
Aléjate del veneno de aquellos que pretenden ser luz y oscuridad.

Poesía 
Miguel Adame Vazquez 
20/02/2017

Ansiedad




El mundo agobia con su eterno gemir
Ansiedad que angustia a todos mis sueños 
Emociones que calan inquietantes
Que abruman hasta querer desfallecer 

Paz interior que grita con mi sufrir 
Abismos que caen siempre a raudales 
Como si el consuelo quisiera soñar 
Y liberarse de mis inquietudes

Pensamientos que solo quieren vivir
Lejos del trauma que no deja salir 
Y amar la luz de mis sentimientos 
Antes que mi angustia vea el amanecer 

Deja que el pasado evapore el dolor 
Y que no te deprima hasta vencer  
Ganaras esta guerra con el poder 
De un amor que sobrevive con valor.

Poesía 
Miguel Adame Vazquez 
19/02/2017

sábado, 18 de febrero de 2017

Migrante

No 



Migrante de alas rotas que volaste 
Pequeño era tu recuerdo perdido 
Del sur fue tu nido donde partiste 
Las aves regresan al sur con el frío

Eres un migrante con alma fuerte 
Del fruto del campo es tu sudor negro 
Tus ojos añoran lo que fue nombre 
Vida que quiere seguir trabajando 

Tus manos se agrietan con la nieve 
El gran norte es tu refugio seguro 
La tristeza nace si el sol se opone 
Sueño que no quiere ser deportado 


Poesía 
Miguel Adame Vazquez 
18/02/2017

Poesía 
Miguel Adame Vazquez 
18/02/2017






viernes, 17 de febrero de 2017

Una vida plena.



Vivir una vida plena.
Parpadear suavemente sin ser ignorado.
Transcurrir por un día que es presuroso a pesar de que ya no es tan largo.

Escucho siempre un montón de historias que se evaporan a diario.
Quisiera aislar el ruido ensordecedor de la ignorancia arrogante que no me deja ser escuchado.
Tal vez el mal humor me enferma en mis pensamientos porque nadie me escucha.

¿Como pedir que me escuchen cuando simplemente yo voy por los espejismos ignorando?

Brinco el estiércol traicionero que por montones han dejado aquellos que me quieren ver acabado.
No les daré el sutil gusto de poner flores en mi tumba.
Nadie impedirá que viva una vida plena.
No seré rehén de la enfermedad que viene atada a la pobreza del alma.
La angustia del dolor no sentirá placer por la calumnia.
Nos repondremos del todo porque soy un superviviente que vive una vida plena.

Poesía 
Miguel Adame Vazquez.
17/02/2017.

jueves, 16 de febrero de 2017

El verdadero secreto.




Escogí amar sobre todas las cosas
Nadie me obligó a querer demostrarlo 
Sobre un aroma suave sigo amando
Con la calma de saberme tranquilo 

No me arrepiento de sembrar las flores
Sé que existe el otro fácil camino 
Hasta el final cosecharé su fruto
Comprendo lo frágil del equilibrio 

No necesito de muchas palabras
Es fácil comprender lo que yo pienso
No existen secretos que son ocultos
Ama es ese el verdadero secreto.

Poesía 
Miguel Adame Vazquez.
16/02/2017.

martes, 14 de febrero de 2017

Clandestino.



Clandestino es querer luchar borrando mi nombre en una solo poesía.
Clandestino es no querer ser silenciado y decir lo que pienso.
Clandestino es seguir mi derrotero aún cuando este no se acopla a las reglas de los otros.

Clandestino es vivir en el desierto árido que nunca se ilumina con los tristes sentimientos.

Clandestino es querer recordar el camino cada vez que me pierdo sin saber que será en verdad conmigo.

Clandestino es querer recordar todas las ideas que en la juventud me sembraron y esperar poder amarme en un mundo en donde el amor es lo más importante.

Clandestina es mi sonrisa cuando simula no poder verte y no puedo seguir fingiendo que te veo de frente en una realidad que no se acomoda a lo que quiero.

Clandestina es mi salida en falso cada vez que me convierto en una jaula que aprisiona a los caprichos necios de una visión borrosa cuando la mirada fija voltea hacia las estrellas buscando en ellas todas mis respuestas.

Clandestinas son las mentiras que me mantienen vivo sin ninguna respuesta.

Clandestinos son los motivos cuando quieres desprenderte de mí y las huellas que marcaron todos nuestros tiempos no te dejan.

Clandestino es mi esfuerzo por dejar el caos de una historia antes de que esta deje de existir.

Poesía.
Miguel Adame Vazquez.
14/02/2017.


domingo, 12 de febrero de 2017

La última retaguardia del sol.


Como el último consuelo de mis más temidos miedos.
Van paralelos en un universo que cubre a todas aquellas grandes alegrías que he vivido.

Así son ellos, espejos gigantes de mis pensamientos.
Hermanos de carne con quienes comparto más que solo nuestro primer gran amor de la vida.

Cuando la lucha se torna constante.
Y la oscuridad aplasta a la luz en un solo paso.
Son ellos guardianes del tiempo.
Soldados de fe ante la oportunidad ineludible de poder lograrlo. 

Comparto con ellos historias, llantos y gritos.
También los escudos, logros y fuerza.
Sé que nunca estaré solo. 
Para ellos siempre seré el más pequeño.

Son mis hermanos y yo seré para ellos la última retaguardia del sol.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
13/02/2017.


El engaño vacío.



Caminan creyendo que lo cambiarán todo.
Pero solo logran engañar a sus frágiles pasos.
Como débiles marionetas deambulan sonámbulos dirigiéndose a ciegas al despeñadero.

No saben cómo pueden ver más allá de lo que solo sus ojos contemplan.
Y lentos van cuidándose en no caer con su pérdida al abismo de sus propios caprichos.

Su  vacío es eterno y en el no existe el retorno.
Abandonaron hace mucho sus únicos sueños
No volverán a verlos.
Tal vez nunca fueron de ellos.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
13/02/2017.




El amor vence a la muerte.


Requiero de la fuerza del fuego.

Con eso me bastará por siempre.
Huir del desasosiego que hunde.
Por un estéril corazón vacío.

Mis letras consuelan lo que tengo.
De modo que recobro el animo.
Venzo al que lo quiere invadir todo.
Recuerdo las alegrías sintiendo.

Para no morir de frío y hambre.
Basta que el ego no rompa a la fe.
Con su dolor de la pesadumbre.
Que lo consume en segundos todo. 

Lograremos ganar lo perdido.
Música que cura lo sublime.
Amor que vence la propia muerte.
Seremos como la poesía al oído.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
13/02/2017.

jueves, 9 de febrero de 2017

El silencio me hizo ser más fuerte.



El silencio me hizo ser más fuerte
Siempre fue sabio silenciar la mente
Sin el caos que le impide un gran instante
Para sentir poder y escaparse 

No quiero lidiar con el gran bullicio 
Ellos huirán del total escándalo
Mientras yo aquí me mantendré luchando 
al tener que expresar lo que siento

Con energía fluirá todo adentro
Más allá del grande dolor humano
Por ti seguiré fiel a mi sentido
Con mi propio ritmo siempre ganando

Yo deseo navegar con rumbo fijo
Y luchar constante al escucharme 
Basta con poder sentir lo profundo 
Ellos desean el poder naufragarme 

Me gusta poder ser muy diferente
Es sencillo para mí el amarme
y describir con letras mi tesoro 
Solo basta con tener mi propio mundo 

Escucho un montón de ideas atento 
Pero no cambio sigo fiel amando 
hasta que el puente lo desborde
luchare fuerte para a ti tenerte 

No quiero hundir mi barca rebelde 
Prefiero navegar para sentirte 
y doblegar al poder en secreto 
Siempre aquí estaré para protegerte

Poesía.
Miguel Adame Vazquez.
09/02/2017.

Después del silencio vendrá la calma



Quiero poder escapar del escándalo de las letras grandes y poderosas.
Esas que tienen el poder de agrietar mi energía.
Quiero ver la realidad más allá de mis simples sentidos que son humanos.
Sin tener que expresarme con todo lo que siento.

No necesito que el mundo me escuche.
Basta con poder sentir la profundidad de poder poseer mis secretos y en cada uno de ellos poder guardarte.

Quiero descansar bajo esa claridad que la soledad a veces habita.
Y seguir viviendo siempre en la propia felicidad de un presente.

Quiero saber que la última vez que hice un alto en el carrusel de la vida
Solo el espejo de mi alma soportó la mirada.

Nunca un secreto inconfesable será capaz de hacer que deje de soñar.
Porque escucho a mi propia historia
Estando seguro que después vendrá la calma.

Poesía.
Miguel Adame Vazquez.
09/02/2017.

martes, 7 de febrero de 2017

La poesía que amo.



Despierto con la poesía que amo
Nací con ese don bondadoso 
Que sería de mí sin tu presencia
Solo un vil retrato sin vida

Nunca fue mi opción olvidarte 
Es más que un gran deseo profundo 
Así que yo debo escribirte
Es mi mayor legado al mundo 

Aprendí con los años que pasan 
A desear ser algo más completo 
Mis letras son las que atestiguan 
Que me esfuerzo en poder serlo 

Seguiré soñando con un todo 
Solo me basta ser una estrofa 
Componerte un verso clásico 
Y olvidarme de la métrica.

Poesía 
Miguel Adame Vazquez 
08/02/2017.





sábado, 4 de febrero de 2017

No te duermas y empieza a vivir.


El viento sopló irreverente.

Sacudió a todo lo que encontró a su paso.
Su fuerza era como un abrazo descomunal.
Como aquel que quiere arrancar desde las raíces todos los miedos. 

Miedos que sujetan las ganas de vencer.
Porque son fríos y escurridizos como cada vez que destruyen los sueños.
Miedos que aprovechan la total oscuridad de los propios pensamientos.
Casi siempre se salen con la suya en una cacería que condena. 

Pero esta vez algo cambió.
Una pequeña luz penetrante llamó la atención de la tiranía que gobierna el calabozo.
Y las cadenas del odio y la inseguridad se rompieron completamente.
No pude correr con todas mis fuerzas porque las piernas no dejaron de temblarme.

De modo que solo camine.
Hubo un momento en el cual no veía completamente nada.
Nubarrones negros impedían que perdiera el miedo.
Ese miedo que me ha convertido en su más fiel esclavo.

De pronto los vientos dejaron de soplar.
Y la calma volvió como cuando tenía veinte años.
Al intentar caminar sin prisa nuevamente regreso la calma.
El dragón enterró sus caprichos.

No necesite correr.
Esta vez el perdón dominó a la exigencia que solo existe en el interior.
Agarre la espada y solté el escudo.
Es muy pesada la negación que protege.

Tome la espada con ambas manos.
Fue una pelea en la que luche hasta que nada quedo totalmente impune.
Esta vez el viento cambió de rumbo.
Fueron buenos los vientos que trajo la marea.

Ahora escucho a la soledad que domina a mi silencio.
Dejo a la brisa fresca que acaricie a el nuevo mañana.
Ahora mis amigos están también contigo.
No dejaran que el gran opositor te domine.

Deja que el viento sople con fuerza.
Que ya se ataron con bien todas las velas.
Y aunque a los ojos los llaman el sueño.
No te duermas y empieza a vivir.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
05/02/2017.

viernes, 3 de febrero de 2017

Erase una vez hace diecisiete años


Quisiera ser un simple atardecer que al contemplar tu esencia pueda tocar con letras  tu alma.
Pero el burdo vacío de otros causa un efecto de fuga de aquellos sentimientos que requieren ser dañados.

Te veías tan segura creciendo.
Que recomponías una a una todas las piezas de tu propio rompecabezas.
Pero llegaron las aves de mal agüero a querer destruir tu orgullosa siembra.
Y poco a poco fueron consumiendo su fruto hasta que de él no quedo simplemente nada.

Ahora te encuentras bajo un fuego llameante que no se conduele con nada.
Solo te hace falta el agua de vida.
Ese instante único en donde te sentías segura.

Se muy bien que nunca podré estar siempre a tu lado.
Aunque sea un deseo soñado con todas mis fuerzas.
Se muy bien que tu tendrás que construir en tu campo tu propio espanta pájaros.
Y uno a uno dirás con voz firme.
Que a pesar de la angustia efímera de la juventud crecerás grandiosa en todas sus maneras.
Subsistirás con éxito encima del todo.

Nadie estará exento a tu ingeniosa locura.
O de aquellos delirios qué tal vez requieran paciencia.
Pero al mismo tiempo nadie podrá evitar el sentirse intensamente atrapado por tu única manera de construir con dulzura y confianza.

Para el mundo es más sencillo destruir y pisar lo que otros han sembrando.
Pero tú con tu fuerza harás que ellos entiendan que son sus oídos los que escuchan  todo lo que grita tu joven corazón.

No les importa que tu romanticismo sea un sentimiento atormentado.
Para ellos solo son un montón de coplas que están en perpetua extinción.

Porque eres mi sangre estoy seguro que pronto sabrás escoger tus momentos de vida.
Y podrás con amor construir con letras doradas tu nombre.

Yo estaré ahí para ti como siempre lo he estado.
Buscando para ti nuevos manantiales de agua fresca en un desierto malsano.

Yo estaré ahí para consolar a tus bellos poemas rotos.
Siempre seré tu padre.
Hasta el último aliento de vida.

Seré para ti un soldado estoico.
Que no lo moverán las tempestades.
Y contemplaré contigo la esencia de la vida.
Seré testigo de todo lo que has sembrado. 

Poesía.
Miguel Adame Vazquez.
03/02/2017.