jueves, 30 de octubre de 2014

Ya es historia.





La luna estalla con mi sombra.

Su brillo palidece en mi memoria.
Sin arrepentimientos voy deambulando por la vida.
Construyendo Fronteras, Derrumbando Barreras.

Ya no importa que un destello de dolor torture mis recuerdos.
Ya es historia la desdicha pasajera.
El tiempo construye veredas que se borran con la lluvia de tu recuerdo.

Es fugaz el brillo de tus ojos. 
Dormiré con los destellos de tu propia historia.

Nuevamente la luna se enfría con la madrugada triste y rota.
Pero el amor está ahí.

Nunca se extingue la llama que alimenta el alma, solo reposa en la rotonda de nuestras memorias.

Poesía 
Miguel Adame Vazquez.
30/10/2014.




sábado, 18 de octubre de 2014

Déjate amar




Tengo que amar para renacer
O renacer para poder amar
En un mundo en destrucción.

Tengo que respirar y pausar por un momento.
Antes de recorrer con imaginación la desolación.
Ya que no puedo arreglar todo a versos.

Deja que tu corazón te guíe.
Deja que el amor te lleve por ahí.
Para hacer lo que es correcto 
Y no sea conflicto en tu interior.

Busca la paz en tu rencor.
Y déjate amar.
Deja de odiar.
Porque la oscuridad te reinara.

Déjate gobernar por la solidaridad de un alma abatida como tu.
Pero no compartas el dolor.
Comparte el cariño y el calor de la esperanza, la fe y la ilusión.
Que después de cualquier tormenta amaras.
Y reinara la alegría en tu saciedad.
Ámate como te amo yo.
Y el frío pasara.
Ámate y lucha por lo que te dará tranquilidad.
Es un mundo de ebriedad.




Poesía 
Miguel Adame Vazquez.

Con mucho cariño 
Para una alma pura.
Ara.








lunes, 13 de octubre de 2014

Lo veo en mi.



No necesito su recuerdo.
Lo veo en mí sonrisa.
En la alegría de mis ojos pequeños.
En las palabras que son cortas y a veces un poco sin sentido.
Lo veo en mis canas que nacen gloriosas.
En mis planes y charlas.
Lo veo en la nostalgia de la entrega que es inaudita.
En mi caminar campante cada vez que haya complicaciones y martirios.

Lo veo en mis más tiernos amores.
En la forma de entregar las cosas a mis sueños.
En mi mecha corta y altanera.
Lo veo en mi poca paciencia por las cosas.
En las obstinadas ganas de cambiar a el mundo sin lograrlo tan siquiera un poco.

Lo veo en mi mirada nerviosa.
En el amor de otros por tus buenas glorias.
Lo veo en tus museos y mis memorias.
Pero sobre todo lo veo ahora que me hago menos joven.
Y me veo en tu reflejo contento, siempre queriendo estar sonriendo.
Siendo el primero en poner el ejemplo.
Padre soy tu recuerdo.


Poesía
Miguel Adame Vazquez.
13/10/2014.



sábado, 11 de octubre de 2014

Me sobrevivo parpadeando mi destino.



M
e sobrevivo parpadeando mi destino.

Separando el dolor de mis lágrimas saladas.
Caminando a pasos no tan firmes por un bosque oscuro y húmedo.
Soportando las caricias de la lluvia fría.

Con las manos atadas al pasado a tal grado de no poder detener la caída.

Aguantando los golpes duros de la vida.

Salpicado momentos de desdicha.
Apretando los dientes tan fuerte que no se distingue el sigilo de la ruina. 


Me sobrevivo parpadeando mi destino.
Con la vista fija en la salida de un futuro lleno de esperanza.

A pesar de las nubes cargadas de desdichas.

Se que pronto lloverá sin la rabia infinita.

Me sobrevivo parpadeando mi destino.

Porque no existe el destino marcado.
Todo se construye en el momento.
Con las decisiones que te llevan al sufrimiento o a la dicha.


Poesía
Miguel Adame Vazquez.
11/10/2014.


El verdadero amor es para siempre.




El verdadero amor es para siempre.
Porque nunca dormirá el sueño de la muerte.

El verdadero amor es para siempre.
Porque vivirá hasta la proximidad de una eternidad que nunca duele.

El verdadero amor es para siempre.
Porque es un cúmulo de sentimientos alegres que calman las ansiedades.

El verdadero amor es para siempre.
Porque es un sentimiento intenso que derrite a el propio sol.

El verdadero amor es para siempre.
Es como una melodía del alma 
Un Trozo de ti.

El verdadero amor es para siempre.
Mi amor por ti es ese pedazo del cielo, ese color intenso en mi reciprocidad.

El verdadero amor es para siempre.
Mi verdadero amor por ti es un sentimiento pleno.
Es como una fruta madura.
Un manojo de flores silvestres.

El verdadero amor es para siempre.
Mi amor por ti es más que una pasión que enloquece.
Es un suspirar de madrugada.
Un abrazo que entume las manos hasta desfallecer.

El verdadero amor es para siempre.
Porque mi amor por ti es para toda la eternidad.
Mis votos por ti son un decreto del corazón.

El verdadero amor es para siempre.
Porque mi corazón te ama como cuando tenía veinte.

El verdadero amor es para siempre.

Poesía 

Miguel Adame Vazquez.
10/10/2014. 


miércoles, 8 de octubre de 2014

Yo te enseñare




Enséñame a vivir una vida que se respire sin tener que quedarme siempre sin aliento.
Enséñame a soñar sin el dolor que mata cuando se despierta de nuevo.
Enséñame a amar con la intensidad de un tormenta sin los estragos despues de la calma.
Enséñame a suspirar sin perder las ganas de vivir de nuevo.

Y yo te enseñare a volar sobre el horizonte.
A correr en las praderas y reír feliz a carcajadas.
A perdonar tu propia alma y entregar un nuevo ruego al universo.
A recibir amor a manos llenas al caminar con rumbo fijo y sin remordimientos.

Yo te enseñare a querer vivir en este mundo.
A ver a los ojos sin un mínimo parpadeo.
A no sentir pena por los sentimientos que llevas dentro.

Enséñame a olvidar recordando a mi pasado.
Y yo te enseñare a vivir de nuevo.

Poesía 
Miguel Adame Vázquez.
08/10/2014.

La tenue mañana





Siento tristeza por el alma perdida 
Por sus alas que caen abatidas.

Siento dolor por el clamor que agoniza en el alba
Y la gran indiferencia de una memoria que olvida.

Siendo terror por el grito lejano que no alcanza a ser escuchado por todos, que se ahoga en su llanto y nadie calma.

Siento calamidad por el río de sangre ante mis ojos 
Y el poco amor que se regala.

Me duele el alma que transpira angustia.
Me duele la Alegría que se apaga.

Una esperanza marchita 
Una tenue mañana.

Poesía 
Miguel Adame Vázquez.
08/10/2014.