martes, 31 de octubre de 2017

Nos encontraremos de nuevo



Cuando la memoria falla
crece un inmenso deseo por pronunciar
aquellas palabras modestas
esas que el acto cotidiano vivió como herencia
de este tiempo que nos llega envolviendo con la sombra de un presente que siempre sueña con nunca pasar.

Cuando la naturaleza nos llama
no existe espacio en donde la historia no nos juzgue
para eso se tendría que ceñir a la muerte
y esa es una voz intocable que ni los sentimientos
más intensos pueden disolver sin un dolor
que en el intento no nos mate de tajo.

Cuando observo al margen los hechos
tratando de dar explicaciones a todos
aunque nadie en su odisea me las pida
en ese momento siento la culpa
de un corazón que se ha dado cuenta
que ante el abismo la vida misma se fuga.

Tengo miedo que la vida no me alcance
para contar lo que siento
así que le robó al sueño su tiempo
y a los días, a esos ya no los nombro
solo los observo con la esperanza que el reloj silencioso
que todo nos cuenta quiera mirarme de lejos.

Con los años los caprichos anidan y se rompen
aunque regreses con la esperanza de verlos
estos serán como los últimos días el alba
ya no podrás distinguir a la noche que fue tu guarida
los días habrán enfermado, dejándote de rehén
a algunas horas y esas ya no volverán nunca de nuevo.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
01/11/2017.



lunes, 30 de octubre de 2017

Crónica anunciada



Crónica de un sin fin de desvelos
que arriesgaron sus pensamientos
para poder encontrar a una verdad desquiciada
por la esencia de los peores suspiros negados.

Así fue el afán por tratar de entender la piedad
con la que tus ojos miraban,
nada son ellos para tratar de observar
lo intrascendente que puede ser una falsa moral
frívola y engañada.

Me he pasado la vida descubriéndote
tratando de explicar la tristeza de tu mirada,
cuan solaz he sido al ignorar tu grandeza
queriendo volver ese recuerdo en un objeto
que logre apaciguar el vacío de no tener nada.

Nunca contuvieron tu rebelde sinceridad apasionada
esa pizca sensible y romántica de tu elocuencia
plagada de improvisaciones que nunca se limitaban
a tratar de entretener por compromiso a las palabras.

Nunca lograron encontrar en tu relato
la crónica de tus memorias,
murieron todos sus intentos de asomarse 
a tu adolescencia qué pasó volando
entre un perdón innecesario
por esa mirada penetrante
de lo que verdaderamente fuiste
en esta gran carpa de una crónica anunciada
por un mundo atroz.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
30/10/2017.

   





sábado, 28 de octubre de 2017

Tal vez solo soy un soneto que murió antes de nacer.



Prosa que se oculta de los verdaderos deseos del hombre,
titubeos que enturbian las ideas
como si solo fueran un encaje que se adorna
con un verso imaginado en comunión.

No soy un poeta que se autonombre en las páginas inmortales de la memoria histórica,
¿acaso no soy un fragmento del arcoíris que imagino quedarse en una línea del tiempo?.

Tus ojos me juzgan después de haber visto muchos sueños realizarse en una disciplina que no se avergüenza de existir en los siglos que inmutables
se amontonan con prisa en el tiempo.

Tú sonrisa burlona arruinó el reflejo de aquellos pergaminos de la carne que se atrevieron a salir
de las sombras vulgares de una línea inculta
que intenta soñar con la gloria del amor.

Cuantos somos como la arena incontable
y no callamos ante los murmullos de un corazón herido
que solo implora que en la noche pueda llegar con su velo oscuro y cubrirnos de brillo.

Vale mucho aquella crítica de una letra oculta
que no verá la luz de otros ojos
porque siempre se avergüenza de su música
que nunca fue engreída de su voz.

No recuerdo el momento en ese ayer
cuando decidiste cuidar  mis pasos cansados
estoy seguro que no me quieres ver llover
sobre aquellas tintas rojas que vieron la luz sin florecer.

Tal vez solo soy un soneto que murió antes de nacer.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
28/10/2017.

viernes, 27 de octubre de 2017

Mi avión de papel.


Quizás fue el cansancio 
que en un hastío iracundo 
transformó en un rencor rabioso 
tu tristeza que alegremente se trastorna.

Quizás ese es fue tu verdadero rostro 
sin máscaras y sin verdades ocultas 
sin preguntas con respuestas mudas, 
sin  sonrisas con una doble cara.

Quizás no te importó respirar la soberbia 
pues fue más fácil abandonar la sonrisa
con un adorno falso que parece a un gorrión alegre 
que ama cantar en las mañanas.

Quizás eres ese ayer que en mi recuerdo divaga 
feliz porque no te importan mis poesías 
que son como un montón de palabras 
sin gracia como frases bonitas que agradaban.

Aquella muerte lo ha cambiado todo, 
se robó aquel lindo orificio que hacía eco en tu mejilla cuando tu rostro sonreía, 
secuestró tus sueños en fantasías perdidas, 
solo te dejo un rencor como flor que se marchita. 

He perdido la memoria, ya no recuerdo el sabor 
a gloria de aquellos días maravillosos 
que fueron amorosos y eternamente 
felices con las cosas sencillas.

Vuela nuevamente en aquel avión de papel que te construí esta mañana, corre frente al mar y las gaviotas para que la brisa fresca del mar espante a las olas que deja que el viento cuando revolotean  los sentimientos por aquel gran ladrido del perro que alguna vez amamos los dos.

Estoy seguro que nuevamente ganarás la guerra 
sin tan siquiera pelearla,
si solo te propusieras vencer al cansancio 
este sucumbiría ante tu voz.

Quizás no has escuchado todas las veces 
que he querido oírte, se te olvidó vivir en ese instante quieto que como un momento te marcó para siempre 
con las huellas de la arena en el mar que con sus penas borró tu intento de ser feliz de nuevo.

Olvida todo ese pasado que te atormenta y vuela nuevamente en ese avión de papel como cuando eras una niña,volverás a ser feliz querida mía
solo olvida a él cansancio que te quiere cambiar la voz. 



Poesía 
Miguel Adame Vázquez.
28/10/2017

Atardecer



El sol oculto avanza con nostalgia
recuerda un pasado de hermosura
donde los sueños vuelan con ternura
de un gran amor que en la vida perdura

Tal vez nunca me será más sencillo
cerrar los ojos y volver al nido
solo quiero un viaje que sea sensato
con un amor que perdure conmigo

Quiero dejar aquello que nos mata
y como un lastre impide que vivamos
libres del invierno que no inspira

Volare eterno en tus puros recuerdos
siendo más que esa idea que cambió a tiempo
el sol se oculta huye de mis lamentos.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
27/10/2017


jueves, 26 de octubre de 2017

Me había olvidado de amar



Esta mañana descubrí
que una parte de mí se había marchado,
no sé si será una ausencia duradera
pero su silencio me arrancó el dolor tan rápido
que no he podido terminar de asimilar su partida.

Se ha cerrado un ciclo
y no me daba cuenta cuál era mi papel,
simplemente viví dejándome arrastrar
por la melancolía de unas letras que lloraban
y pedían tu clemencia.

Tarde comprendí que en este tiempo
no necesitaba el papel de víctima
esa soledad que me había acompañado
en el pasado ya había emigrado
con su vacío y mentira partiendo de mi lado.

Me había olvidado del sabor del amor,
como aquella esencia que me cuido
cuando nací y vi la luz antes que el día,
me había olvidado de lo bien que se siente
dejar pasar los segundos con tu rostro recargado
en mi pecho sin pensar en nada en absoluto.

Esta mañana descubrí
que no se necesita ser un poeta
para decir cuanto te amo
solo basta con sentirlo y no dejarlo pasar
cuando simplemente va llegando.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
25/10/2017.


miércoles, 25 de octubre de 2017

Tú amor me hace olvidar



Cuánto cuesta sentir un vacío
cuando ya no tienes nada que sangrar
porque tú corazón está completo
en una noche fría en la cual solo tienes
que cerrar los ojos y sentir el calor
de ese cuerpo que te ama a la par
de la luz que se conjuga con una oscuridad
que en la quietud de su calma se adormece 
descansando simplemente una vez más.

Es más fácil escribir historias rotas que contar
los secretos que te hacen amar para poder
vivir sin esperar nada a cambio
¿Acaso no lo hacemos a diario?.
Enséñame a olvidar en esa oscuridad
para poder pasar por alto las heridas
esas que nunca han significado mucho para otros,
a ti nunca te ha importado demostrar
cuánto en esta historia nos hemos amado.

Tú eres más que esa fuerza que muchas veces
se ha atrevido a soñar en las noches queriendo
desafiar a un desvelo olvidado las asperezas que 
detienena mi vida en este juego que no sabemos ganar,
ha pasado el tiempo y nada ha cambiado
he tenido que acostumbrarme alegremente
a interpretar tus felices silencios
!Cuánto me ha llenado de fuerza 
el poder contemplar tu mirada eterna!

Tú amor me hace olvidar lo innecesario que es
la poesía triste cuando se apodera de mis sueños
esos que no se atreven a revelar
el infinito que se escribe en todos mis desvelos
que no son nada sin un viaje contigo en pleno vuelo,
siempre he sabido que esa sonrisa tuya
apenas se atreve a asomarse bajo la profunda 
belleza de tus ojos discretos, así lo has preferido al sonreír
con una alegría oculta en tus adentros.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
25/10/2017.















sábado, 21 de octubre de 2017

Suspira mi corazón



Suspira mi corazón por el hierro
que forjó tu sufrimiento
por aquel que en su falsa fe
te gobernó con hambre matando tu cuerpo.

Su lujuria los llevó a un ferviente deseo de placer
que excediendo sus caprichos por una codicia
envenenó a sus ojos y vacío los pensamientos
de ya no querer una vida sencilla.

Han arruinado a la tierra
que les dio su miel a manos llenas
dejando en desiertos vacíos a los ríos
que antes cantaban con su estruendo al amar la vida.

Yo decidí caminar en búsqueda de la luz
creando un altruismo caritativo conmigo mismo
enterrando a la oscuridad del egoísmo
que todo lo destruyó dejando solo el dolor a su paso.

Suspira mi esperanza por la verdad perdida
no existe un tiempo que le interese saber
porque a nadie le importa ya averiguar
el porqué siempre triunfa la mentira.

Es más fácil ignorar desechando
a todo aquello que te dio su vida,
tierra fértil que sangró convirtiendo
su único anhelo tener comida.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
22/10/2017.






jueves, 19 de octubre de 2017

Todos duermen



Todos duermen, algunos lo hacen en el sueño 
de los justos que es la muerte, 
otros sueñan con el vacío que está lleno de promesas 
de esos cuerpos cansados que buscan en la noche 
un poco de regocijo que les dé certeza.

Todos queremos volver a ver la luz 
sin tener que despedirnos de la vida 
esa paranoia que va avanzado inútilmente
hasta cautivar con la prudencia 
que alimenta el ego a los cansados. 

Siempre amé al riesgo 
no recuerdo cuándo fue que me rebelé 
a ese traje que como molde nunca me ha quedado, 
quizá tal vez fue por ejercitar de más a un corazón
que le fascino sentirse maltratado. 

A decir verdad ya no puedo despertar
en la noche para saber si aún respiras, 
los años han sido muy generosos conmigo
pero la juventud no es una cosa 
que simplemente nos llegue por contagio. 

Todos duermen 
me quedo con las palabras atoradas en el tiempo,
para atinar a escribir lo que siento 
aunque muchas veces solo sean pedazos de historias 
que se apelmazan con el tiempo. 

Algún día ya no podré llegar a la otra orilla 
y tendré que conformarme a olvidarme de la vida 
esa que siempre se presume por vivir con sabiduría,
solo me resta enseñarle a mi corazón 
a caminar de nuevo este día.

Mi mejor costumbre siempre fue querer volver a ver la luz
esa que se construye como un derrotero seguro 
porque siempre le quise ganar la partida 
al sueño de los justos, 
no quiero que la muerte me alcance todavía.

Poesía 
Miguel Adame Vázquez.
19/10/2017.

martes, 17 de octubre de 2017

Sobreviví



Sobreviví a cada una de esas bocanadas de estrofas
que se esculpen sin ninguna prisa por mis manos inquietas de dolor,
nunca he sabido ignorar a la huida de mis deseos
con ese sabor de ignorancia que se arrebata en mis
adentros por salir al exterior.

Nunca aprendí a voltear el rostro a un costado
como si no pasara nada cada vez
que alguien quería cambiarme sus sentimientos
por unas cuantas palabras mías
que complaciera a una historia
que vez tras vez se repite al escribir.

Mis pies siguieron abriendo soberbios
los surcos descalzos de tus amores y desdichas
queriendo sembrar semillas de un texto
lindo y musical sin desdichas
solo sufrieron un montón de sentimientos
agazapados queriéndose abandonar en las palabras
de un campo lleno de infertilidad.

No recuerdo cuándo fue la última vez
que maldije a todas mis poesías,
a esas letras mías que fueron piadosamente partiendo
ahora solo revelan el contorno de tus ojos
esos a los cuales ya no tengo permiso de verlos directamente con mis verso rebeldes.

Hoy serás una estampa nítida de mi último recuerdo
de ese que fue rehén de mis silencios
que siguió sobreviviendo a mis propios poemas
esos que se revuelcan en la ira huérfana
de un amor correspondido.

Solo me quedan las ganas de pensar un montón
de desventuras deslucidas por la falta de una mirada 
que ilusionada sangra desdichas
que solo saben acumularse hábilmente
hasta que ya no se pueden beber
en un solo sorbo de dolor.

Sobrevivimos a nuestros poemas
que no son solo sueños nuestros,
somos más que una quimera parlanchina
que narra desventuras y amores rotos
que de igual forma a ser ajenos nos duelen
cada vez que les prestamos nuestra voz.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
17/10/2017.



jueves, 12 de octubre de 2017

Yo te creo



Vives en la profundidad de un pensamiento
que navega sin mundos paralelos
en una memoria sin recuerdos
intentando amarte cada vez que amanece de nuevo.

Sabes que ahí estaré para sostenerte
con todas mis fuerzas y nunca más dejarte caer
en el silencio de tus tempestades ocultas
que no se extinguen al vulnerar tus lágrimas tristes.

Nunca me rendiré ante el porvenir
frío de tu mirada triste
que no sabe ocultar la confianza perdida
entre un montón de escombros

Vives desplazando al tiempo
jugando con las horas que pronto se terminan
porque piensas que no tienes ningún consuelo
que te acaricie en la desesperanza.

Mis brazos siempre estarán abiertos
para apoyar tus desvelos
yo te creo
libera tu voz y grita de nuevo.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
12/10/2017.




martes, 10 de octubre de 2017

Erase una vez en luna llena.

Dicen que en octubre
brillan las mejores lunas llenas
que deambulan los sueños revelando la vida
y cubriendo con amor las penas.

Dicen que en octubre
no se pueden ocultar las sombras
y que las miradas sueñan
con ser cómplices de un pasado que solo se aleja.

Dicen que en octubre
podré contemplar mis versos desnudos
libres de tantas mentiras que ahora
quieren ahogar a mis letras.

Dicen que en octubre
el espesor de la bruma disimula la ausencia
y que en la oscuridad de la noche
en su premura el amor simplemente nos llega.

Dicen que en octubre
brillan las mejores lunas llenas
yo solo sé que desde ese otoño
somos uno en veinticinco primaveras.

Han sido años maravillosos
llenos de una vida plena
erase una vez una historia sencilla
hermosamente contada por la luna llena.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
10/10/2017.

A mi amada compañera de toda la vida por nuestros veinticinco años inseparablemente juntos.

sábado, 7 de octubre de 2017

Más que un instante



Mi memoria es un recuerdo frágil
que a veces se acongoja con la zozobra
de no saber cómo respirar bajo la calma
de un humedal de historias llenas de nostalgia.

Mi paz ahora ya no lleva la cuenta del tiempo,
ese que en su tristeza siempre trata de no llorar
sabiendo que podrá aguantar la ausencia
de la luz con su aurora.

Hoy soy más que solo un instante
que sobrevive con un vaso de agua estancada
floreciendo fuerte con la única esperanza
esa que se alimenta prácticamente ya de nada.

Siempre me ha gustado amar y ser amado,
no hay nada más sencillo y hermoso para mi
que poder alimentar mi boca con el sabor dulce
de la vida cuando se sabe uno necesitado.

Muchas veces tuve que olvidarlo todo
y salir huyendo de las sombras,
esas que te roban las caricias
con un instante olvidado.

Dicen que el poeta cree que lo sabe todo
que puede escribir libremente
lo que nosotros los otros simplemente callamos
¿Cómo sabes tú poeta lo que a mí me está pasando?

Es mucha soberbia el sentirse iluminado
el poeta investiga en esa noche que se refugia
en la tibia esperanza de poder digerir
a la propia vida que se agazapa escondida.

El poeta respira despacio la esperanza
amando poder estar despierto y observar en las horas con los ojos bien abiertos, esperando a la muerte que llegue para poder mirarla sólo un poco más
antes que a los demás les llegue.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
08/10/2017.






miércoles, 4 de octubre de 2017

Otoño




Pronto se terminarán las flores frescas
el otoño acaricia el rosal marchito
que se pudre con los fríos
que ya no son tan fortuitos
como cuando reinaba un alba quieta.

Pronto dejarás invadir tus sonrisas
con el ocre color de tus miradas
y ya nadie llorará tu partida
no en mi país en donde da lo mismo
que llegue el otoño con su alfombra
de hojas secas que van alimentando
los lamentos de un mal porvenir.

Pronto se pintarán las miradas con un aire solemne
en donde el bambú solo se esfuerza
por llegar lo más cerca del cielo
no le importa ahogar en su camino
a las nochebuenas que buscan desesperadas
los últimos rayos de sol.

Pronto caerán sobre tus hombros
los rumores que tambalean a los abrazos
seis que te sostienen con los ríos
y sin las escandalosas tormentas  
que se ufanan por llevarse todas las penas.

Llega el otoño con su canto de hambre
y al poeta ya no le importa
que nadie quiera descifrar sus poemas.

Pronto la memoria será un recuerdo inconsciente
un olvido que insiste en ese pasado que fue feliz
con el solo deseo de tenerte.

Pronto el alba envejecerá con el capullo
que se apura en esconderse.

Pronto el otoño cerrará la ventana de los sueños
y las hojas de los árboles se pudrirán
por el exceso de las flores secas
que solo callan en un silencio insuficiente
de un país en donde nada importa,
No importa que llegue el otoño
ya su mundo es un otoño gris.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
05/10/2017



En un cielo anaranjado

Te soñé navegando en las aguas del olvido ¿Como son?, me preguntaste, son inmensas tan azules que se pierden en un efímero respiro. ...