miércoles, 27 de febrero de 2019

Oyamel de mis sueños




Oyamel de mis sueños

Te planté con la esperanza
que crecieras fuerte
oyamel de mis sueños.

No importa que en el invierno
no lleguen mariposas
me conforma el consuelo
que en la vacuidad de este mundo
existes en mi recuerdo. 

Que perdura en mí memoria.

No quiero que seas un leño
o carezcas de agua
que alimente tus esperanzas,
eres pequeño.

Como una ilusión promisoria.

Más aún así te amo,
en la nostalgia de un sentimiento tierno
frágil y sin raíces.

Efímero en el honor de un deseo.

Me dijeron que no te sembrara
que no crecerías
que mis ojos nunca verán tu sombra,
que ninguna mariposa reposará sus alas.


Qué importa si con el tiempo creces
y soy pasado de tu naciente obra,
habré dicho que plante un árbol
no fue cualquier árbol,
eres oyamel de las alturas
rey del bosque tibio. 

En un invierno cruel y frío.

Mariposas que vuelan en las alturas
miles de ellas no regresarán en primavera,
son un pasado que ensombrece con su paso el cielo.

Te planté con la esperanza
que crecieras fuerte
oyamel de mis sueños.

Hija de mis eternos ruegos
pronto algún día volarás de nuevo,
vivo con la esperanza
de que no olvidarás tu camino
y regreses conmigo.

A regar el oyamel pequeño.




Él Mute

27/02/2019.

lunes, 25 de febrero de 2019

Cuantas veces



Solo me bastó un instante
para convertirme en un prófugo de las palabras,
nunca aprendí a callarme
si lo hubiera hecho
no sería la piedra en el zapato
que siempre incomodó.

Preferí vivir en la profundidad de los rostros ajenos,
sin falsedades,
sin extrañar el lado más cómodo del silencio,
sin los límites que vagan desafiantes
como si fueran espacios interminables
para poder reír.

No sé si soy feliz,
no me atormenta el saber lo que piensas de mí,
pronto te irás con el tiempo
como si fueras esa camisa de moda
que se esconde en el olvido
de un efímero recuerdo.

Preferí una tarde serena
en la que pudiera recargar mis ideas,
tal vez siempre fui un ingenuo
por no separar mis letras de tus pensamientos
nunca me importó usar un corrector de estilo,
que nunca sepas lo que pienso de ti.

La escritura siempre tuvo reservadas
las mejores ideas para mí,
proliferaron como si fueran
un montón de hormigas que trabajan fuerte
con el único propósito de huir de la soberbia,
ese alimento que causa sordera y dolor sin amor
así lo he pensado siempre.

Nunca morí cuando tú lo dijiste,
me hiciste ver como un dolor iracundo
que hierve con el deseo
cada vez que escucha los rumores expuestos de un otoño
que adorna sus pensamientos
con las hojas secas de una desolación.

Cuántas veces
has recitado un sermón funerario en mi honor,
pero no me muero
sigo aquí,
respiro casi igual que ese bebé que nació hoy.

Los días ahora son débiles
aun así no vivo obsesionado con las cosas
algún día seré yo quien te lleve rosas a tu funeral,
la vida en su primavera
siempre ha guardado su calor para mí.

Solo me bastó un instante,
me convertí en un prófugo de las palabras
nunca aprendí a callarme
si lo hubiera hecho
no sería el narrador de mi propia historia,
esa que siempre vivió para hacerme reír.

Soy un prófugo,
de cada unas de mis palabras,
así soy feliz,
viendo como te lamentas
de cada momento que sonrío
a pesar que las noches se acortan traviesas,
cuantas veces más será así.

El mute
25/02/2019.

miércoles, 20 de febrero de 2019

Es más fácil



Es más fácil hablar de oscuridad,
de que ya no existe el tranvía
en un mundo en el que todos caben,
en donde el silencio es un lujo
por la bulliciosa ciudad.

Es más fácil inventar palabras
que no dicen nunca nada
que se ahogan en la boca
porque nadie las pronuncia,
ya nadie se detiene para poder hablar.

Es más fácil cerrar los ojos
y ver que la verdad es desnuda,
que aguantas la respiración
para no morir en el despojo
de los mismos miedos de siempre.
Es más raviol ponerse a contar
un montón de pliegues
que se fibosn en las ideas que desvarían,
que desertan de la mirada
en una multitud que ama verse en el espejo.

Es más fácil olvidarse del tiempo
como si sólo viviéramos
en el mediodía de nuestra vida
y despertamos de ese letargo tan espeso.

Es más fácil olvidar
que saber que ya sabemos esa historia,
se sufre con el pasado
es más fácil criticar lo que no se crea,
matar la fe con ideas falsas.

Es más fácil
simular que no nos importa nada,
es mentira ignorarlas
la riqueza y la felicidad de otros
sin sus problemas y no estoy dispuesto a condenar.

Es más fácil decir que no se siente frío
cuando no se vive en una casa con rendijas
en donde se cuela el viento y la tierra,
es como desesperarse en la inutilidad del halago soez.

Es más fácil respetarse
cuando no se tiene que respirar
el aire melancólico de un poema triste,
ese que se esfuerzo por terminar siempre feliz.

Es más fácil comprar tarjetas
que detener el tiempo y contar estrellas,
preferimos asustarnos con la eternidad y su soberbia,
el conocimiento no sirve de nada si no se sabe
el verdadero significado de la palabra amar.

Él mute
20/02/2019.

martes, 19 de febrero de 2019

Antes lo amaba todo




Te olvidaste de mí
en tu abandono
no hubo manera de cambiar tu mirada,
preferiste ser fiel a la tristeza falsa.

Me llevaste a nancas
en un tropel desastroso,
grite en mi estupidez tan fuerte
Que pareció que fuese mucha cosa el perderte.

Solo se pierde una vez,
cuando el desierto del desamor
seca el corazón permanentemente
Y esa pérdida duele más que la propia muerte.

Te olvidaste de mí
te lloré como si fueras todo en mi vida,
no me atreví a mirar a lo que es más eterno
Preferí disimular las mentiras.

Ahora en la distancia
después de todo
me doy cuenta
Que tu mirada se olvida.

No eras todo en la vida,
solo era que antes lo amaba todo
ahora todo navega en un mar de verdades,
amarme ahora es la misma vida.

Él mute.
19/02/2019.

jueves, 14 de febrero de 2019

Amar no lo es todo, es lo único


Indolente en su arrogancia
así era el cerro que en lo alto
veía hacia abajo,
son hormigas que dan risa
solo decía.

Llegó la lluvia en su torrente
nunca paro
con sus fuertes vientos
derrumbó los cedros en su vientre,
el cerro cedió.

En su agonía escurría
solo lodo se veía
se desgajó en mil pedazos
el imponente cerro cedía
quedando en planicie su osadía.

Insolente cerro que todo se creía
ahora solo es tierra de nadie,
amaneció y el sol brilló como nunca
había muerte en la vereda ahora perdida.

Solo quedan sombras y culpas,
a Dios nada le ocultas
¿de que sirvio tu victoria?  
ahora solo eres tierra suelta
que se desmorona con el viento en la derrota.

Tu vida era sencilla
los gorriones te cantaban
los altos árboles sombra te daban
nada en este mundo te faltaba
eras una cima por todos soñada.

La vida es muy sencilla
corto es el tiempo
siempre va de prisa,
solo ama lo que sientas
sentir todo lo que haces es la diferencia.

No seas como el cerro
que en su cima había agonía,
nunca se dio cuenta que lo amaban,
ahora la vida es para él pasado
nada queda de su gloria vivida.

Amar lo es todo en esta vida,
lo demás se compra o trabaja,
el aire es gratis
también el aliento de vida,
ama ahora
que todo es enseguida.

Miguel Adame

14/02/2019.

 

miércoles, 13 de febrero de 2019

Amistad



El bosque está desnudo en su silencio
en él viven los viejos,
esos que parecen estar ciegos
que deambulan cazando entre flores marchitas.

Tienen cicatrices de sangre
supervivientes de una jauría de hienas
no les es necesario pronunciar palabras
basta con recargarse uno al otro con su larga melena.

Con los años heredarán su amistad
a prueba de fuego su amor filial,
quitan el dolor de la llaga
agua entre pastizales secos y una llanura baja.

En la sabana hace calor
aún así en la aldea llega la sombra,
es una nube oscura que esconde a el sol
lo hace por un instante ya que alivia y te calma.

En la pradera viven dos Leones
dominan todo lo que los ojos
alcanzan a ver en el horizonte,
fuerte es su rugir que a nada le temen.

Serían polvo en el cosmos
trofeo en la sala,
se tienen en un camino mutuo
defenderse si es necesario a costa de su vida.

Mi amistad hacia ti
es como la de los dos leones
pelearon su batalla quedando heridos
ganaron respeto, bosque desnudo en su silencio.

El mute

14/02/2018.  

lunes, 11 de febrero de 2019

En la orilla de un río




En la orilla de un río
no sé si aventarme,
agachar la cabeza y beber
hasta que el miedo se quede sordo ante todo su bullicio.

Burbujas agonizantes,
lluvia arrastrada por el viento
hasta que la ladera de un precipicio
se rompa por la vida hacia las rocas.

Llueve en lo confuso,
nubes negras y copiosas
que estallaron en furia y júbilo hacia ti,
como una manada de búfalos en su plena estampida.

El cielo es testigo silencioso
como un poema ante mis ojos
manantial que nunca se olvida,
me quise sumergir en él para encontrar mi salida.

Olvidé que las palabras se ahogan  
que se pierden en las rocas
de un frío que se sumerge
hasta perder la luz de esa superficie asustada.

Agua fría y lejana
todo lo arrastra,
se lleva los soles y el espanto
de no saber a dónde ir.

Detén el diluvio
antes que la fuente de vida se inunde
contaminando la esperanza
de querer ser.

Agua que purifica tus remordimientos
seca tu sed en el arroyo que ríe
con la esperanza de volver a verte pronto,   
como si fueras la última gota de un río árido y estéril.

El agua lo es todo
vida y muerte,
he convencido a la tormenta

para que no traiga el dolor que escurre por el risco hoy.



‪"En la orilla de un río", un poema de MiguelAdame via @poemame_poesia https://poemame.com/story/en-orilla-de-un-rio‬