martes, 29 de agosto de 2017

Ustedes


Ustedes zigzaguean dudando 
de sus propios pasos,
creando una tormenta fantasiosa 
de realidades falsas 
no les alcanzan las mentiras 
para abarcar sus vicios oscuros 
y dejar de odiar a lo que realmente amo.

Ustedes solo vomitan insultos impronunciables
con un alarido blasfemo que se incendia 
en el horror de gritar, 
solo así satisfacen el silencio 
que nunca debió quedarse callado
no cuando más necesitaba del sonido 
de la propia voz que consuela 
en la angustia de la estéril desesperación.

Ustedes se envenenaron con lo único 
que el dinero no les ha otorgado 
y viven con el vacío de una ansiedad 
enferma de tanto ganar.

Ustedes han olvidado lo que significa amar 
tal vez porque nunca han tenido la oportunidad 
de saborear las sonrisas de la felicidad.

Ustedes podrán fingir que no les importa mi vida,
pero no lo harán, lo seguirán anunciando 
con una voz que se queda afónica por tanto alardear, 
nunca será suficiente su ego para borrar 
de mi rostro la bondad que he aprendido a soñar.

Ustedes no tienen ni una pequeña pizca de bondad,
no saben lo que es sentirse amados 
en una tierra cobriza y lejana en el calor 
que no circula con los aires espesos del odio.

Ustedes prefieren voltear el rostro en señal 
de abandono que girar sus ojos 
en busca de reciprocidad.
Ustedes.

Poesía 
Miguel Adame Vázquez. 
29/08/2017.



domingo, 27 de agosto de 2017

Profundidad



Llegó profundo
en donde habita la soledad del silencio
ahí ninguna ventana está abierta 
no existe memoria que se acongoja 
por lo que ha olvidado ayer.

Solo se borró para dejar espacio 
a otra historia que nace, 
como ese suspiro que duele 
porque es un camino que no tiene un final placentero 
es como una vida que no quiere ser recordada 
de esa manera tan triste en donde sólo los murmullos tienen su combustible para poder incendiarlo todo. 

Nada se puede hacer para evitar lo que es inevitable,
el mundo sigue girando sin detener su marcha,
no bastaran los buenos deseos,
tampoco será suficiente el corazón que es bueno,
simplemente pasará
y en el desierto incierto de la calumnia 
esperaremos el olvido 
este pasará sin detenerse en el tiempo 
para poder entonces olvidar.

Llegó profundo
en donde habita la soledad del silencio
ahí ninguna ventana está abierta 
no existe memoria que se acongoja 
por lo que ha olvidado ayer.

Profundidad.

Poesía 
Miguel Adame Vázquez. 
27/08/2017.





viernes, 25 de agosto de 2017

El día que no recuerde a mi padre



Arden los ojos por unas lágrimas que se niegan 
a salir a la intemperie seca y llena de dolor.

El día que no recuerde a mi padre,
ese día habré borrado de la memoria 
el único rastro de lo que verdaderamente soy.

Su rostro vive en mis recuerdos más lúcidos,
en mis palabras mecías y taciturnas, 
en las ideas confusas pero llenas de amor y ternura.

El día que ya no pueda despertar de los letargos
de la melancolía, 
ese día habrá empezado la cuenta regresiva 
de los días oscuros que se derrumban 
por la tristeza de mucha lluvia a falta de sol.

He perdido la cuenta desde aquel último día 
que estreche tu mano delgada,
no te pude sostener la mirada 
había mucha tristeza en mis ojos que no saben mentir.

Ese día se murió la última nostalgia 
que se acurruca en los rincones 
del tiempo no pude llorar, 
era tanto el dolor que me aturdía 
el silencio de mis lamentos,
y solo atine a seguir viviendo 
como si verdaderamente no pasara nada.

Así lo hubieras querido siempre, 
padre amado te gustaba recorrer las calles 
antes de tener que volver al mismo lado otra vez.

Yo también como tú quiero mandar a construir 
mi sepulcro y con letras pequeñas escribir 
mi propio nombre.

El día que no recuerde a mi padre, 
ese día habré borrado de la memoria 
el único rastro de lo que verdaderamente soy.

Poesía 
Miguel Adame Vázquez. 
25/08/2017.




jueves, 24 de agosto de 2017

Mi refugio seguro eres tú



Mi refugio seguro eres tú
cuando el viento sopla con una fuerza descomunal 
que arranca de sus entrañas a las raíces 
más profundas de la propia vida.

Mi refugio seguro eres tú
cuando la única salida a un clamor de desasosiego
no encuentra buen puerto en donde atracar. 

Mi refugio seguro eres tú
cuando la oscuridad va ganando terreno 
llenándome de temores fríos 
que desgarran en la soledad.

Mi refugio seguro eres tú
cuando la muerte enferma la carne 
hasta consumir la última esperanza de amor 

Mi refugio seguro eres tú
cuando la misma luz te da la espalda 
y no encuentras la salida que te libre del terror
de vivir con el alma en vilo.

Mi refugio seguro eres tú
cuando no existe ninguna mano 
que te sujete del precipicio de la calamidad que controla 

Mi refugio seguro eres tú
cuando los años se acumulan inquietos 
llevando la cuenta de todas las primaveras 
que pudiste bailar bajo el sol.

Mi refugio seguro eres tú
porque existes cuando yo mismo he perdido la fe 
en mis propias enseñanzas.

Solo aspiro a no perder el último aliento 
que me mantenga con la esperanza 
de que aún existe un pequeño hueco 
para poder ganar.

Poesía 
Miguel Adame Vázquez. 
24/08/2017.



miércoles, 23 de agosto de 2017

Te extrañe demasiado


Te extrañe demasiado en el intento 
de desaparecer de mi vida,
tu ausencia destrozó a mis sueños,
uno a uno fueron desapareciendo 
hasta convertirse en escombros en un mundo perdido.

Ahora contemplo un futuro que es incierto 
en donde tus abrazos ausentes me dejaron frío,
ahora quisiera poder regresar a ese tiempo 
y nunca dejarte en el silencio sin ningún suspiro.

Te ame demasiado,
pero ese amor no fue suficiente para salvarme 
de esa oscuridad que poco a poco me va matando 
no quiero convertirme en polvo que se lleva el viento.

No quiero que veas mis ojos,
no podré más ocultar la verdad 
que me consume en un soplo,
nunca tu perdón será suficiente para un corazón 
que estalla en mil recuerdos vanos.

Quisiera poder cerrar los ojos 
y poder descansar todo lo que en tantos años 
no lo he dormido,
quisiera que en esos sueños los momentos 
nunca pasaran y despertar sonriendo 
con la única preocupación de no poder 
alargar el día para darte de mi eterno amor.

Te extrañé demasiado en el intento 
de desaparecer de mi vida.

Poesía 
Miguel Adame Vázquez. 
23/08/2017.

sábado, 19 de agosto de 2017

Solo la desolación se acordó de ti.



Cómo no sentir desolación,
solo bastó un instante para hundirme 
en el vacío que provoca la angustia 
de tener que salir huyendo de la muerte,
esa que no vacila ante la mínima provocación.

Solo quisiera poder olvidar a ese dolor 
que trajo la tristeza a mis ojos, 
ellos eran en el ayer como tú,
dos lumbreras juguetonas y alegres.

Han devastado mi consuelo, 
ya no puedo disfrutar de la noche 
impregnada de una lluvia que canta con fuerza.

Solo me ha quedado el miedo,
ese recuerdo de mal espíritu que cae 
como una bruma espesa en un corazón 
que ya no respira.

Solo me ha quedado el terror 
para no poder vivir con la paz 
de una mañana bella.
Cómo le explico que deje de llorar 
si son sus manos tan pequeñas.
Nunca conseguirán sujetar 
a ese rostro que tiembla.

Amor.
!Qué significa esa palabra en sus mentes!
¿A caso no fue Dios quien dio de su amor? 

Nunca importó el color o el idioma de la tierra 
que parió sus vientres.

Mi cuerpo se apretuja en el silencio, 
ya no puede aguantar más el escándalo 
que ensordece al sentimiento de no verte.

La noche llueve.
Llora infinita por tu ausencia que duele.

Mañana saldrá el sol recuperando lo que ayer
solo escurre hasta el cansancio.

!Como le explico que en esa nueva mañana que florece
ya no estarás para reír por cada una de sus travesuras!

Solo la desolación se acordó de ti.
Que no me extinga la oscuridad.
No tengo miedo.
Nunca podrás condicionar a mi camino
porque no soy botín de tus miedos.



Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
19/08/2017.


lunes, 14 de agosto de 2017

Morimos por querer solo vivir sin sentir.


Morimos con el aire impregnado de noticias negativas
que no se desvanecen con el olor agrio de la orfandad.

Morimos con las palabras oscuras 
que endurecen las arterias del espíritu
quebrando los suspiros que anhelan una 
segunda oportunidad para seguir viviendo.

Morimos cuando nos rendimos ante 
la catástrofe que lo inunda todo,
borrando el camino que seguimos 
con ilusión y compromiso.

Morimos cuando dejamos de amar 
sin pedir algo a cambio.
Morimos cuando olvidamos quienes somos 
en un mundo estéril y descorazonado.

Morimos cuando retenemos las palabras dulces 
y preferimos lanzar veneno en vez de rosas.
Morimos cuando preferimos estar despiertos 
que seguir soñar al lado de aquel ser humano 
que solo desea tu calor limpio y sano.

Morimos cuando queremos que todo suceda 
de prisa porque ignoramos lo bello 
qué es seguir disfrutando todo con calma.

Morimos cuando nos volvemos insensibles 
a la caricia tierna de nuestra única mascota.
Morimos cuando solo pensamos 
en cómo seguir viviendo esperando la muerte.
Esa muerte que la tenemos segura.

La vida plena se nos escapa de las manos 
sin darnos un poco de cuenta.
Morimos por querer vivir sin sentir.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
14/08/2017.




Si es preciso olvidarlas



Han pasado muchas primaveras 
desde que el último invierno te dejo esas cicatrices 
que el otoño no ha podido enterrar bajo las hojas secas.

Era muy pequeño para acordarme 
pero esas batallas como una maldición 
se repitieron con dolor muchas veces
como para poder olvidarlas,
Tal vez solo a mí 
no me puedes ocultar esa historia rota.

Ahora sé que reflejas sin querer en tu mirada 
esa pérdida en una infancia anunciada
que cultivaste odiando a la impaciencia
y que los años caminaron sin ti con mucha prisa.
 
Sin tolerar las amarguras te diste cuenta 
que ese pasado te pesa tanto 
que es un lastre que te sumerge 
en las profundidades de la tristeza 
que te habita disfrazando el dolor.

Como quisiera que mi amor te alcance
para borrar ese ayer oscuro,
como quisiera poder ser esa manta protectora 
que te refugiara del rencor que te acaba.

Nunca he perdido el perdón en una ilusión 
efímera y olvidada.
Porque la fe es lo último que se pierde.

Esperaré a esas primaveras venir a ti
con el verano listo en la mirada, 
para si es preciso también olvidarlas.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
14/08/2017.


domingo, 13 de agosto de 2017

Mis mejores otoños están por venir



Un destello de luz se asoma tímidamente 
por mi memoria apresurada,
por esa mirada que se incursiona 
por la ventana de mis ilusiones 
buscando a la luna y su esplendor.

Sé que está todavía allí,
reservando a mis mejores otoños por venir,
reposando a los días que pasan como apresurados 
porque simplemente ahora la mirada es más cautelosa,
ya no se extravía a la primera silueta escondida 
de mi retórica por querer mucho vivir.

A estas alturas de mi vida he perdido el interés 
por el halago que no es sincero,
me he alejado de aquella amistad convenenciera 
por su gran ego de superficialidad.

En el pasado muchas veces me quisieron 
robar la alegría, esa que se destella 
y se contagia a la primera sonrisa,
quisieron amargar a mis intentos 
por imitar a aquel que en el pasado 
me enseñó todo con su ejemplo 
y que ya no está para cuidar mi andar.

Como un cobarde muchas noches incontables 
fui un barco de papel a la deriva, 
extraviado en un mar de noche 
en la oscuridad de un infinito frío 
sobreviví en su inquietante profundidad.

Aqui estoy, sigo pregonando mis incontables alegrías nunca me perdí extraviado 
en los sin sentidos de la vida,
queriendo agradar solo a los resentidos,
a esos que aman a la única maldad.

En la historia de mi vida 
yo he sido mi rescate, en esa soledad de mi compañía,
que me ayudó a descubrir alegremente 
que los gatos prefieren mi presencia 
para acurrucarse en mi seguridad.

Nunca tendrán precio los desvelos 
que a veces son más que necesarios, 
para recuperar a esos días 
que necesito para descansar soñando.

Ahora nadie me dirá lo que tengo que escribir 
en las hojas de mi vida, 
nunca volverán a ser solo simples palabras vacías 
de una poesía trasnochada y rota.

Ahora solo me duele saber 
que poco a poco se están muriendo 
todos aquellos que marcaron mi vida.

El mundo se está quedando solo 
siento mucha tristeza saber que nada volverá
a ser otra vez igual sin ellos.

Mis mejores otoños están por venir,
los espero reposando a todos los días 
que aún quedan para poder escribir 
con ese destello de luz que se asoma 
tímidamente en un nuevo día por mi ventana.

La luna se fue con esa luz que alumbra 
a la oscuridad impidiéndole salir una vez más. 

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
13/08/2017.


martes, 8 de agosto de 2017

El cielo cada vez está más lejos de ti.



Gritos de cólera que invaden tu sangre 
en busca de una víctima más
así son de insensatos los aullidos 
que no tienen ni idea de cómo defenderse
ante la tempestad que barre con toda 
tu humanidad insignificante y pérdida 
en un mundo ajeno a tu pobreza 
por una estirpe negra y abandonada 
desde que tu mirada tienen la posibilidad  
de observar a tu figura olvidada en el frío 
de tu soledad por tantos siglos fuera de casa.

Así es tu pobre voz que no se escucha
ante tanto escándalo que enfurece 
ante tu baja oportunidad de concentrarte
en las cosas que son verdaderamente importantes.

No lo podrás cambiar,
no tiene caso que te desgarres intentándolo 
de mil maneras diferentes, 
tu mirada cansada siempre delata tu ignorancia 
de tantos siglos llenos de tabúes facciosos 
por una educación funesta y obsoleta 
que olvida que alguna vez fuiste un clan glorioso 
y lleno de riquezas que adornaban tu cabeza
con plumajes de mil colores de libertad.

Ahora solo eres una antigua pieza de museo 
que se abarrota los domingos 
cuando tus ojos pueden ver el sol y las estrellas 
que te han olvidado 
porque ahora solo sabes mirar 
a donde tus pies caminan.

El mar nunca pudo consumir tu fuego,
tampoco el frío hizo doblar tus pasos descalzos, 
solo las ruinas amontonadas en un paraje boscoso 
son muestra de que tu luz brillaba 
en la oscuridad más absoluta.

Ahora tu enfermedad termino 
con la poca fe que te restaba 
ahora solo quieres descansar 
antes que tus manos agrietadas 
por la tierra dejen de tener la suficiente 
fuerza para poder sujetar tus palabras 
que gritan aquel nombre impronunciable 
por los enemigos que temblando se escondían 
de tu presencia guerrera.

Eres rico en historia 
y pobre en sueños de gloria,
nadie escucha tu voz 
porque se han cansado de robarte 
a manos llenas.

El cielo cada vez está más lejos de ti.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
08/08/2017.



domingo, 6 de agosto de 2017

Mar adentro.



Mar adentro.
Marea que arrastra a mi dolor 
con cada intento que no recuerda
cuándo fue la última vez que tuvo la valentía
de no ahogarse en sus lamentos.

Mar adentro.
Agua salada de la desdicha 
que con un solo sorbo de agua dulce 
se convierte en la verdad que es absoluta.

Mar adentro.
Solo el mar azul como el zafiro 
logra apaciguar la furia de la luna y su marea.

Mar adentro.
Que en su venganza no se conforma 
con el canto de la noche en su constante oleaje 
que arriba adormeciendo lentamente 
a cada palabra que se niega a naufragar 
en la inmensa calamidad de las mentiras.

Mar adentro.
Nunca lo hundirá la vergüenza de esos ojos 
que no saben disimular la tristeza 
de un puerto alejado del amor y las caricias.

Mar adentro.
Del otro lado del mar te estaré esperando
con los brazos abiertos implorando al tiempo 
que detenga su partida.

Mar adentro.
Que despierta la ansiedad 
por la ausencia de tus besos humedos 
por la brisa de tu tierna sonrisa.

Mar adentro.
Nunca dejaré de mirar hacia 
lo lejos que observa la mirada,
ahí estaré una vez más esperando que el sol
se asome por el horizonte azul de la mañana.

Poesía 
Miguel Adame Vázquez.
07/08/2017.







viernes, 4 de agosto de 2017

Sí que lo fue.



Lo fue.
En el intervalo de un amor se quedo mi pasado, 
era viejo y sin sueños hasta que por sí mismo 
pudo parir un nuevo aliento que triste y lento 
en sus lamentos deseó volver atrás.

Y en la sorpresa viajaron caminantes mis mejores deseos hasta descubrir que en el invierno 
mil primaveras se convierten en la mayor rareza 
de poder existir.

En ese camino la fe se topó con el lamento 
de la muerte, ella se encargó de borrar 
a toda la nostalgia de un futuro que desea 
soñar con un porvenir que el odio nunca podrá vencer.

Solo con amor podré seguir acuñando 
un sin fin de sabores 
llenos de un cariño que burlará al rencor 
para no tener que llorar por el resto de mis días.

Solo con ese amor podré seguir 
controlando a esa destreza imaginaria, 
con ella nunca dejaré de ser tenaz 
en mí lucha para poder derrotar a la marioneta 
que es la vida.

Ahí los sueños formaran su propia historia 
nunca dejaran de seguir escribiendo aquellos 
murmullos vivos que en un aliento se construye en paz.

Lo fue.
Y con esas alegrías que construyen actos buenos
supe eludir a la guerra,
nunca pudieron sus embates emboscar a mi palabra 
para que ella dejara de acariciar con versos a toda 
la fuerza que se alimenta de la bondad.

Solo con amor seguire siendo más 
que solo un recuerdo inmediato que termino 
con lo pesares de una noche caprichosa 
que ya no quiere vivir atrás con lo que fue.

Hoy mi futuro es una dicha permanente 
de un pasado que vivió con su presente 
de un pasado que solo fue.

Poesía 
Miguel Adame Vázquez.
04/07/2017





A través de la rendija.

Te veo por mis ojos no te puedes ocultar de la mirada te observo con la mente puesta en los sentidos sin ninguna última palabra....