viernes, 25 de abril de 2014

Tu tiempo fue y lo tenías todo.


Ahora solo veo como tus ojos se cierran por el cansancio nocturno y melancólico de una madrugada fría.
Ahora solo sé que escuchas el ayer sin sentir algún destello que vibre por un presente que se agite con el simple hecho de sentir respirar a cada instante.
Ahora solo sé que te fuiste en el momento más inesperado de mi vida.
Cuando la tierra se estremecía con el crujir de cada una de mis poesías infinitas.

Ahora sé que tenías todo de mí y que ahora ya no tienes nada.
Ahora sé que nunca te quisiste dar cuenta de lo capaz que era mi amor por ti en el firmamento.
Ahora sé que solo construiste grandes rascacielos con tus palabras.
Y cada una de ellas nunca quiso soñarme en el infinito glorioso a donde siempre lleve tu nombre.

Ahora sé que tú propio ego te hizo casi diminuto.
Porque nunca dejaste fluir a mí energía libremente y sin ataduras.
Ahora sé que solo tienes el reflejo del tiempo que nunca perdonará a tú ayer.
Ahora sé que ese tiempo inconmensurable que guardaste como un tesoro valioso, simplemente lo dejaste en el olvido.

Tu tiempo fue mi tiempo.
Y lo consumiste lentamente hasta que ya no te quedaron más razones.
Ya no pudiste pretextar el tener que vivir más tiempo conmigo.
Tu tiempo fue y lo tenías todo.


Poesía
Miguel Adame Vazquez.
22/04/2014.


El dolor sigue ahí


El tiempo se detuvo en un instante 
Y el dolor sigue ahí.
Retorciendo mis emociones y acelerando mis palpitaciones errantes.

Quisiera que tus manos milagrosas apaciguarán el volcán que devora mi alma silenciosamente.

Y Por un momento así lo fue.
El dolor desapareció con la magia.
Con tus caricias mi alma se reconforta de mi desasosiego.

Ya no me duele la indiferencia de la dicha que se ausenta de una vida.

Lo que me duele es tu recuerdo punzante.
Aquel que llevas tatuado en tu subconsciente.

No sabes como quisiera que un cuento de hadas reinara cada vez que respiras.

Pero la vida es así, irreverente  y retadora.
Siempre siendo un reto latir cada mañana y sonreír.

Siempre a nevado  Sobre una montaña de adversidades y desaventuras 
Pero la flama de la esperanza se mantiene calmada porque tu 
siempre estarás ahí.

Siempre lo has estado para mi.
Cada vez que mis ojos te hablan sin palabras.
Porque el dolor se manifiesta retador y dominante, tu estas ahí.

No importa Que el silencio y la oscuridad te acompañen.
Siempre has estado ahí.
aun en la ausencia que cala por el frío y tu sabiendo que nadie más te observa.
Tu estas ahí.


Poesía 
Miguel Adame Vazquez.
22/04/2014.


Llorar o vivir

Tú amor alimenta a mis sentimientos es libre y glorioso por su alegría, siempre lo negué porque lo sentía y fue un gran pasado de suf...

Etiquetas

Translate

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

POÉMAME

http://poemame.com/user/MiguelAdame/history

Follow by Email

Sígueme en Twitter

@adamemiguel

Translate

Muchas gracias.

Queridos y apreciados lectores:

Solo tengo más que agradecimiento para cada uno de ustedes que se han tomado unos minutos de su valioso tiempo, para leer mis poemas.

Gracias al Internet, a la gran nube, he podido llegar relativamente a todos los rincones de la tierra, a toda hora y en todo momento solo con una conexión a Internet.

Me llena de satisfacción saber que muchos de ustedes son de países tan lejanos.

Espero poder seguir compartiendo en un futuro, más y más de mis poemas y tenga el honor de ser leído en su corazón.

Gracias eternas.

Su amigo.

Miguel Adame Vázquez.

Etiquetas

Número de visitas

Seguidores

Google+ Followers

Sígueme en facebook

https://www.facebook.com/poemasmigueladame/