sábado, 30 de abril de 2016

Deja que el fiel consejero cuide tus heridas.






Solo los fuertes sobreviven en un torbellino de ansiedad.
Es por eso que vive tu vida con propósitos y el universo de alegrías te colmará.
No dudes ni un momento amar incluso a quien no conoces solo por desconfiar.
Por qué al dar esperanza a otros que no la tienen tu vida nuevamente se llenará.
Late intensamente con propósito porque el tiempo que es muy corto, solo para aprender a cómo odiar.
Ya la maldad domina este oscuro mundo lleno de injurias e iniquidad. 
La fiesta de los hipócritas ninguna lección te dejará.
Ama intensamente, que es lo único seguro que tienes en esta historia que construyes es tu propia realidad.
Ama ese canto melodioso del gorrión que en tu ventana te canta y nada te pide a cambio.
Ama el calor de un sol que te arropa en su momento de intensidad.
Y que no dejará nunca que el frío te extinga en la infame oscuridad.
Ama el aliento fraterno de quien te abraza sin compromisos ni tristezas y te quiere de verdad.

Solo los fuertes sobreviven en un torbellino de soledad.
Deja que las emociones negativas se marchiten solas en su frase vengativa.

Deja correr las fuentes de vida de ese caudal de energías que te llamarán a hacer nuevamente lo justo.
Deja que el fiel consejero cuide otra vez tus heridas.
Que yo ahí estaré para alimentar tu alma.
Nunca te dejaré en la derrota.
Porque eres parte de mi círculo perfecto.
Eres mi familia.
Y a la familia se le cuida.
A la familia se le ama de verdad.

Poesía 
Miguel Adame Vazquez 
30/04/2016.

jueves, 21 de abril de 2016

Sobreviví.



Sobreviví.
Seguramente la memoria no alcanza a recordar aquel día donde la luz fue tenue y el aliento se acortó en un solo segundo.
No había esperanza ni ilusión de volver a respirar la inmensidad de un mundo que apenas a un par de ojos le alcanza a poder comprender.
Pero el corazón se aferró a luchar por latir y reír una vez más en esa corta vida que apenas brotaba.
Sobreviví.
Tal vez el holocausto de nuestros días tiene la memoria perdida.
Y no escucha a un interior que aconseja a los sueños partir.
Pero fue así como el pasado se volvió un pedazo de historia que se narra y se desoja con mucha satisfacción en mi.
Sobreviví.
La mente se aferra a las historias que considera dignas de vivir.

No niego que aveces son más aquellos que se deleitan por ver sufrir a los justos.
Siguen existiendo las sombras.
Y los fríos que arrebatan la gloria de ti.
Aveces esas penumbras son como una pesada losa que no te deja salir.
Y como un sueño que se interrumpe de noche , en lo más profundo no te deja existir.

No niego que aveces es el miedo un ladrón impecable que  te agota.
Pero reacciona , porque eres un ser dichoso por todos los tesoros inmateriales que poco a poco has sabido conservar.
Tesoros que no tiene precio por su invaluable  amor que no se vende y no se deja traicionar.

Sobreviví.
Porque siempre habrá alguien que será más tenaz que aquel que lo logra todo arrebatando lo que no le pertenece.
Sobreviví.
Porque siempre habrá una luz que no te dejará ahogarte en las sombras de un sueño que agita y que te quiere ver morir.

Voltea tu rostro y ve una a una sus imágenes.
Son muchas las manos que te abrazan con fuerza.
Como aquella vez en la que la memoria no te dejará mentir.

Poesía.
Miguel Adame Vazquez.
21/04/2016.



La vida es maravillosa

La vida es maravillosa vence el miedo que acongoja, vivir es hermosura para un corazón de piedra un amanecer dichoso con alegría. Tier...