lunes, 28 de noviembre de 2016

Mi primer latido.


VOZ: ROSALINDA LOZANO
POEMA: MIGUEL ADAME

Soñamos despiertos.






Quisiera poder trasladar la inocencia a una mente tranquila.

No es mucho de lo que se requere para vivir la vida de manera sencilla.
Nos vamos complicando las cosas poco a poco hasta que perdemos los amaneceres.
Buscando solamente satisfacernos unos a los otros.
Y simplemente después de una batalla perdida.
Resulta ser que no podemos lograrlo y solo con ese vacío llenamos todos y cada uno de nuestros días.

Siempre refugiados bajo las órdenes de otros.
Solo aprendiendo la verdad de alguien más que ya construyó sus propios sueños.
Olvidando la esencia de poder crecer y morir contentos con mucha alegría.

Antes corríamos a dormir para construir fantasías y sueños gloriosos.
Y al otro día amábamos poder contarlo a todos.
Ahora simplemente rehusamos a hacerlo, preferimos mantenernos despiertos.
Soñando despiertos.
Tratando de heredar un legado con nuestros versos.
Quisiera poder trasladar la inocencia a una mente tranquila.

Poesía.
Miguel Adame Vazquez.
28/11/2016.




viernes, 25 de noviembre de 2016

Murió la revolución.





Murió la revolución.

Y con ella ha partido la historia que quiso hacer un cambio.
Solo su recuerdo será añoranza por un mundo perdido y que nunca será mejor.

Murió la revolución.
Nunca el alivio se sintió ganado.
Lucho intentándolo todo.
Ahora solo nos queda esperar.
El mundo no puede estar peor.

Murió la revolución.
Siempre será de la misma manera.
Ganancia de unos cuantos pescadores.
Pérdida de los que no tienen voz.

Murió la revolución.
Y con ella se extingue la esperanza.
Nunca se tuvo la más mínima oportunidad de mejorar.
Siempre se impone el que más puede seguir arrebatándolo todo.
Un cambio vendrá.

Murió la revolución.
Y me dejo una enseñanza.
Se lucha con fuerza y nunca se desiste.
No mientras exista la posibilidad en la vida y verdad en la esperanza de poderlo lograr.

Poesía.
Miguel Adame Vazquez.
26/11/2016.

En memoria de Fidel.





¿Que quieres de mí?





¿Que quieres de mí?

Si el aliento que tengo lo he entregado.
Y solo me he pedido un espacio remoto.
Un lugar no muy triste para poder sobrevivir.

¿Cómo puedes pintar en un lienzo que es prohibido todo lo que escuchas?

A mí nunca me ha molestado que en tu sangre circule el poder de la música que todo lo da.
Es un don que Dios te ha dado.
Síguelo disfrutando al máximo con toda la expresión de tu ser.

¿Que quieres de mí?
A veces tu mismo vacío solo agobia.
Porque fue mucho lo que pediste que yo hiciera. 
Y ahora simplemente lo has olvidado todo.
Tú perdida de memoria es una broma tan repentina que solo me queda el consuelo de  saber que no tengo la obligación de hacerte feliz.
Esa obligación es solo tuya.

Y es porque mi cuerpo llego a este mundo con mucho trabajo.
Y en cada segundo que transcurre luche por no morir. 

Tú seguirás temiéndole a la noche.
A esa oscuridad que es indiferente cuando la luz del todo se ausenta.

Ambos hemos dejado todo de lado.

Poesía.
Miguel Adame Vazquez.
25/11/2016

jueves, 24 de noviembre de 2016

Antes de que la tierra caiga en el silencio.





Antes de que la tierra caiga en el silencio.
Alza tu voz en un solo grito.
Y de un solo golpe sostén un alarido de fuerza.
Hazlo hasta que el mundo entero lo sepa.

No dejes que la desdicha que mata solo el alma.
Desahucie la vida que muy poca te queda.
Porque en un solo susurro sabes que se extingue el fuego.
De esa deidad que la vida te otorga.

Muchas son las historias que se cuentan desde un pasado que ya se hizo remoto.

Pero muy pocas de esas historias, son el cúmulo de cosas que dejan su huella.

Son tus pasos borrados silenciosamente, los que no quieren contar sus errores, son solo ellos los que saben realmente lo que muy adentro te pasa.
Sin voz seguirás ignorando lo que realmente te importa.
Solo fingiendo amarte en una sola palabra.
Pero no te engañes, el amor es más que eso, el amor es quien verdaderamente te salva.

Antes de que la tierra caiga en el silencio.
Alza tu voz y deja que la gente que solo te enferma.
En un solo grito exprese lo que tanto tú has callado.
No dudes de lo que sientes en tus mismos adentros, conseguirás la gloria que vale la pena.
No será solo un orgullo que hincha.
Será como cuando eras pequeño.
Te enseñaron a amarte, y aprendiste a hacerlo.
Sigue intentándolo a diario, aunque en el intento de lograrlo mueras, hazlo.

Poesía 
Miguel Adame Vazquez 
24/11/2016.


miércoles, 23 de noviembre de 2016

Cuenta la leyenda de un poeta empedernido.



Cuenta la leyenda de un poeta empedernido. 

De un juglar de historias ajenas.
En cuyas letras se narran los más extraordinarios momentos de una vida plena.

Más allá más de solo vivencias.
Sus palabras fueron un remanso de paz para los que igual que él piensan.
Pensamientos ocultos de una noche que es muda.
Donde aveces el sufrimiento está a flor de piel por lo que ya no recuerdas.

Tal vez es sus oraciones está tu pasado perdido.
Olvidado en los rincones por un rostro que ya ni siquiera voltea.

Cuenta la leyenda de un poeta empedernido. 
Un cuenta cuentos de almas ausentes.
Un último sobreviviente de relatos inconclusos.
De un universo inequívoco de solo versos y prosas.

Cuenta la leyenda de un poema jamás escrito.
Se escribe con tinta indeleble.
Porque en cada estrofa desfallece su suerte.

Poesía.
Miguel Adame Vazquez.
23/11/2016.

Dedicado a todos y cada uno de aquellos poetas taciturnos de la clandestinidad.


lunes, 21 de noviembre de 2016

Me dejaste de amar.





Me dejaste de amar.

Lo siento en cada milímetro de la piel que te añora.
Lo siento en este corazón que ya no late con la fuerza descomunal que se desborda.

Tal vez fueron el cúmulo de años que se agolpan testarudos.
O fueron los pretextos que se acumulan uno a uno como si no importarán los segundos que se extingue poco a poco.
Tal vez fueron las incontables noches frías en las cuales mi sombra no estuvo arropando tu cuerpo amado.

Ahora lo sé.
No bastara una sola disculpa como antes.
O las mil canciones que te hablaron por mí en cada letra.

Hoy el río del amor es un torrente seco.
Ya no fluye desde el manantial cristalino de tus propios pensamientos.
Tu fluir ya no lleva ni una sola gota de pasión que se atesora como si fuera la última para no morir.

Hoy la sonrisa nerviosa que seduce con una sola mirada ya no basta para lograr la bendita comunión.

Ninguna palabra será lo suficientemente fuerte para poder decir que te amo.

Ninguna caricia podrá ser el pretexto perfecto para tener tu calor nuevamente en mis brazos.

Es frío el vacío de un hogar roto en donde enmudecen las noticias.
Son tristes los recuerdos que no pueden romper el desencanto de una mirada perdida.

Me dejaste de amar.

Y tú no eres la culpable de aquella soledad que acompañan ahora a todas mis poesías.

Ahora lo sé.

Ninguna palabra que enmudece ante tu sola presencia será suficiente para poder volver a amar.

Poesía.
Miguel Adame Vazquez.
21/1/2016.

Dedicado a todos los que deciden renunciar y no luchan por seguir adelante.
Lucha por amarte primero.
Y lucharán por ti.






Amarás primero, amarás de nuevo.




Voz: Rosalinda Lozano 

Yo no te excluyo de mí amor.


Me pongo en tu piel y el dolor me convierte en un espasmo doloroso.
Sé que abajo de esa capa de invisibilidad está un tormento que es ya un poco eterno.

Es como un abrazo de delirios efímeros y malditos que nunca dejarán de seguir tus pasos.
Son como una angustia penetrante que no te deja respirar por un montón de angustias.

Eres invisible para los ojos de aquel que todo lo destruye con un solo soplo.
No importándole nada de lo que sientes adentro en lo absoluto.

Tu sesgo de humanidad es un sueño perdido en las memorias.
Quedando solo en ti una estampa oculta en una jungla que no olvida la falta de claridad para seguir.

Eres una sombra excluida entre un montón de granitos de arena en un pobre mar salado.
Un aliento sangrante que perdió todo, porque todo ya lo dio.

Te abrazo y te incluyo en mis plegarias, uno a uno en mis sueños coloridos.
Para mí eres más que una montón de polvo en las galaxias.

Eres un recuerdo vivo que hace de mí vida un momento hermoso.
Porque los segundos que me brindas con tu arte soñada me hacen vibrar con lo mucho que te amo.

Ya mi memoria había olvidado.
Lo tanto que yo a ti te necesito.

Yo no te excluyo.
Incluye en tú vida mí amor.

Poesía.
Miguel Adame Vazquez.
20/11/2016.

Para aquellos que se sienten excluidos en un mundo que solo juzga lo que ven los ojos exteriores y no alcanzan a ver más allá en el profundo interior.

jueves, 17 de noviembre de 2016

Etéreo es el amor que vence tus miedos.




Etéreo es el amor que mis miedos a veces infundados te entrega en cada beso.

Y es con mucha fuerza casi inefable para que mis ruegos se contengan.
Estos llorarán inconsolables por no poder tener en un momento inherente todos tus  abrazos.

No siento vergüenza por no gritar lo mucho que te amo a quien solo nos observa.

Es por eso que la luz que te ilumina siempre será una luz luminiscente ante la oscuridad que es absoluta.

Nunca la soledad austral será ausente en la maniobra delatora de un rumor que solo arruina.

No será la aurora una imagen inmediata cada vez que te acaricie con un montón de sentimientos.

Nunca será el olvido un irse por completo.
Vivirá siempre la historia como un sin fin de cosas que se cuentan en lo mucho que en la vida has narrado.

Nunca será la elocuencia incontrolable la que a solas se deleite con todas tus memorias.

Solo el desenlace que es siempre querido podrá hablar lo mucho que juntos hemos pasado.

Nunca la envidia que es pasajera de un tiempo recurrido podrá derrotar a nuestro brillo.

Solo nuestra luz que es una luz completa, volverá a dejar a ciegas a esos egos que solo les duele que sigamos respirando.

Nunca nuestra suerte será un azar que se gana a cualquier precio.

Siempre el amor que es elocuente encontrará la forma exacta para que ambos podamos seguir haciendo lo que tanto amamos.

Poesía.
Miguel Adame Vazquez.
17/11/2016.


 

¿CÓMO IGNORAR TU GRANDEZA?



VOZ: ROSALINDA LOZANO

lunes, 14 de noviembre de 2016

Las hojas de otoño.




Navego sobre un horizonte que ya está más que perdido.
No quiero volver mi rostro al funesto pasado.
Sé que muy en el fondo está escondido el camino de regreso.
Y solo atino a tener un corazón abrazado a los mismos sentimientos artificiales de mi propio vacío.
Siempre imaginando escuchar el sonido de las hojas del otoño.
Pero estas ya han caído encima del todo.

Ya mis pies están muy cansados de tanta desdicha.
Que solo el tiempo corre por su propia prisa.
Solo un rostro oculto por la verdad podrá ver el final que me espera.
Porque aún no dejo de sentir esas manos que se cierran al sentir mi esperanza.
Yo solo cierro los ojos para ausentarme del todo y no tener que ignorar lo que menos importa.
Siempre ha sido así en toda mi historia.

No es una historia triste, llena de grises.
La que construyes a diario con muchas palabras.
Es solo mi intento por esgrimir voluntades.
Que me hace feliz a pesar de los pesares.
Seguirás intentando cambiar todo lo que puedas.
No sé si podrás algún día lograrlo del todo y vencer a los miedos ajenos.

Pero por ahora solo me resta llenarme de gozo y sentir el amor verdadero que cala los huesos.
Porque ya no obedeces la voluntad de otros.
Eres tu quien con hierros y aciertos.
Vas construyendo los mismos sueños perdidos.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
14/11/2016.







jueves, 10 de noviembre de 2016

Suspiro para no morir.



Suspiro para no morir.

Y tener que quedarme con la rabia de una esperanza perdida.
Es muy cierto que lo único seguro que tenemos, es una noche conclusa que llegará a nuestro día.
Marchitando a nuestra inmensa ilusión por tener una vida mejor.

Suspiro para no morir.
Y no tener que volver atrás extrañándote, hasta tener que desfallecer de agonía.
Por los recuerdos de una vida que son muy cortos cuando se vive con la culpa de dejarse  ganar sin vencer.
No quiero sucumbir al dolor final de tú estampa de vida.

Suspiro para no morir.
Y olvidarme de todos los ojos que solo te ven discurrir por la tierra.
Pero que en ningún momento de su existencia exhalan un súbito grito de amor.

Suspiro para no morir.
Que tener que dejar mi herencia iracunda de memorias robadas.
Prefiero escribir la mejor versión de mi historia y no vivir.
Con el remordimiento a caudales por lo que no pudo ser.
Suspiro para no morir.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
10/11/2016.

Con mucho cariño para una luchadora incansable. 
Mi admirada Teresa Manzanares.
Que suspira para no morir.

lunes, 7 de noviembre de 2016

A la luz de mis ojos y alimento perpetuo de mi corazón.


Como un parpadeo en el infinito cósmico han sido los momentos en los cuales tus ojos han visto lo glorioso del firmamento.

Los años por tu vida han pasado velozmente, como ráfagas de luz que iluminan la memoria. 

Así han sido los millones de momentos en los cuales tú, todo nos has entregado.

No me he dado cuenta de la inmediatez de la vida que transcurre alegre.
Porque mis días a tú lado han sido como un suspiro momentáneo que otorga la sagrada vida.

Cuan hermoso ha sido el privilegio de poder amarte.
Y poder proteger tu vida en diecisiete años que son más que gloriosos.

Eres y seguirás siendo un maravilloso recordatorio.
Que el amor en la vida es la base de todo.

Tú has sido lo más maravilloso que en este mundo nos ha pasado.
Porque tú nos has enseñado lo que es amar a alguien por encima de tus propios intereses.

Me has entregado la oportunidad de poder aprender todos los legados de nuestros grandes antepasados.

Nunca tendré las suficientes letras en un verso para poder expresar cuánto te amamos.

Ahora que te veo creciendo en espíritu y te contemplo.
No puedo más que sentirme satisfecho por lo mucho que nos has entregado.

Siempre seré un ser orgullosamente iluminado  por la mujer que en ti con el paso de los años ha llegado.

Pronto, muy pronto, tú construirás tú propio camino.
Y no viviré en ninguna angustia que es ajena.
Porque sabré que tú en la vida has ganado.

Tú historia será una historia gloriosa.
Y el mundo sabrá de las huellas que has dejado.

Nunca podré poner en palabras precisas todo lo que te amado.
Y solo me queda seguir agradeciendo al creador la oportunidad que he tenido contigo.
Por poder ser para ti como una pequeña sombra protectora.

Cuando naciste, nació la hermosura de un ser que llega con la luz de las estrellas.
Porque tú eres y serás siempre para mí la más bella muestra de amor qué hay en este mundo.
Tú me has enseñado que el amar es un bálsamo en nuestra existencia.

Nunca existirán en mi corazón la melodía exacta que describa cuánto te amo.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
07/11/2016.


A la luz de mis ojos y alimento perpetuo de mi corazón.
Gracias por darme la oportunidad de ser tú padre.



sábado, 5 de noviembre de 2016

A mí, ya no me robas la calma.


Gemidos ocultos de una mentira que se vuelve traicionera.

Así son tus plegarias que ya no engañan a cualquiera.
Amargas son tus dificultades, siempre serán así tus historias.
Por más que las adornes con palabras amables.
Siempre estará tu amenaza que es una voz engañosa.
Y que siempre rondará iracunda por todos sus pasos.
Al no recibir con prontitud lo que anhela.

A mí no me engañas con tu vida que es una vida robada.
Mis ojos ven más allá de tú sombra.

Tú fuerza es una gran cantidad de dolor que a los demás transforma.
Robándote la energía vital de aquellos que solo te estorban.

Yo no te entregaré más ya lo que más amo.
He aprendido a resistir soportando.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
05/11/2016.

Yo me quedaré con lo mejor de tú historia.





Temo teñir mi cabello de historias que se repiten de un pasado más joven.
Ya no son los mismos años en los que la vida se desafiaba con una sola mirada penetrante.

Ahora los huesos crujen por sus pasos prohibidos.
Y el humor que fue en un pasado una sonrisa nerviosa.
Ahora es solo un silencio que calcula los riesgos antes de llegar temprano a su boca.

El tiempo es un inmediato dolor que simplemente se agota.
Solo dependerá de ti, que tanto lo desperdicies lamentándote por no poder adivinar lo de otras mentiras que te agobian.

El tiempo consumirá la carne, que solo un montón de materia.
Te quedarán las historias.
Los viajes imaginarios en la memoria.
Aquellos que se esfuman poco a poco.

No todo se irá con el viento.
Te quedarás con mis abrazos.
Con mi calor que tanto te ama.
Porque aunque ya mis labios no lo pronuncien muy seguido.
Nunca olvides cuanto te amo.

Te quedarás con mis suspiros y mis glorias pasadas.
Yo me quedaré con tu pasado que a veces se asoma.
Y le contaré a tú descendencia amada, lo mucho que se de tu historia.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
05/11/2016.



Llorar o vivir

Tú amor alimenta a mis sentimientos es libre y glorioso por su alegría, siempre lo negué porque lo sentía y fue un gran pasado de suf...

Etiquetas

Translate

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

POÉMAME

http://poemame.com/user/MiguelAdame/history

Follow by Email

Sígueme en Twitter

@adamemiguel

Translate

Muchas gracias.

Queridos y apreciados lectores:

Solo tengo más que agradecimiento para cada uno de ustedes que se han tomado unos minutos de su valioso tiempo, para leer mis poemas.

Gracias al Internet, a la gran nube, he podido llegar relativamente a todos los rincones de la tierra, a toda hora y en todo momento solo con una conexión a Internet.

Me llena de satisfacción saber que muchos de ustedes son de países tan lejanos.

Espero poder seguir compartiendo en un futuro, más y más de mis poemas y tenga el honor de ser leído en su corazón.

Gracias eternas.

Su amigo.

Miguel Adame Vázquez.

Etiquetas

Número de visitas

Seguidores

Google+ Followers

Sígueme en facebook

https://www.facebook.com/poemasmigueladame/