lunes, 27 de enero de 2014

Princesa rota.


Viejos recuerdos quedan estampados en una memoria que es fallida.
Con mucho dolor del pasado sigues coloreando con pensamientos las imágenes clandestinas.

Eres fiel a tú memoria que no claudica a las nuevas aventuras.
Porque siempre te aferras a las noches rotas. 

Como nubes que surcan los cielos airosos. 
Así tú no alcanzas a retener la buenaventura que te asecha  siempre de frente.

Cierras los ojos al sentir que el cansancio de la ilusiones rotas te besa.  

Es más fácil pasar de largo.
Que esperar de un tajo que el tiempo siga su marcha sin detenerse. 

El cuento de hadas se trasforma en una pesadilla que nunca acaba.
Parece que el viento ya no sopla vibrante al rebotar ahora en tu triste mejilla. 
Eres una princesa rota que solo el amor podrá salvar. 

Poesía 
Miguel Adame Vazquez
27/01/2014.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.