miércoles, 5 de septiembre de 2012

Cual propósitos que tienden caminos.


Cual propósitos que tienden caminos, voy firmemente dando sentido a mi vida.
Lo busco afanosamente en cada sustancia que toco, en el placer de poder elegir lo que es mio.


Voy trazando el poder del sentido, impulsándome instintivamente con fuerzas, dando siempre un solo suspiro.


Ya no tengo que encontrarme diariamente
Porque voluntariosamente me vivo, en mis sensaciones ocultas me cultivo.
Cual defensa sublime no me retiro.

Como reacción suprema a mis propios principios.
Voy por mis ideales pregonando a gritos, por lo mudo y silencioso que es mi regocijo.


Como una batalla en un campo perdido
Voy combatiendo ciegamente conmigo.
Deliberadamente siempre derretido, por un sol que me aba-zalla
Como un autentico deseo ferviente y genuino que no menosprecia mis más puros motivos.

Ya no es espejismo mi propia existencia.
He desafiado lo lógico de la esencia concentrada, del saber que el tiempo no es mio.


Como un todo voy pregonando quehaceres, cuando invento mis grandes sentidos, al dar rienda suelta al olvido.
Voy andando sobre empujones y placeres, estirando pacientemente mis caminos.
Recordando que siempre resucitan al verme todo genuino.


Siempre cobijo mis ayeres de mis más fervientes respiros.
Sobre una conciencia que frustra lo que encuentra distante.
De lo espiritual que su fruto se riega, siempre permanece inerte conmigo.


Cual propósitos que tienden caminos, voy dando tumbos prohibidos.
Voy firmemente dando sentido a mi vida, ya no tengo que encontrarme conmigo.
Porque voluntariosamente siempre me vivo.



Poesía

Miguel Adame Vázquez
Marzo de 2007.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.