miércoles, 26 de septiembre de 2012

Discretos destellos traslucidos de una leve esperanza





No puedo soportar más tu indiferencia
Tus ojos no me hablan, se mantienen vacios.

Discretos destellos traslucidos de una leve esperanza
Cerrados a la luz de las palabras.

No puedo soportar más tu indiferencia.
Son muchos los años en los cuales mi corazón te sigue amado.
Más aun todavía no se encuentra vacio.
Está lleno de recuerdos y sueños logrados.

Mis sentimientos son fieles, no a una costumbre que se queda.
No a los principios que se aprenden temprano.
Te quieren porque han aprendido a vivir a tu lado
A veces blasfemos, a veces abnegados.
Siempre esperando envolverte de nuevo con un te amo.

Discretos destellos traslucidos de una leve esperanza
Palpitan serenos, ya viene la calma.


Poesía
Miguel Adame Vázquez
Septiembre de 2012.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.