miércoles, 7 de agosto de 2013

Los gritos sin voz no me permitieron escuchar.


Tus recuerdos tcan tu rostro
Estas inerte, tienes Miedo.
Amor y odio.
Dios y demonio.
Refugio?
Nunca fue tu refugio.
Fue una Sabiduría en el abismo.

Son recuerdos que no dejas salir 
Porque paso todas las noches.

Y donde estaba mama?
Recuperarás  tu niña interior 
Aquella que esta dentro de ti.

Tu no tuviste la culpa
Me tienes a mi.
Tus recuerdos te atormentan por lo que quisiste evitar después.
Y los gritos sin voz no me permitieron escuchar.

Poesía
Miguel Adame Vázquez
07/08/2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.