jueves, 19 de septiembre de 2013

Cuando un alma gemela se traiciona.



Cuando un alma gemela te traiciona.
Deja un vacío que carcome los sentidos.
Ya han pasado muchas noches en desvelo iracundo.
Y el reloj inexacto del sueño exige su tiempo a solas.

Cuando un alma gemela te traiciona.
Es como un eterno segundo que aguanta la respiración en el pecho.


No sabes que duele más adentro del alma.
Si son los recuerdos vividos.
O son los siglos desperdiciados por el paso del tiempo.

Llueve estrepitosamente en el horizonte nublado.
No sólo es una mala historia pasajera que se disipa con un nuevo amanecer soleado.

El vacío se ha robado un suspiro.
Son los ojos titubeantes que reflejan el crujir de un alma inédita que se inquieta.

El agua se llevará los residuos  y filtrara en el subsuelo los gritos que quedan.

Te quieren abrazar y decir que la costumbre te extraña.

Pero la insensatez se ha llevado demasiado lejos los gestos y ya no te alcanzan.

Yo he perdido los diques que contenían tus caudales.

Tu perderás mis manos que te contenían sonrientes.

El agua se llevará los residuos del tiempo que te queda.

Porque un alma gemela se ha traicionado de nuevo.



Poesía

Miguel Adame Vazquez.

20/08/2013.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.