domingo, 9 de febrero de 2014

Holocausto


Un holocausto interno agita mis sentidos.
Veo tu silueta deslizar su sombra por los pasillos oscuros y angostos.
Quiero conducir tus pasos por los senderos que conozco.
Ahí me siento mas seguro.

Quiero imaginar que el tiempo no se acaba.
Y que el frío que arrecia sin tregua en la madrugada te llevara a juntar tu cuerpo frío con el mío. 

Como un fuego ardiente me llevare con temple tus caricias.
No importaran los años que se acumulan muy de prisa.

Mi amor se encuentra fuerte, como cuando teníamos veinte.
Aún te Quiero regalar cual sonrisa que no oculta lo que piensa.

Quiero que recuerdes las Muchas historias marchitas que hemos recorrido juntos en esta vida que colapsa.
Que sepas que la cuerda triple que nos enlaza  siempre a sido muy fuerte.

Quiero seguir viviendo mi futuro al construir castillos a tu lado.
Nunca he sabido hacer otra cosa mejor que no sea sólo amarte.

Un holocausto me sacude con tus besos.
Lo mejor de la noche es saber que aún me amas con la misma intensidad con la que yo te amo.

Disfrutemos el hermoso regalo que la vida nos dio.

Poesía 
Miguel Adame Vazquez.
09/02/2014.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.