viernes, 21 de marzo de 2014

Duele


Me duele la indiferencia del aire que respiras.

El amargo sabor de tu mirada que se pierde ante la injusticia.

Me duele el desazón del tiempo que no se cubre con la melancolía y la añoranza.

El tenue color de tus palabras que se incendian a la más mínima provocación cual pastizales secos por la falta de esperanza.

Me duele querer y no ser correspondido con la misma intensidad de mis pensamientos.

Me duele amar con la fuerza y la pasión de la corriente de un río.
Sentir el calor de una primavera que viene en el horizonte.

Me duele tener en mis manos un montón de sueños atados.
Y un reloj que marca un ritmo que no se sosiega.

Cuán Inmutables son los segundos que transcurren velozmente sin ningún remordimiento.

Así me duele el alma.
Como un dolor cotidiano y monótono que ha perdido en sus reclamos la loca y pasional sensibilidad de vivir amándote.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
21/03/2014.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.