sábado, 29 de marzo de 2014

Es primavera en mis ojos que te observan jubilosa.



Pronto un viento de esperanza recorrerá los caminos con su canto jubiloso y eterno.
Y en lo alto de un cielo azul y esplendoroso el ave planeará su propio vuelo.

Solo el rayo de luz resplandeciente iluminara el horizonte infinito con el éxito seguro porque la memoria nunca falla.
Pronto la vida se mostrará hermosa y alegre con todos sus colores tomados del campo.

Pronto vendrá la primavera y amare el camino trazado por el agua que recorre inquieta los senderos.

Mi alma desparrama juguetona una sonrisa que desborda.
En ella el amanecer tendría su regocijo por la energía que nace de nuevo todas las mañanas.

Pronto solo el bullicio de las aves que se aman revolotearán la gloria del infinito firmamento.

Pronto será primavera en mis ojos.
Y disfrutare del calor que emana en el sentimiento más poderoso.
Un equinoccio de luz. 


Poesía
Miguel Adame Vazquez
29/03/2014.









No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.