miércoles, 8 de octubre de 2014

La tenue mañana





Siento tristeza por el alma perdida 
Por sus alas que caen abatidas.

Siento dolor por el clamor que agoniza en el alba
Y la gran indiferencia de una memoria que olvida.

Siendo terror por el grito lejano que no alcanza a ser escuchado por todos, que se ahoga en su llanto y nadie calma.

Siento calamidad por el río de sangre ante mis ojos 
Y el poco amor que se regala.

Me duele el alma que transpira angustia.
Me duele la Alegría que se apaga.

Una esperanza marchita 
Una tenue mañana.

Poesía 
Miguel Adame Vázquez.
08/10/2014.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.