miércoles, 8 de octubre de 2014

La tenue mañana





Siento tristeza por el alma perdida 
Por sus alas que caen abatidas.

Siento dolor por el clamor que agoniza en el alba
Y la gran indiferencia de una memoria que olvida.

Siendo terror por el grito lejano que no alcanza a ser escuchado por todos, que se ahoga en su llanto y nadie calma.

Siento calamidad por el río de sangre ante mis ojos 
Y el poco amor que se regala.

Me duele el alma que transpira angustia.
Me duele la Alegría que se apaga.

Una esperanza marchita 
Una tenue mañana.

Poesía 
Miguel Adame Vázquez.
08/10/2014.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.

El cuerpo lleva la cuenta

El cuerpo lleva la cuenta juntando emociones para existir, me niego a sufrir ante un baúl de recuerdos nunca se aleja la guerra de ...