sábado, 11 de octubre de 2014

Me sobrevivo parpadeando mi destino.



M
e sobrevivo parpadeando mi destino.

Separando el dolor de mis lágrimas saladas.
Caminando a pasos no tan firmes por un bosque oscuro y húmedo.
Soportando las caricias de la lluvia fría.

Con las manos atadas al pasado a tal grado de no poder detener la caída.

Aguantando los golpes duros de la vida.

Salpicado momentos de desdicha.
Apretando los dientes tan fuerte que no se distingue el sigilo de la ruina. 


Me sobrevivo parpadeando mi destino.
Con la vista fija en la salida de un futuro lleno de esperanza.

A pesar de las nubes cargadas de desdichas.

Se que pronto lloverá sin la rabia infinita.

Me sobrevivo parpadeando mi destino.

Porque no existe el destino marcado.
Todo se construye en el momento.
Con las decisiones que te llevan al sufrimiento o a la dicha.


Poesía
Miguel Adame Vazquez.
11/10/2014.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.