jueves, 15 de enero de 2015

Lo veo en tus ojos.



Veo en tus ojos la nostalgia de una noche que nunca termina.


Y es que la ansiedad te tiene podrida la vida.

Un montón de incertidumbres acompañan tus desvelos.

Y no vez con la actitud correcta lo hermoso que es amar lo que te rodea.

Veo en tus ojos la tristeza de no ser comprendida.

Solo tu sabes lo mal que se siente que duela una herida.

Es como una fuerte sacudida que no tiene retorno a la dicha.

Y es que tus ojos son el reflejo de lo que sientes adentro.

Ellos no mienten ni ocultan lo tanto que han sufrido.

No puedes ocultar lo que pasa.
Ya no cierres los ojos esperando que todo se borre.
Eres tu quien tiene que derrotar los dragones.
Y escalar las colinas y lidiar con un montón de rencores.

Tus ojos no mienten.
Veo en ellos un alma perdida.
Una hermosa y tierna niñita.
Que sabe amar y reír a montones.

Tus ojos tan dulces quieren amar la vida.
Déjalos salir de su triste guarida.

Tus ojos no mienten.
Ellos quieren cambiar tu vida.
Déjalos amarse y juntos ver con otros ojos la vida.

Poesía 
Miguel Adame Vazquez.
15/01/2015.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.