domingo, 5 de abril de 2015

La esperanza de volver a escuchar tus latidos.





Cuándo el rumor te hiere.
Los ojos se tornan opacos.
Una franca tristeza merodea por tu rostro. 

Cuando el amor te duele, el alma misma se sofoca por la angustia que invade la sospecha.

Cuando el lucero tímido de tus sueños sonámbulo camina hacia sus
sentimientos profundos.
No queda más remedio que respirar el aroma nauseabundo de la resignación y la desdicha.

Esta noche será un cielo sin luces ni estrellas.
Esta noche la lluvia será una tempestad constante que ahoga las blancas azucenas de tus cálidos latidos.

Rosa negra que sangra por unos labios que callan, ojos que lloran desbastados por la partida.

Renacer inaudito que transfiere un día colorido.
Esa es la esperanza de volver a escuchar tus latidos.

Poesía 
Miguel Adame Vazquez.
05/04/2015.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.