viernes, 15 de enero de 2016

Mi verdadero nombre





Guerra era mi nombre.
Fuego hirviendo salía de mis entrañas.
El fulgor del odio que carcome, no vacilaba en emprender su camino.
Desde que tengo memoria he aprendido a levantarme del suelo y curar mis propias heridas.
Heridas internas que en las apariencias es transparente.
Fachada fingida de una fortaleza Infranqueable.
Eso es lo que aprendió mi sonrisa fingida a actuar.

Miedo era mi nombre.
En la soledad fría y oscura guardaba mis tesoros más valiosos.
Mi propia dignidad y amor interno.
A nadie entregaba la confianza de un
Abrazo sincero.
En los laberintos de la vida vez tras vez solo atinaba a estar perdido.
Y una vez más el llanto era un caudal que inundaba mi propio vacío.

Muerte era mi nombre.
En un latir insignificante siempre preferí vomitar mis verdades.
Que afrontar las grietas del alma partida.
Y preferí amar el momento de no volver a ver la luz de un nuevo mañana.

Odio era mi nombre.
Porque nunca perdone no poder gritar a los cuatro vientos cuento lo odiaba.
Gritos sin voz que destruyeron mi fe y esperanza.
Y deje de amar a todo lo que verdaderamente me amaba.

Pero ahora luz es mi nombre.
Soy un guerrero que lucha con fuerza sus propias batallas.
No importan las cicatrices que aveces te dejan el alma marcada.
Porque siempre existe el amor que ilumina mi calma.

Amor es mi nombre.
Amor a cada segundo que vivo y respiro.
Amor a cada momento que existe para disfrutar que estoy más que vivo.

Voz es mi nombre.
Ahora nada me calla.
Nada me detiene.
Un sendero firme y seguro voy construyendo poco a poco, paso a paso.
Momento a momento.

Yo soy tú.
Luchador incansable en un mundo agitado e injusto pero que vale la pena vivir amando.

Ama que yo te amo.

Poesía.
Miguel Adame Vazquez.
15/01/2015.

http://poesiasmigueladame.blogspot.com/2016/01/mi-verdadero-nombre.html



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.