sábado, 30 de abril de 2016

Deja que el fiel consejero cuide tus heridas.






Solo los fuertes sobreviven en un torbellino de ansiedad.
Es por eso que vive tu vida con propósitos y el universo de alegrías te colmará.
No dudes ni un momento amar incluso a quien no conoces solo por desconfiar.
Por qué al dar esperanza a otros que no la tienen tu vida nuevamente se llenará.
Late intensamente con propósito porque el tiempo que es muy corto, solo para aprender a cómo odiar.
Ya la maldad domina este oscuro mundo lleno de injurias e iniquidad. 
La fiesta de los hipócritas ninguna lección te dejará.
Ama intensamente, que es lo único seguro que tienes en esta historia que construyes es tu propia realidad.
Ama ese canto melodioso del gorrión que en tu ventana te canta y nada te pide a cambio.
Ama el calor de un sol que te arropa en su momento de intensidad.
Y que no dejará nunca que el frío te extinga en la infame oscuridad.
Ama el aliento fraterno de quien te abraza sin compromisos ni tristezas y te quiere de verdad.

Solo los fuertes sobreviven en un torbellino de soledad.
Deja que las emociones negativas se marchiten solas en su frase vengativa.

Deja correr las fuentes de vida de ese caudal de energías que te llamarán a hacer nuevamente lo justo.
Deja que el fiel consejero cuide otra vez tus heridas.
Que yo ahí estaré para alimentar tu alma.
Nunca te dejaré en la derrota.
Porque eres parte de mi círculo perfecto.
Eres mi familia.
Y a la familia se le cuida.
A la familia se le ama de verdad.

Poesía 
Miguel Adame Vazquez 
30/04/2016.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.