domingo, 23 de septiembre de 2018

Nada es para nadie




Nada es para nadie
ni siquiera el tiempo
ni siquiera la ceniza de un verso  
en sus símbolos de un ocaso en un perpetuo sueño.

Nada es para nadie
ni el sufrimiento anónimo
que agoniza en el instante de un olvido
tampoco lo es el amor que nos tenemos.

Nada es para nadie
ni la madrugada fría
que bruscamente despierta
con el despejo de un oscuro sentimiento.

Nada es para nadie
ni la muerte vana de unos ojos quietos,
ni la tristeza airada de un fugaz momento
ni la ansiedad en una enfermedad que agobia.

Nada es para nadie
ni el canto fuerte
que suspira por el terror
de un abismo alejado de los besos.

Nada es para nadie
ni el oleaje inquieto
que se sujeta en la noche
a la luz de una luna imponente.

Nada es para nadie
ni la infamia que saluda breve
con una sonrisa oculta
en una soledad que fracasa en la ligera frase desnuda.

Nada es para nadie
quien soy yo para contarte el tiempo eterno
para forjar la espada poderosa
que parta el vientre de una mentira que homicida mata.

Quien soy soy para salvarte del peligro
que te acecha en un reproche  
por la codicia y la soberbia
de saber qué nada es para nadie.

Miguel Adame
23/09/2018.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.

A todos nos pasa

Recuerdo remoto,  perdido los días antiguos pasan con la memoria, días de sombra. A todos nos pasa a todo nos lloran, ahora somos mayores  d...

Sígueme en Twitter

@adamemiguel

Contacto

correo: adame.vm@gmail.com