sábado, 27 de diciembre de 2014

Anoche te descubrí.






Anoche te descubrí.

Cada letra me hablo algo de ti.
En un verso taciturno te describí.
Ningún esfuerzo me costo traerte.
Es como si siempre te hubiese llevado tatuada en mi propia constelación.

Anoche te descubrí.
Fue por completo un sentimiento de un amor eterno, en el cual cada letra  me llevo a ti.

Anoche te descubrí.
Fue como un sueño del cual despiertas cantando y solo te queda la sonrisa de un gesto de amor.

Anoche te descubrí.
Fue  como un canto melancólico de ilusión.
Una estrofa libre de rencor.

Anoche te descubrí.
Con mucha fuerza y pasión cada letra te llamó.
En mi mente se dibujó cada trazo de tu corazón.

Anoche te descubrí.
Con cada estrofa de una pasión me llene de ti.
Fue como una alegría placentera.
Un recorrido fugaz por las estrellas.
Un calor tierno y abrazador.

Anoche te descubrí.
Nunca encontrare todas las letras que describan la sed que tengo de ti.

Anoche te descubrí.
Fue como recordar toda una vida completa.
Y en esa memorias envolver un sentimiento libre y pleno de mí.

Anoche te descubrí.
Fue como amar sin derramar una sola lágrima.
Como derrumbar los sueños de los corazones rotos y llenarlos de amor y salvación.

Anoche te descubrí.

Poesía 
Miguel Adame Vázquez.
27/12/2014.









No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.