miércoles, 31 de diciembre de 2014

Seguirás estando ahí.





Tus ojos dicen cuanto tiempo has pasado viendo el horizonte por tu ventana.

El sol sigue estando ahí, fervoroso e inmóvil.
Cual lumbrera que extingue el más audaz frío.

La luz no se ido de tu vida.
Es fugaz la memoria que te conmueve en la sospecha.

Los segundos pasan y caminan despavoridos como si no les quedara nada.

Y tu sonrisa sigue estando ahí.
Regalándome un pedazo de alegría insospechada.

Seguirás caminando a mi lado.
Sin la más mínima presencia del olvido.

Tus manos siguen tocando ese piano que no disimula las miles de melodías que pregona.

Y seguirás estando ahí.
Para mí.
Como lo has estado en los últimos años.

Poesía 
Miguel Adame Vázquez.
31/12/2014.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.

El nuevo mandamiento

Deberías amar dice el mandamiento ¿pero qué haces? solo ahorrar el tiempo has esperado siglos para entregar tu amor eterno. El am...