jueves, 14 de mayo de 2015

El amor mueve más que montañas.



Las piedras tienen alas.
Un montón de obstáculos interfieren en tú felicidad.

Como una nube de polvo que bloquean los rayos del sol y no dejan brillar aquellas flores que nacen.
Así son los cúmulos de momentos oscuros que te arrebatan la dicha y la verdad.

Las piedras tienen alas.
El egoísmo altivo interfiere en tu cariño hacia la humanidad.
Porque el mundo no puede ver que vives sin ataduras y entregas todo sin tratar de ganar.

Pero tu corazón ganará.
Siempre ha ganado y el universo no tiene porque cambiar.
Tu fuerza siempre lo ha demostrado en los vientos de la honestidad.

No se puede dar lo que no se tiene.
Y tú solo has entregado un montón de obras que tus manos repletas han desbordado a la vanidad.

Un montón de recuerdos imborrables vendrán a tu mente.
Quédate con aquellos recuerdos que dejan  huellas que alimentan tu alma.
Porque nada podrá robar lo que siembras.
Tu tienes la tranquilidad y la fe que trasforman las falsas risas de la falsedad.

Las piedras tienen alas.
Como dardos envenenados dirigidos están. Quisieran como destino acabarte.
Pero la fuerza de tu voz lo impedirá.

El amor mueve más que montañas.

Poesía

Miguel Adame Vazquez.
14/05/2015.









No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.