jueves, 24 de marzo de 2016

El amor me une a ti.



No hay nada que mi rostro te pueda ocultar en este mundo.
Conoces cada milímetro de todos mis pensamientos.
Nunca he podido engañar a tu verdad.
Siempre fue la luz que ilumina entre nosotros un amanecer que nace con la gloria de las muchas historias que juntos en el universo hemos guardado.

Historias dignas de contar.
Historias de batallas ganadas y muchos sin sabores robados.

Siempre cada vez que un pedazo de mi corazón late lo hace con una sola fuerza.
La fuerza del amor que es guerrera en el combate de mantener nuestros caminos juntos.

Es cierto que son muchos los caudales inagotables de cariño el que de nuestros cuerpos ha brotado.
Y que no necesitamos anunciar al mundo entero por todo lo bueno y todo lo malo que juntos los dos hemos pasado.
Porque al final de la historia.
Sé que mi vida terminará siempre a nuestros caminos juntando.

Porque sé que con tu mano en mi rostro, siempre sabrás lo que mis ojos han hablado.
Nunca has necesitado escuchar mi voz para escuchar lo que siento.
Te basta escuchar mi interior en un suspiro revelador para saber cuánto te he amado.

Tú amas la música como yo amo las letras con una pasión de sonidos armónicos que son como energías sagradas.
Porque nuestro clan siempre ha sido fuerte.
Energía que es nuestra esencia.


Poesía.
Miguel Adame Vazquez.
24/03/2016.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.