sábado, 10 de septiembre de 2016

Estoy aquí.





Estoy aquí.
Detenido por el tiempo que nunca da razones para seguir adelante.

Con la rabia acumulada a flor de piel.
Con el fastidio que calumnia el nombre que nació con la verdad en un corazón que no le enseñaron a mentir.

Estoy aquí.
Sin un manojo de nervios sin sentido. Harto hasta el astió de sus pensamientos que en su delirio afirman que soy solo un peligro. 
No ven su propia falsedad.

La sangre me hierve y con la fuerza de mi puño emprendo la guerra. 
En lo más alto de la gloria detengo mi escudo.
Mi voz fuerte es una coraza que amuralla porque nunca sabe caer.

Nunca me verán partir en aquella noche que estalla bajo la insensata metralla.
Nunca me verán caer por los dardos que no cesan con su traición y el sufrimiento de otros.

No podrán derrotar tanto amor sin precio.
Más allá de los instintos y de una furia que resiste a las brazas del propio fuego está el amor que apacigua el furor que hay dentro de mí.

Es por eso que me sujeto tiernamente a la fuerza de lo que siento, porque es un valor verdadero, son abrazos llenos de ternura que crece dentro de mí.

Solo así venceré a la angustia que se alimenta de la mentira por un odio que persigue a su propia necesidad de dominación. 
Estoy aquí.
Detenido por el tiempo.
Venciendo las razones que se tienen para poder seguir.
Ganando y perdiendo.
Forjando el fuego de su entera soledad.


Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
10/09/2016.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.

El último secreto.

Basta con abrir el cajón de tus recuerdos para darte cuenta del desorden que ocasiona tú pasado en una culpa que se apega para b...

Etiquetas

Translate

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

POÉMAME

http://poemame.com/user/MiguelAdame/history

Follow by Email

Sígueme en Twitter

@adamemiguel

Translate

Muchas gracias.

Queridos y apreciados lectores:

Solo tengo más que agradecimiento para cada uno de ustedes que se han tomado unos minutos de su valioso tiempo, para leer mis poemas.

Gracias al Internet, a la gran nube, he podido llegar relativamente a todos los rincones de la tierra, a toda hora y en todo momento solo con una conexión a Internet.

Me llena de satisfacción saber que muchos de ustedes son de países tan lejanos.

Espero poder seguir compartiendo en un futuro, más y más de mis poemas y tenga el honor de ser leído en su corazón.

Gracias eternas.

Su amigo.

Miguel Adame Vázquez.

Etiquetas

Número de visitas

Seguidores

Google+ Followers

Sígueme en facebook

https://www.facebook.com/poemasmigueladame/