jueves, 25 de mayo de 2017

El dolor sigue ahí.



El dolor sigue ahí
Intacto.
Punzando en las heridas más frescas de una desdicha.
Sin olvidar el trauma que causó a la memoria que nunca olvida.

El dolor sigue ahí
Viviendo de la imagen que grabó en cada una de tus palabras.
Conservando cada golpe que sembró a tus emociones.

El dolor sigue ahí
Con el mismo fulgor que lastima a tu tierno amor propio.
Jugando con cada momento que marcó a tus sueños.

El dolor sigue ahí
Es tan real y vivo como cuando tus manos eran pequeñas y no podían sujetar la manija de la puerta del mismo tiempo.

El dolor sigue ahí
Merodeando a las calumnias que sepultaron tu ego.
Esperando devorar los restos de tu última esperanza de lograr algo bueno.

El dolor sigue ahí
Pecaninoso
Evitando la bondad que nace en tus adentros.

El dolor sigue ahí
Matando poco a poco y en silencio a todas tus expectativas de poder nacer de nuevo.

El dolor sigue ahí
Sin ocultar las verdaderas intenciones contigo.
Nunca le ha importado el tener que dañarte.
Para el dolor nada de ti es nuevo.

Venzamos el dolor con un poco de amor y comencemos de nuevo.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
25/05/2017.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.