sábado, 20 de mayo de 2017

El sentido de la vida es vivir



Antes, al cerrar los ojos
En la oscuridad llena de silencio por unos recuerdos que abruman.
Solo deseaba salir huyendo presuroso.
Porque en esos sueños había algo que ataba a cada uno de mis sentimientos.
Si hubiera seguido en sus manos, nunca hubiera podido escapar de esa realidad paralela que solo consigue atormentarnos por completo.

Ahora, al cerrar los ojos en una oscuridad adornada por el silencio.
Los recuerdos regresan uno a uno con mucha prisa.
Es como si quisieran protegerse del pasado que es historia.
De ese momento que solo ha quedado como un instante congelado en el tiempo.

En ahí en donde no consigo poder recordarlos a todos.
Porque tal vez esos sueños ahora son más que solo una melodía hermosa para mis adentros.
Son el principio del eco de mis mejores días.
Porque ahora en ellos soy un simple soñador sin remedio.

Hoy sigo vivo y sigo feliz, sin ataduras o un pasado que solo me atormente.
Porque la luz sin ninguna vergüenza amanece en un horizonte que se asoma.
Y es ahí en ese entonces que mis pulmones se emocionan al exhalar esperanza y alegría.
Porque un nuevo día llegó lleno de retos y melodías grandiosas.
Como el canto de las aves que aman volar en un cielo azul y extenso.

La vida puede ser un callejón sin salida.
Pero el sentido de vivirla es muy simple.
Solo basta con tener que vivir la vida con un propósito glorioso.
Y entonces así,nunca más volverán los sueños oscuros que empañan el privilegio de poder vivir de nuevo.


Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
20/05/2017.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.