sábado, 20 de mayo de 2017

Mentiras.



Fiel a mi estilo te escuche con la mínima zozobra.
Tal vez porque ya no te creo ante las tantas veces que mis oídos tuvieron que aprender a ignorarte. 
Han sido muchas las mentiras en todos estos años que solo me ha quedado el mínimo aliento para seguir luchando.
Ya he perdido la cuenta de todos los días malos sobre mis hombros débiles y cansados por cargar tu pesada carga.

Ahora solo tal vez solo quiero poder dormir y despertar ecuánime, sin la esperanza nuevamente rota.
Ahora solo quiero poder olvidar esa voz, tu voz que resuena en mis oídos rotos y lastimados.
Pero no será de esa manera.
Volverás a mentir con una historia que se marchita por el cinismo de las palabras que aún desnudas no sienten vergüenza por mostrar su verdad cruda y traicionera.

Yo siempre inútilmente esperé de ti más que solo promesas incumplidas. 
Amaba con poder tener cerca de mí brillos celestiales que mis propias manos abrazaran.
!Cuánto deseaba ese abrazo en una noche fría!.
Pero fiel a tu estilo solo eras un recuerdo ausente que mentía nuevamente.

Y así pasó nuestra historia como la noche que abandona a su único día.
Claroscuros que empañaron mi ilusión de solo poder tenerte.
No era tan difícil poder amarme.
Aún así solo fuiste una mentira más que te roba la esencia de amar la vida misma.

Ahora tal vez solo sea un páramo estéril.
Una estación que el tiempo olvidó en su memoria.
Un corazón que albergó muchas esperanzas.
Y que la mentira se encargó de convertirlo en un árido desierto del desamor.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
20/05/2017.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.