lunes, 4 de junio de 2018

Habremos de reír de nuevo



Entre flores preciosas te hablo
solo tengo prestada la vida
entre canciones que sale la amargura
y la alegría es la riqueza de tus labios.

Mi corazón es feliz con los amigos
son pocos como flores de primavera
no dejan llorar al afligirse
la tristeza se fue con la muerte de la tierra suelta.

Mi pobreza sueña con amarte
con la premura de decirlo
en el breve tiempo
en el que hemos venido a conocernos.

Somos cómo podrás de un mismo collar
un jade hermoso de un campo celeste
que se fragua entre las flores de un cielo azul
que se deleita con un corazón que lo ama todo.

El papagayo adorna a mis ojos
como un pequeño armadillo que huye
te veo a lo lejos
tú voz cura mis pensamientos con una sonrisa.

Habremos de reír de nuevo
habrá deleite en el festejo de tus días
tú eres toda mi riqueza
mi obsidiana perfecta.

El mute
05/06/2018.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.