sábado, 29 de agosto de 2015

Hazlo otra vez.



No solo es el cansancio el que quita las fuerzas de un renacer glorioso.
También es el miedo a la incertidumbre de vivir en un desierto seco y árido que consume de un sorbo lo que estorba.
No solo es la vaga imagen de un futuro que lucha por darse a conocer en la derrota.
También es el huir em el intento por las palabras de aliento que no vieron la luz por la oscuridad del pensamiento en una vida que se trasforma para poder resplandecer.

Hoy aprendí que un corazón se agota cuando el amor deja de fluir en sus adentros.
Y el abrazo solidario y libre deja de ser cálido con una sola mirada.

Hoy aprendí que no basta con los buenos deseos y los espléndidos motivos para vencer.
Se necesita una caricia, un beso, un abrazo sincero, un par de palabras de aliento para animar a ese pequeño impulso del amor que nace en el manantial de tu corazón.

Se necesita humildad  y un ceder pleno y verdadero.
Se necesita la grandeza suprema de disfrutar la vida con las cosas mas sencillas y pequeñas.
Se necesita contagiar a todo con lo que alguna vez aprendiste.


Hoy recorde que no es el cansancio, ni el miedo, ni la imagen vaga, ni un aliento fallido, ni la palabra que derrota, ni la oscuridad absoluta en una noche oscura en donde la luna llena se esconde y se niega a renacer.

Se necesita paz interior.
Amor por ti.
Amarte de nuevo y hacerlo bien.

Y los ríos volverán a fluir llenos de ruidos maravillosos de vida.
El sol calentara a los deseos que se enfurecen y que con su rencor se vuelven letanías eternas por tus deseos de hacer el bien.

La sonrisa volverá contagiosa y poderosa.
Y tus enemigos que te odian por amar lo que es bueno se volverán pequeños y diminutos por el viento que los transportará tan lejos que no volverán a estropear tu pensar.

No huyas en un intento de palabras que que no vieron la luz en una vida que se trasforma y resplandece.
Hazlo otra vez.
Olvida el pasado en el cual quisieron que fuera solo un recuerdo oscuro.
Hazlo otra vez.
Porque mas de millón de gargantas alzaránn la voz contigo en tus ruegos


Poesía 
Miguel Adame Vazquez.
29/08/2015.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.