jueves, 20 de agosto de 2015

Amiga cósmica.





Seres cósmicos que impregnan de humanidad mis fuerzas.
Son como cenizas de una estrella que ilumina un cielo oscuro y profano.
Que nos ayudan a visualizar que el universo se mueve constantemente.
Y que estamos ahí.
Insertes.
Cual motita de polvo intrascendente.
Incauta y solitaria.
Pero no para unos ojos que todo lo ven.
Qué todo lo escucha.
Que todo lo entiende.

Ángel de luz que protege mis sombras.
Enseñanza pura y racional, llena de cordura madura.
Poder que protege y trasforma.
Inminente sinergia que llega cuando más lo necesita la vida para seguir latiendo y respirando.

Motín galáctico de millones de partículas inconsecuentes y bellas que me entregan en un acto de misericordia y bondad su resplandecer  inaudito y creyente. 

Así eres para un camino que traza su ruta.
Inmediata.
Sagaz respuesta que no deja nada a la vanidad y la zozobra.
Potente tempestad que cruje en sus entrañas y que a gritos brinda su círculo virtuoso.
Eres la respuesta inmediata.
Mensajero que entrega paz y calma.
Cúmulo de verdades que derrotan la mentira.
La sátira ingobernable de la desdicha que trae dolor y calumnias es derrotada por tu magia de códices y decretos.

Seres cósmicos que impregnan de humanidad mis fuerzas.
Respuesta inmediata a mis plegarias impronunciables.
Eso es lo que eres.
Ángel cósmico.

Poesía 

Miguel Adame Vazquez.
20/08/2015.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.

Yo quiero ser.

Yo quiero ser esa palabra de ternura cuando nace un ruiseñor. Yo quiero ser esa estrella que se escapa en fuga herida de amor. Yo qui...