sábado, 15 de agosto de 2015

Solo me basta.



Aun recuerdo esa noche de lluvia tan intensa.
Parecía que nunca pararía de llover y a mí lo único que me preocupaba era el amanecer para volver a tu lado.

A ti, nunca te ha importado mojarte un poco o un mucho.
Yo, como un gato incomodo, huía de las gotas de un cielo que lloraba a cantaros.

Aun recuerdo esos grandes y hermosos ojos se me cautivaron y yo como columna solemne idiotizado te contemplaba.

Ya las canas y las arrugas muestran sus estragos en la pared despintada de nuestras almas.

Pero la memoria imborrable todavía te lleva serenatas de pasión a los oídos de tu ventana.

Aun recuerdo como todo se oscurecía a nuestro alrededor, aquel día que fue tan soleado.
Pero nunca olvidare como aquel rincón donde tú te parabas, quedaba iluminado destellando amor y dulzura a mieles.

Aun recuerdo como nuestros cuerpos muy bien cabían en el refugio de un pequeño paraguas y como tu cuerpo latía al son de mis palabras.
Aun recuerdo como siempre me ha gustado tenerte escuchando salir de mis labios un montón de letras que evoquen poesías de Neruda y versos de Sabines.  
   
Y nunca parare de agradecer a el universo por tenerme preparado el mejor de los espacios de su incontable fin, porque permaneces a mí lado.

Aun recuerdo como el frío calaba en mis huesos, yo siempre friolento y tú, fiel a tu calor que emana de la música de tus pensamientos.

Aun recuerdo esa fogata que cantaba al fulgor de los carbones que crujen al movimiento.
Aun recuerdo aquella  música que repetías un millón de veces, como si no bastara aprenderla en la memoria inmortal de los humanos.
Yo nunca latiré con el cosquilleo de las melodías infinitas.
Me bastaba el silencio de una noche tardía.
Y escribir en un verso la historia de nuestras vidas, como aceleradamente van  pasando.

Aun recuerdo el ayer.
Tan vívidamente, que me basta con saber que nuestra historia estaba escrita a suceder.
Solo me basta con recordar cuanto me amas.

Poesía 

Miguel Adame Vazquez.
15/08/2015.

A quien me acompañara hasta el final de los días.


















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.