martes, 2 de agosto de 2016

Tu partida rompió mis propios anhelos



Hace seis años tú partida rompió mis propios deseos de continuar mí propia vida.
No ha sido nada fácil vivir con una ausencia que me pesa.
Muchas han sido las veces que he necesitado  de tus palabras y consejos.
De tú don de saber escuchar y dar a todos un poco de tú tiempo.
Cuánto me acostumbraste a hablarte a los oídos.
Cuántas cosas ahora quisiera contarte.
Y cómo quisiera que al paso del tiempo me pareciera un poco más a ti.

Puede ser que para muchos sea estéril añorar tu vacío.
Pero para mí no lo es de ninguna manera.

El tiempo es voraz.
Se extingue el reloj de nuestra vida en un instante. 
Igual que el cancer que no te permitió seguir observando el amanecer en la mar después de que la oscuridad ya no se asoma.

Ya son seis años desde que nada fue igual por tú partida.
Y mi corazón te sigue extrañando de manera casi intacta.
Cuántos recuerdos tuyos invaden mi memoria.
Incide en mis propios pasos tú historia.

Intactos son tus recuerdos en mi mente que te añora.
Eras mí padre.
Sigues siendo mí padre amado.
Y solo ahora ruego a Dios que te tenga en su libro de recuerdos.
Ese es ahora mi único deseo.
Que el universo sea parte de ti.

Poesía 
Miguel Adame Vázquez.
02/08/2016. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.