martes, 8 de agosto de 2017

El cielo cada vez está más lejos de ti.



Gritos de cólera que invaden tu sangre 
en busca de una víctima más
así son de insensatos los aullidos 
que no tienen ni idea de cómo defenderse
ante la tempestad que barre con toda 
tu humanidad insignificante y pérdida 
en un mundo ajeno a tu pobreza 
por una estirpe negra y abandonada 
desde que tu mirada tienen la posibilidad  
de observar a tu figura olvidada en el frío 
de tu soledad por tantos siglos fuera de casa.

Así es tu pobre voz que no se escucha
ante tanto escándalo que enfurece 
ante tu baja oportunidad de concentrarte
en las cosas que son verdaderamente importantes.

No lo podrás cambiar,
no tiene caso que te desgarres intentándolo 
de mil maneras diferentes, 
tu mirada cansada siempre delata tu ignorancia 
de tantos siglos llenos de tabúes facciosos 
por una educación funesta y obsoleta 
que olvida que alguna vez fuiste un clan glorioso 
y lleno de riquezas que adornaban tu cabeza
con plumajes de mil colores de libertad.

Ahora solo eres una antigua pieza de museo 
que se abarrota los domingos 
cuando tus ojos pueden ver el sol y las estrellas 
que te han olvidado 
porque ahora solo sabes mirar 
a donde tus pies caminan.

El mar nunca pudo consumir tu fuego,
tampoco el frío hizo doblar tus pasos descalzos, 
solo las ruinas amontonadas en un paraje boscoso 
son muestra de que tu luz brillaba 
en la oscuridad más absoluta.

Ahora tu enfermedad termino 
con la poca fe que te restaba 
ahora solo quieres descansar 
antes que tus manos agrietadas 
por la tierra dejen de tener la suficiente 
fuerza para poder sujetar tus palabras 
que gritan aquel nombre impronunciable 
por los enemigos que temblando se escondían 
de tu presencia guerrera.

Eres rico en historia 
y pobre en sueños de gloria,
nadie escucha tu voz 
porque se han cansado de robarte 
a manos llenas.

El cielo cada vez está más lejos de ti.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
08/08/2017.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.

En mil pedazos de un olvido

Lo han destrozado la luna bajo la sombra es testigo se esconde en la penumbra enmudecido por el ruido de la lluvia bajo su som...