jueves, 19 de octubre de 2017

Todos duermen



Todos duermen, algunos lo hacen en el sueño 
de los justos que es la muerte, 
otros sueñan con el vacío que está lleno de promesas 
de esos cuerpos cansados que buscan en la noche 
un poco de regocijo que les dé certeza.

Todos queremos volver a ver la luz 
sin tener que despedirnos de la vida 
esa paranoia que va avanzado inútilmente
hasta cautivar con la prudencia 
que alimenta el ego a los cansados. 

Siempre amé al riesgo 
no recuerdo cuándo fue que me rebelé 
a ese traje que como molde nunca me ha quedado, 
quizá tal vez fue por ejercitar de más a un corazón
que le fascino sentirse maltratado. 

A decir verdad ya no puedo despertar
en la noche para saber si aún respiras, 
los años han sido muy generosos conmigo
pero la juventud no es una cosa 
que simplemente nos llegue por contagio. 

Todos duermen 
me quedo con las palabras atoradas en el tiempo,
para atinar a escribir lo que siento 
aunque muchas veces solo sean pedazos de historias 
que se apelmazan con el tiempo. 

Algún día ya no podré llegar a la otra orilla 
y tendré que conformarme a olvidarme de la vida 
esa que siempre se presume por vivir con sabiduría,
solo me resta enseñarle a mi corazón 
a caminar de nuevo este día.

Mi mejor costumbre siempre fue querer volver a ver la luz
esa que se construye como un derrotero seguro 
porque siempre le quise ganar la partida 
al sueño de los justos, 
no quiero que la muerte me alcance todavía.

Poesía 
Miguel Adame Vázquez.
19/10/2017.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.

En mil pedazos de un olvido

Lo han destrozado la luna bajo la sombra es testigo se esconde en la penumbra enmudecido por el ruido de la lluvia bajo su som...