martes, 6 de febrero de 2018

Lo mejor esta por venir.



Ecuánime y pensativo
como gotas de rocío de una noche
que circula en las horas que amanecen
en el letargo de un pensamiento baldío
siempre perdido a la deriva.

Me duele el cuello de tanto vacío,
hasta el oído murmura impalpables voces
de una algarabía pasada    
cientos de momentos que tienen miedo
de caer al precipicio sin sentido.

Me refugié en la perseverancia  
queriendo salir ileso ante su carnada,
como trampa respiro obediente
sin medir el peligro desisto
desahucio de un impulso adolorido.

Anocheció instantáneamente
me olvidé del penar que prevalece,  
sobreviví a la tumba de un linaje perdido
contemplando apariencias
de un finito camino.

Me detengo en todos los momentos
con la esperanza de poder encontrar
un tiempo apropiado
que no le tenga temor a un abrazo tibio
de un desenlace fallido.

Tengo miedo de escribir siempre a solas
olvidarme de mi nombre
en la oscuridad de la vergüenza
agazapado en la esperanza de saber
que lo mejor está por venir.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.

07/02/2018













No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.

Esperanza

No quiero guardar silencio y meterlo en un pequeño cajón de un librero quiero gritar y anticiparme a la luz que se revela. Mis mano...