martes, 13 de febrero de 2018

Su mirada vacía



Su mirada vacía
siempre al borde del precipicio
con la necesidad de querer saciar una sed  inventada  
entre el humo de los sueños
y las banalidades de un mundo perdido.

Voces suspendidas en el silencio
por lo menos es así es en sus pensamientos
aunque la esencia  permanezca oportuna
sus pasos son como una cabra montés que salta
entre las piedras huecas y una mirada perpleja en el limbo.

Cementerio de nombres rotos
que nunca tendrán hijos
para contarles esas historias viejas
que brillan entre la sombra de los cipreses
con un aire puro del viento.

Su tiempo es un reloj sin puertas de salida
en una adolescencia marchita,
donde prefieren soñar con relámpagos invisibles
que vibrar con la sonrisa de un niño
en un campo lleno de verdaderos delirios.

Espuma de visiones y éxtasis
con una sonrisa falsa
de un monstruo indeleble,
prisioneros de las carencias
de los afectos que nunca tuvieron.

Hierba verde con la semblanza de un enojo maldito,
tanto escuchar voces mudas en una ausencia pérdida
de la ausencia del propio amor
solo la muerte que les susurra al oído
les será segura, espejismo con la mirada vacía.

Poesía
Miguel adame vázquez.
El Mute

12/02/2018.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.