jueves, 3 de mayo de 2018

El Principito.


Corazón que todo siente
aún lo que es invisible
por esencial y creíble
a mis ojos es creciente.
El tiempo es más absorbente
si caminamos en recta,
nada por lejos conecta
seamos siempre felices,
llegando a nuestras raíces
porque nada nos afecta.

Eras un zorro inconsciente
en un mundo muy elegible
por ser mi amigo infalible
con un cariño ferviente.
Te miraré muy paciente
nada de forma directa,
que en mi mente desconecta
sin juzgar a mis deslices,
de un amor que me suavices
de forma muy predilecta.

Principito que no invente
una idea muy sensible
no es un humano creíble
en la locura insistente.
Mi ilusión es confidente
una inocencia indirecta,
es feliz de forma recta
sin las horrendas matices,
nunca odies ni dramatices
es la locura que infecta.

Miguel Adame Vázquez.
El Mute.
03/05/2018

Décima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.

Duele

Duele decir que no duele duele la pobreza duelen las ausencias duele el rencor sin respuestas. Duele el aire que respiro si...