sábado, 12 de mayo de 2018

La giralda enamorada



Flor de mi juventud
soles brillantes en un jardín de otoño
vida que crece y se hace más fuerte
aromas de un perfume dulce en su deleite.

Aromas impregnados de color
en un crepúsculo azul y esplendoroso
que refrescan mi amor en un oleaje
de unos ojos relucientes que solo me miran.

El grillo redobla su canto
es como si quisiera ver llover agua de la roca
y el verdor de un desierto floreciera
multiplicándose en un cielo caudaloso y supremo.

La sonrisa tiene un dulzor
que los astros del cielo iluminan inmortales
es como si el agua del mar nunca se acabara
ante los eternos sauces de una orilla florida.

El elefante es sabio
recuerda siempre el lugar donde camino
cuando tan solo era muy pequeño
se acordará de ti y de tu amor verdadero.

Mi corazón fulgura en esta noche de mayo
hasta el viento quiso soñar en una noche de otoño
dulces ratoncitos que juegan sin preocupación
bajo un jardín en su laurel asoleado.

Yo mismo en mis versos de amor
deslumbre una pasión
que me hizo perder el miedo
hasta me hubiera atrevido a amarla.

Tu baile se llevó mis lágrimas
frutos maduros en los rosedales
el ave es fiel hasta que duran
los brotes frescos de un árbol.

Aunque tú no lo sepas es verdad
los sueños son una primavera pasada
en una tarde que se baña
con el ocaso de una juventud abandonada.  

El porvenir es una guirnalda enamorada
blancos rayos de luz
que el cielo usó para exaltarse
sabiendo que todavía te amo.

El mute
13/05/2018.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.

Duele

Duele decir que no duele duele la pobreza duelen las ausencias duele el rencor sin respuestas. Duele el aire que respiro si...