lunes, 14 de mayo de 2018

Mis noches inciertas



Noche incierta,
!cuantas veces la íntima agonía
fue un tiempo cansado
en un cielo sin estrellas!
nubes navegando lentamente.

Me voy acercando a mi silencio
repitiendo las mismas palabras
con las manos tan frías
que he ignorando los misterios de mis propios sueños.

Me he hecho verbo viejo
no me he dado cuenta de ello
he violentado el impulso de querer seguir viviendo
amando entre las ruinas de una guerra sin sentido.

Extraño la montaña fría y caprichosa,
solo se escucha el único ruido de un saltamontes
que tiene todo un campo para pasar desapercibido
no lo logra tan siquiera un poco.

Aromas contra el viento
como un solo pensamiento
amurallado en duelo  
con el cansancio congelado por el tiempo.

El mute.

15/05/2018.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.

Duele

Duele decir que no duele duele la pobreza duelen las ausencias duele el rencor sin respuestas. Duele el aire que respiro si...