martes, 15 de julio de 2014

Un nuevo amanecer se asoma por la ventana de mis días.




Un nuevo amanecer se asoma por la ventana de mis días.

Reflexiono sobre los minutos que escurridizos han pasado.

No me detengo a saborear con alegría todo lo que al vivir he dejado.

Solo trato de sentir todas aquellas veces que mi pluma sencillamente me ha transportado.


Seguiré viviendo sobre una realidad que a veces es más que inquietante.


Luchando por un júbilo irreversible y que transporta a un pasado que nunca quiere morir.


Voy caminando sin ningún arrepentimiento.

Regresando siempre a los instantes que una memoria colecciona.


Redimiré todos mis pensamientos al tope y estaré contigo celebrando.

Cómo no festejar que puedo alejarme de las desdichas siempre infames.

Ignorar la burla donde el viento solo te cambia el derrotero.

Celebraré airoso y ecuánime.

Casi tan íntegro como todas las estupideces que a veces escribo.


Celebraré poder amarte sin delirios y razonamientos abstractos.

Sin la apariencia increíble que se aguarda para poder seguir con el cambio.

Solo con una tenue luz que se descubre en su noche y alumbra.


Quiero un nuevo amanecer.

 Y suspirar por el poder de soportar el llanto que aparece cada vez que llega mi tiempo marcado.

Que nada me cuente los segundos que me faltan por vivir.



Poesía 

Miguel Adame Vazquez.

15/07/2014.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.