martes, 15 de julio de 2014

El silencio como matirio.


Guardo silencio.
Por más que me esfuerzo mis labios sólo atina a pronunciar un grito que se ahoga en su propia melancolía.

Solo mis pies se mantienen pasmados al grado de no responder a un esfuerzo.
Escucho a las risas alegres y solo veo sus rostros iluminados.
Es mí, la sonrisa es una cara oculta de lo mal que me siento.
No paran de reír porque yo no paró de sufrir .
Esta mañana tampoco sera diferente, aunque la noche haya traído un nuevo día.
Para mí las fronteras del tiempo no tienen salida.

Ahora mis ojos se esfuerzan por no llorar como un río.
Pero el esfuerzo es en vano porque solo soy un niño.

Mis padres me dicen que puedo confiar en ellos.
Pero mi corazón guarda silencio, esta encadenado al destino.

Tengo miedo de ir al colegio.
Ya no quiero sufrir un eterno martirio.
Solo añoro a el día en que vuelva a salir el sol para mí.

Poesía 

Miguel Adame Vázquez
15/07/2014.
A los niños que sufren violencia escolar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se vale la critica que propone.
El comentario que nutre. muchas gracias.